El 'lacayo' de Sánchez suma otro ridículo a su extensa lista

Nueva pifia de Lobato: le exige a Ayuso en Madrid algo que depende de su jefe, Pedro Sánchez

El Secretario General del PPSOE en Madrid, Juan Lobato, no cesa en su empeño de quedar mal en todo momento

Las discrepancias y la falta de entendimiento dentro del PSOE no son algo que nos pueda sorprender ya.

Juan Lobato, líder del PSOE en la Comunidad de Madrid, le exige a la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que se ayude a los jóvenes de la región “con 100 euros complementarios al bono joven de alquiler del Gobierno de España con fondos autonómicos”. Lobato insiste en que el Gobierno de Ayuso tiene una propuesta “clara y concreta encima de la mesa”.

Sin embargo, esto que solicita el socialista Lobato no está en manos de Ayuso ni del Gobierno autonómico, sino que depende únicamente de su propio jefe en Moncloa: Pedro Sánchez.

Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, ha respondido con contundencia:

“El señor Lobato debería conocer de primera mano las medidas que implanta el Gobierno”.

Y se muestra sorprendida con que Lobato haga “unos planteamientos que no están acompasados con los del señor Sánchez”. Insiste en que “la propia norma del Ministerio impide que cualquier comunidad autónoma complemente el bono joven de alquiler con un único objetivo: Sánchez quiere ser la única persona que pueda hacerlo”.

La consejera añade que Pedro Sánchez “no tiene límites”.

Los ridículos del ‘lacayo’ de Sánchez

Juan Lobatocandidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, vive en la Asamblea de Madrid un verdadero calvario. Y es que ya se ha hecho habitual los repasos que le propina la presidenta Isabel Díaz Ayuso cada semana en el Hemiciclo regional porque sus intervenciones en los plenos son una antología del disparate: de autoproclamarse a sí mismo cabeza de cartel a alabar la gestión sanitaria del Gobierno Ayuso.

La lista de ‘gansadas’ del socialista es extensa y cada tanto agrega nuevos apartados. Un ejemplo claro de la irrelevancia de Lobato está en el esperpéntico proceso para elegir al candidato (o candidata, que dirían los progres) del PSOE al consistorio madrileño para intentar pelearle la poltrona del Palacio de Cibeles a José Luis Martínez-Almeida.

Otra jugada que le salió mal ha sido alterar, por orden de Moncloa y Ferraz, el contenido de las preguntas a Isabel Díaz Ayuso, previamente establecidas en el orden del día que se presenta en los plenos en la Asamblea.

Tampoco puede quedar por fuera su intención de esconder las siglas del PSOE en su logo de precampaña para intentar engañar al electorado y luego, realizar de forma patética el anuncio sobre su candidatura a la Puerta del Sol.

Pero es que en los medios no le va mejor a Lobato. La semana pasada hizo un ridículo tremendo en el programa de Carlos Alsina en Onda Cero, donde intentó vender su mercancía averiada, al tiempo que justificaba lo injustificable, como el haber abaratado las penas por la corrupción.

Pero lo peor fue cómo hizo honor a su sobrenombre de ‘lacayo’ de Sánchez: además de reconocerse como sanchista, al responder a esta pregunta alegando que el actual Secretario General del PSOE ganaría unas primarias y que le votaría sin dudarlo. Pero incluso, fue más allá asegurando que ni siquiera «debería» haber otro candidato a liderar el partido.

Por si fuera poco, al ser preguntado si el presidente se equivocaba a veces, si bien asegura que sí, como todo el mundo, fue incapaz de decir una sola cosa en la que considera que haya cometido un error. Ni siquiera en lo de faltar a todas sus promesas electorales.

«Bueno, pues de sus últimas decisiones estoy bastante contento. Y de sus resultados, también. Sobre todo en materia económica».

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído