El caso de los espías se le desinfla al periódico de PRISA

Nueva columpiada de El País para intentar acabar con Aguirre

La presidenta califica de "patinazo sideral" las nuevas denuncias

Aguirre asegura que los agentes vigilaban la Consejería de Asuntos Sociales porque había sido tomada

La noticia aparecida hoy en el periódico El País, en la que acusa a los servicios de seguridad de la Comunidad de Madrid de haber cercado el Ayuntamiento de Madrid, los días 27 y 28 de mayo de 2008, para espiar a Alberto Ruiz Gallardón y Manuel Cobo, es como ya ha ocurrido en otras ocasiones, rotundamente falsa. La Comunidad de Madrid ha «desmontado» la información dejando una vez en evidencia al autor de la nota, Francisco Mercado.

El patinazo es de traca. Justo esos dos días los técnicos de seguridad adscritos a la Consejería de Interior estaban desarrollando labores de protección en la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, que tiene su sede en la Calle de Alcalá 63, justo en frente del Palacio de Cibeles, donde se ubica el Ayuntamiento. Estas labores se realizaron por el encierro de sindicalistas convocados por UGT, CC.OO y CSIT-UP, tal y como el propio diario el País recoge en la página 3 de Madrid del día 28 de mayo de 2008.

En una entrevista en Onda Cero, Esperanza Aguirre fue preguntada sobre las informaciones aparecidas hoy en el diario El País, donde se asegura que «cargos de confianza del consejero de Interior rodearon el Ayuntamiento», según se desprende de sus posicionamientos telefónicos.

«Que el periodista que firma (la información) haya cogido el listado de las llamadas de estos señores y diga que, como han ido a un repetidor ya estaban en el edificio… Hay varios repetidores de Telefónica en Madrid, pero no en todas las calles. Y él sabe perfectamente en qué calle estaban, en qué lugar y que estaban vigilando a Gallardón. Es que es de risa, a mí es que me da la risa, qué quiere que le diga», afirmó la presidenta.

Su interpretación sobre el por qué de esta información es que el periódico «está calentando la declaración de uno (de los presuntos espías), que irá al juzgado». En cualquier caso, insistió en que «si alguien ha hecho algo malo» el Ejecutivo autonómico «no lo amparará» porque son los «principales interesados en que se sepa la verdad».

«Desde luego no vamos a amparar ilegalidades ni irregularidades de ningún tipo. Si alguien se ha extralimitado y ha hecho lo que no tenía que hacer soy la principal interesada en que esto se ponga de manifiesto», añadió Aguirre.

Seguramente, si alguien del periódico se hubiera preocupado en confirmar la información la narración hubiera sido otra bien distinta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído