Se oponen a las decisiones del presidente de la Agencia

Trabajadores de EFE se hartan de Grijelmo y amenazan con ir a la huelga

La última medida implicaría recortes en las delegaciones provinciales

La reestructuración de la actual red de delegaciones provinciales, implicaría despidos y/o traslados forzosos. Además aumentaría el número de trabajadores a los que no se les puede aplicar el convenio

La situación está a punto de estallar. Los trabajadores de la Agencia EFE no descartan convocar una huelga tras saberse que Grijelmo pretende ahora pasar la tijera por las delegaciones provinciales.

«La empresa no piensa dar su brazo a torcer». Así se ha concluido después de la asamblea de trabajadores convocada el pasado miércoles. La primera impresión es que la empresa no negociará. La segunda, que el litigio irá para largo.

Al encuentro han acudido cerca de 200 empleados. En la histórica agencia trabajan cerca de 1300 personas.

Sindicatos y trabajadores esperan, entre otras cosas y llegados al extremo de paralizar labores, frenar la reorganización territorial planteada por Álex Grijelmo, presidente de la Agencia.

TRASLADOS FORZOSOS

Y es que como afirma un líder sindical:

«No gustan los modos ni las formas de Grijelmo, pero tampoco sus explicaciones ni sus justificaciones a la cascada de cambios que se han sucedido desde hace poco más de un año».

Desde la empresa niegan que vaya a haber despidos y recuerdan que se trata únicamente de traslados.

Algunos reporteros lamentan una situación solapada:

«Díle tú a un redactor de Tenerife que se mueva a Cuenca con toda su familia después de haber pasado la vida entera en la isla. Es un traslado forzoso».

Desde CCOO aseguran:

La reestructuración de la actual red de delegaciones provinciales, implicaría despidos y/o traslados forzosos. Además aumentaría el número de trabajadores a los que no se les puede aplicar el convenio por las nuevas oficinas que quiere montar Grijelmo.

No entendemos la doble vara de medir del Gobierno del PSOE, que por una parte reivindica el papel de la prensa como garante de la democracia y por otra permite a uno de sus hombres de confianza ejecutar un Plan de Reorganización que pone en jaque a toda la plantilla argumentando cambios tecnológicos y objetivos mercantiles, y que podría entenderse como un primer paso hacia la privatización.


DEMANDAS DE LOS EMPLEADOS

La asamblea se ha celebrado por varios motivos:

  1. Encontrar una postura común en temas capitales como la reestructuración de la red de corresponsales,
  2. La integración de algunas secciones,
  3. El despido de colaboradores, 
  4. El futuro Estatuto de la empresa y,
  5. Juicios pendientes contra la imposición del trabajo con cámaras de vídeo domésticas.

Esta última vista se celebrará el próximo 27 de octubre en la Audiencia Nacional.

Una fecha a tener en cuenta para tomar medidas, ya que puede que la justicia determine que los empleados deban seguir grabando con una cámara de vídeo doméstica.

¿Qué será lo siguiente? ¿Quién le parará los pies a Grijelmo?

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído