José Antonio Zarzalejos publica “La Destitución”

«Yo protegí la intimidad de Pedrojota y él no supo devolver aquel gesto»

Dos años después cuenta su versión del cese como director de ABC

Estaba preparado personal y moralmente para hacer frente a los silencios y traiciones

Quien no le conociera cuando se presentó en la redacción de Periodista Digital nunca hubiera imaginado que aquel hombre tranquilo, sin el menos rastro de resentimiento ni en su mirada ni en su gesto hubiera sido director de ABC, dos veces. Y menos aún que venía a contar cómo -según su versión de los hechos- Vocento firmó la paz con Esperanza Aguirre, Losantos y Pedrojota Ramírez «entregándoles mi propia cabeza«.

José Antonio Zarzalejos en su nuevo libro La destitución. Historia de un periodismo imposible (Ediciones Península) ofrece, dos años después de ser despedido de ABC, su versión de los hechos.

El seis de febrero de 2008, Zarzalejos acude a una reunión en la que se encuentra a los editores de ABC y a un consejero delegado de Vocento. Le confirman haber aceptado su dimisión. «Nunca la había presentado» explica Zarzalejos.

«Era un golpe de mano que en ese momento no entendí. Ahora he comprendido que mi destitución trataba de buscar la paz en el sector de los medios de comunicación con Federico Jiménez Losantos, Pedrojota Ramírez y Esperanza Aguirre.»

«Aguirre tiene una visión muy interventora de los medios que cree que son próximos. Y yo nunca entendí mi relación con ella basada en la servidumbre.»

Antes del «tamayazo» (2003), cuenta Zarzalejos, «Aguirre era una persona respetuosa, agradable en el trato…»

«Pero después de aquel episodio, que vivió como espectadora, me da la impresión que se volvió más dura e implacable como modo de defender la legitimidad de su victoria tras repetirse las elecciones autonómicas de aquel año. A Aguirre le amargó la vida y agrió el carácter el tamayazo».

LOS INSULTOS RECIBIDOS

Cuenta en su libro cómo Losantos y Pedrojota «instauraron la agresión verbal» como forma de comunicarse.

«Losantos insultaba al líder de la oposición, pedía a gritos la abdicación del Rey de España, lanzaba imprecaciones a médicos… Y no hay que olvidar que esos insultos se hacían delante de otros profesionales de la comunicación.

Al menos dos veces por semana delante de Pedrojota Ramírez. Alguien a quien toda la profesión, empezando por mí, protegimos cuando quisieron lincharle y no precisamente con palabras. Pedrojota no ha sabido devolver aquel gesto».

Pasada la tempestad, José Antonio Zarzalejos lamenta haberse quedado a la mitad de una batalla mediática en la que aún no se había dirimido quién era el vencedor. Dice que «a Vocento le tembló la mano».

Sigue cerca de la prensa colaborando con algunos medios impresos y digitales pero dice que

«Ser digno en periodismo comporta cierta desolación, soledad, alguna amargura, pudor y cierta sensación de desamparo».

«El panorama de gestores que hay en algunos medios de comunicación es un territorio directivo en el que no quiero estar.»

 

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído