Entre el desplome del PSOE, el ‘vicepresidente’ catódico y la ‘baraka’ perdida

Público intenta maquillar la costalada socialista de su propia encuesta

Para el periódico de Roures se echa en falta una ensalada de tiros de vez en cuando

Ya les decíamos ayer que el Lord Voldemort de La Moncloa había perdido su magia, según El País. Pero no acaba ahí la cosa, porque el hechicero José Luis Rodríguez Zapatero también se queda sin ‘baraka’, que es, por decirlo de alguna manera, la ‘potra’ de toda la vida pero a lo árabe.

Ya tiene algo, por cierto, con lo que igualarse a Francisco Franco, del que también se decía que era poseedor de tal suerte.

Aunque, visto lo visto, el ferrolano le sacó más partido. Conste que lo de la ‘baraka’ no es cosa nuestra, sino del ‘niño mimado’ de Juan Luis Cebrián, José María Ridao, en un artículo titulado “Zapatero sin baraka” donde se despachaba a capón limpio:

“Raya en la insensatez pensar que un Gobierno pueda hacer de pronto todo lo contrario de lo que defendía hasta la víspera y seguir como si nada […] La cuadratura del círculo que está obligado a realizar Zapatero es demostrar que un mismo Gobierno sirve para llevar a cabo una política y la contraria, con tan sólo unas horas de diferencia”.

Y eso lo decían en el mismo diario que tras el anuncio de las medidas salió en defensa del abroncado –telefónicamente– presidente del Gobierno español. ¡Qué mutaciones!

UNA ENCUESTA ASESINA

La cosa está mal para todos. Eso es cierto. Pero Gobierno y PSOE también atraviesan su crisis particular.

“El PSOE se desploma y el PP se estanca”, podía leerse en la primera plana de Público, no precisamente sospechoso de ser de ‘ejtrema derecha’, que diría nuestro querido Pepe Bono. Y es que mucho estancamiento y tal, pero el PP se situaba en un 40,4% y el PSOE en un 34,1%.

No es lo mismo, ¿verdad? Para eso está el refrán: Virgencita, que me quede como estoy. La caída libre y sin paracaídas intentaba ser explicada como podía, con pinzas, por el gurú electoral de Zapatero, José Luis de Zárraga:

“Lo que extraña es que, con todo lo que ha sucedido, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero haya pedido sólo tres puntos y medio en su tendencia de voto, y que el Partido Popular le saque, al final de este proceso, seis puntos y no doce”.

El que no se consuela es porque no quiere. Como el que quiere engañarse a sí mismo. “Ni cambio ni bandazo”, dijo ZP en Elche el domingo, y bien que lo recogían los del periódico de Jaume Roures en titular. Lo dicho.

BLANCO ‘STARLET’

A José Blanco le están dando ya como heredero y sucesor del tambaleante Zapatero, y no se sabe si con eso le hacen más un favor o le dan una puñalada. El tiempo lo dirá. Por el momento, El País lo definía como “el ‘vicepresidente’ catódico«, destacando cómo ha ejercido de tal tras el anuncio de las medidas, dando la cara en numerosos medios de comunicación, incluyendo los más críticos con el Gobierno y destacando que “arriesga en La Noria” así como que “en 2010 ha logrado colocarse entre los ministros más valorados”.

Interesante una pregunta que, según dicho rotativo, realizó Florentino Pérez a un destacado socialista en un acto:

“¿Tan mal estáis que tenéis que mandar a Pepe Blanco a La Noria?”

Sin embargo, en las filas del PSOE se considera que la estrategia fue acertada.

DILEMA CÁNDIDO

Otro que, según parece, lo tiene crudo es el líder de UGT, Cándido Méndez, si hemos de creer a El Siglo. La revista de Pepe García Abad le dedica su portada resaltando que “se debate entre ejercer de ‘novio enfadado’ que reclama compensaciones o pedir, directamente, el ‘divorcio exprés”.

Llamativa una fuente ugetista que recomienda que “hay que mantener la calma y la cabeza fría”, lo que tal vez podría traducirse en seguir aguantado a ver por dónde sale todo esto.

Siempre queda la duda de que si el Gobierno fuera de otro color ya le habrían metido en un pitote de órdago. Aunque ya se sabe que el grito de guerra de los sindicatos, especialmente el de UGT, con este Gobierno es uno y claro: Beeeeeeeeeee.


PALITO A GARZÓN

En las páginas ‘seculares’, y dejando al margen al ‘pureta’ de Luis G. del Cañuelo –que descubría el conflicto entre Bono y Pedro J. por Baltasar Garzón– encontrábamos a Miguel Ángel Aguilar, que se ponía patriota frente a las embestidas de incalificables personajes como Cristina Fernández de Kirchner:

“Nuestro Juez Campeador se ha limitado en ambas ocasiones a escuchar complacido a esas personalidades el lanzamiento de toda suerte de descalificaciones. Una actitud que nos parece por completo impropia […] Al desearle la mejor suerte procesal al ‘juez estrella’ le recordamos que los elogios a su persona cuando llegan envueltos en vilipendios al sistema debería rechazarlos vengan de donde vengan”.

¡Sí, hombre! ¡Va a rechazar la mamandurria de Evo Morales y compañía! Además, Garzón, como ente unipersonal, es un sistema en sí mismo, y todo lo que no vaya contra él o en su beneficio le importa más bien poco.

PERLA PÚBLICA

Hace unos meses era el elogio del editor terrorista de ultraizquierdista Feltrinelli, que saltó por los aires cuando colocaba una bomba, y ayer le tocó el turno, en la misma sección de Público, “Un día como hoy”, a que en 1934 “caen los bandidos más románticos”, por Bonnie y Clide.

“La actual crisis, que tanto se compara con aquella, no nos ha dejado ni siquiera unos forajidos con los que entreternos”, decían. Ya ven. Para el periódico de Roures se echa en falta una ensalada de tiros de vez en cuando.

Lo que pasa es que algunos, ahora, dan el sablazo con externalizaciones a las cadenas públicas. Con guante blanco, eso sí.

Originalmente publicado en La Gaceta.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído