«The Economist» dice que España es un «apasionado abogado» de los «stress test» a la banca

«The Economist» destaca en su último número la decisión de algunos países europeos, principalmente España, de publicar los resultados de los denominados «stress test» que se realizan a las entidades financieras.

En un artículo titulado «Crash-test dummies», en referencia a los muñecos utilizados en las pruebas de seguridad de los vehículos, la publicación británica afirma que España se ha convertido en un «apasionado abogado» que defiende la necesidad de publicar estos resultados.

La revista subraya que los datos que salgan de estas «pruebas de esfuerzo» podrían hacer «remitir» las dudas sobre la solvencia de España.

Así, apunta que los resultados servirían como un rápido análisis de la verdadera situación del sistema financiero español, lo que podría «convencer a los inversores» de que todos los posibles activos dudosos del sistema bancario «ya han sido revelados».

Si además, el Gobierno español demuestra que es capaz de lograr la liquidez suficiente para recapitalizar a las entidades «débiles», la revista considera que «los temores sobre la solvencia del país deberían remitir».

En este caso, afirma que, si el gasto del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) se mantiene por debajo de los 50.000 millones de euros, el país debería «fácilmente» ser capaz de lograr la liquidez necesaria, «incluso en mercados de deuda adversos».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído