El ‘mosén censor’ de ‘El Plural’ carga contra la secretaria general del PP

Sopena echando broncas y la hipocresía de ‘El País’ con la prostitución

El diario de Prisa se escandaliza ante una red de prostitución y olvida sus páginas de contactos

Asiáticas. Nuevas, jovencitas, bombones, guapísimas, francés sin goma hasta el final

¡Caramba con la prensa! Llega el fin de semana, con fútbol de nivel y salidas de vacaciones, pero los periodistas están de bronca. También los políticos.

La secretaria de Política Internacional y Cooperación del PSOE, Elena Valenciano, que se deja caer por Público con «Rajoy, a contramano«.

No hacen falta apuestas para saber por dónde van los tiros, ¿verdad? La melodía era simple: Rajoy es el malo, y eso que no firma en el BOE.

«No ha estado, en ningún momento, en el lugar que se espera de un jefe de la oposición«, aseguraba Valenciano, olvidando el lugar en que se esperaba que estuviera su propio jefe, el que pulula por La Moncloa.

Por si no fuera suficiente, le salía el ramalazo ‘antipatriota’, dejando ver que lo de la Anti-España también es patrimonio de algunos socialistas: «El PP de Rajoy se ha erigido en el antiembajador de España». ¡Toma castaña!

Una mosquita muerta

Y si el jefe se llevaba lo suyo, no iba a ser menos la ‘número dos’ del PP, María Dolores de Cospedal, por lo mal que le ha caído a algunos que tildara de «fascista» a José Montilla.

La dama de Albacete osó cometer el pecado de emplear una palabra que sólo se le puede caer de la boca con pródiga liberalidad a la ‘izquierdona‘. Y para reprenderla estaba mosén Enric Sopena, ángel de la guarda de José Montilla (si éste cae, ¿qué pasa con Lavinia?) y dominico de las esencias socialistas, que afirmaba lo siguiente:

«Cospedal es lenguaraz y boquirrota, aunque a primera vista parezca, con todos mis respetos, una mosquita muerta».

Menos mal que lo decía mosén Sopena y no algún ‘cavernario‘, que si no lo de ‘machista‘ hubiera sido poco…

«El ‘enemigo’ de Cataluña no es España. Es el Partido Popular… con algunas excepciones«, sentenciaba en su homilía, leída en el digital que menos honor hace a su nombre.

Y ahora Alberti

Ya estaban advertidos: el día iba de regañinas. En El País, Benjamín Prado clamaba contra aquéllos que se dedican a sacar aspectos ‘manifiestamente mejorables’ -por decirlo de forma suave- de la biografía de Rafael Alberti, que según su defensor «se ha convertido en la jaula donde todos los cazadores van a vaciar sus escopetas«.

Le daba tan fuerte el berrinche que hasta escribía esto en Rafael Alberti: a la caza del poeta rojo:

«Rafael Alberti fue un poeta colosal y un símbolo de la República, del Partido Comunista y de la Transición […] Pero nada de eso hace que se le tenga el más mínimo respeto».

O sea, que Prado abogaba por hacer de Alberti un tótem, un mito intocable, frente a pérfidos críticos e investigadores que hacen aflorar miserias del mencionado. Esos peligrosos ‘fascistas‘ como Andrés Trapiello o Antonio Muñoz-Molina, bien conocidos como agentes al servicio de las bandas literarias -armadas ya no quedan- al servicio del gran capital.

La pinza pérdida

No se sabe muy bien qué sucedió el viernes jueves. Pero la pérdida de pinzas se dejó sentir. Por no salir del diario de Prisa, encontrábamos a Juan José Millás marcándose una historieta con este comienzo en Aventura nocturna:

«Me desperté a las cuatro de la mañana con la obsesión de que si no me cortaba en ese mismo instante las uñas de los pies sucedería una catástrofe».

Con la boca abierta, este Trasgo echaba mano a Público y ahí se encontraba a Manuel Saco haciéndose perdonar su artículo de ‘rojo esquirol’ contra la huelga del Metro de hace unos días.

Le daba a Saco por la vena anticlerical y, cuan panfletista que hubiera hecho las delicias del Fray Lazo, arremetía contra el «farsante de Roma«.

A saber, el Papa, que «viene a España a interferir en el debate político interno, a poner a caldo las leyes libremente votadas por nuestros representantes en las Cortes, como el matrimonio gay o el aborto, y además hace apología del bando vencedor«.

En la Guerra Civil, se entiende. Porque le molestaba que vaya a beatificar a 26 españoles asesinados por el Frente Popular. Esto, desde luego, no puede achacarse a un dolor de muelas.

Así que mejor cambiar el dentista por un especialista de digestivo. Tantos ácidos de vómito subiendo a diario por la glotis no pueden ser buenos.

Más sensato

Habitualmente Marco Schwartz, comisario político de Opinión del rotativo de Jaume Roures, suele merecer los honores de esta página por algunos de sus artículos. En esta ocasión, también, pero por motivo diferente.

El de la víspera nos parecía bastante sensato, y venía al hilo de la redada que desmontó una red de prostitución de mujeres chinas en Madrid. Una organización que «promovía su negocio en las páginas de contactos de los periódicos».

Algo que llevaba a Schwartz a señalar lo siguiente:

«La pregunta que deberían formularse los responsables de esos medios es si los beneficios compensan la grave claudicación que se hace en la defensa de la dignidad de las personas. Quizás no exageren quienes ven en la publicación de tales anuncios cierta complicidad en el proxenetismo».

Pues sí. Y este mismo viernes uno de esos medios llevaba la noticia de dicha desarticulación en su página 5 del cuadernillo sobre Madrid bajo el titular «Prostitutas forzadas«, pudiendo leerse en el texto lo siguiente:

«Sus responsables contactaban con los clientes por medio de anuncios que publicaban en páginas de contactos de periódicos y por Internet. Las promocionaban como japonesas, tailandesas o, simplemente asiáticas».

El mismo medio en el que unas páginas más adelante podían leerse anuncios de «Asiáticas. Nuevas, jovencitas, bombones, guapísimas, francés sin goma hasta el final» o «Preciosas asiáticas. Jóvenes y guapas».

¿Saben cuál era? Por si no lo adivinan se lo decimos nosotros: El País.

NOTA.- este artículo se publicó originalmente en La Gaceta

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído