Perpetra un artículo en El País dirigido contra el PP

La comisaria socialista Elena Valenciano alerta contra las ‘terminales mediáticas de la derecha’

El periódico del dueño de Mediapro se convertía en altavoz de la propaganda castrista

La comisaria socialista Elena Valenciano alerta contra las 'terminales mediáticas de la derecha'
Elena Valenciano.

El diario polanquista anunciaba la próxima Junta de Prisa con el desembarco del fondo de capital riesgo

Otro miembro del clan Pajín acudía ayer a las páginas del diario de Prisa por una conversación grabada al empresario valenciano Enrique Ortiz. Se trataba, dentro de la trinidad política y familiar de los Pajín –padre, madre e hija–, del progenitor de la nueva ministra de Sanidad, al que, según parece, el tal Ortiz pensaba recurrir “a ver si me hace una gestión” ante Fomento, y su interlocutor, el popular Luis Díaz Alperi, venía a decirle que con una llamada de su retoña le arreglaba el asunto.

Pajín (hija) “negó tajantemente que jamás haya hecho ninguna gestión a favor del regidor ni mucho menos del empresario Enrique Ortiz y matizó que siempre ha sido contraria al denominado plan Rabassa”. “La ministra comentó que en esa época su progenitor era asesor de la Subdelegación del Gobierno”, apuntaba ‘El País’, –Tenemos que presentarnos a todo. Aquí nos toca. ¡Madre mía!-.

COMISARIA VALENCIANO

De Valencia a Valenciano, Elena, jerarca socialista que perpetraba un artículo publicado por el rotativo de Prisa para estirar el chicle del bocazas de Javier León de la Riva y, de paso, contribuir a la espiral contra el PP como cortina de humo.

El ruido de la caverna”, lo titulaba, y uno no podía por menos que preguntarse si se daría cuenta del contrasentido. Porque, normalmente, en las cavernas no suele haber mucho ruido.

Claro que Valenciano atacaba al PP por lo del alcalde vallisoletano y, en especial, a “las dirigentes, ¡qué papelón!”, cuando éstas han sido las que más han afeado las palabras de su compañero de partido.

¿Ha hecho algo similar Valenciano con los deslenguados del suyo? Desde luego, espacio para la retórica tenía: “¿Se imaginan a un dirigente conservador británico hablando en esos términos de una ministra laborista?”.

La pregunta podría ser formulada al revés: ¿Se imaginan a un dirigente laborista británico hablando en esos términos de una ministra conservadora? Aquí, desde luego, lo hicieron. A Elvira Rodríguez un bocazas de Badalona la llamó “voluminosa” con mucho cachondeo.

Y por Palencia abreva un ejemplar, Heliodoro Gallego, que trataba a sus concejales como si fueran pasto de barra americana: “Tienen los glúteos duros”. Sin olvidar las gañanadas de Alfonso Guerra, el de la “señorita Trini”, contra, por ejemplo, Soledad Becerril (“Carlos II vestido de Mariquita Pérez”) o la difunta Loyola de Palacio (“monja alférez”).

Las gracias de ‘mi enmano’. Pese a todo, el discurso de Valenciano era contra viento y marea. Incluyendo, ojo al parche, una proclama de comisaria política: “Cuidado con minusvalorar o despreciar la línea de comunicación clasista, xenófoba y machista que gran parte de la derecha y de sus terminales mediáticas están desplegando. Nada es casualidad y tampoco es inocuo”. Pues vale. Pero ojito a lo que diga ‘a puerta cerrada’, señora, que luego nos enteramos. Óscar López, ‘Superlópez’ para muchos en esta Casa, puede dar fe.

Eso sí, “los estrategas del PP […] están preocupados por el rechazo que su partido suscita en amplios sectores de la sociedad española”.

Los del PSOE y el Gobierno, por lo que se ve, no. Por eso, apenas una página siguiente a la del artículo de la comisaria Valenciano, un titular rezaba lo siguiente: “La maniobra de [Tomás] Gómez contra [Pedro] Castro reabre la herida entre los socialistas”. Calma chicha.

HERIDAS Y ZANCADILLAS

También por eso en ‘Público’ podía leerse a Ernesto Ekáizer   que María Teresa Fernández de la Vega “el domingo 17 de octubre, no sólo se limita a facilitar las cosas a Zapatero sino que recomienda un cambio total del Gobierno, incluyendo el relevo de Salgado y de Miguel Sebastián […] sugiere el de Salgado por José Viñals, ex subgobernador del Banco de España y actual consejero financiero y director de Asuntos Monetarios y Mercado de Capitales del Fondo Monetario Internacional (FMI)», –La sumisión de De la Vega-.

La respuesta, según Ekáizer, fue la siguiente: “Zapatero, claro, se limita a valorar que De la Vega le deje, esta vez, las manos libres. Y detrás de las sonrisas, la ex vicepresidenta primera, en privado, señala con el dedo a aquéllos que todos saben que le hicieron la vida imposible”.¡Ahí queda eso!

OTRO CABREO MÁS

Por el papel de Jaume Roures hay cierto malestar general. Juan Carlos Escudier escribía sobre los insultos en la política y al final dejaba unos párrafos que merecen la pena ser transcritos pese a la longitud: “Esta vertiente de exabrupto tiende a considerar que el personal está compuesto por imbéciles o por compulsivos compradores de motos, que viene a ser lo mismo. Son tan cotidianos que no pasa una semana sin que alguien se empeñe en prepararnos para el desayuno una rueda de molino con la mejor de sus sonrisas. Ayer fue el turno del secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, quien presentó como un éxito inenarrable la regularización fiscal por la que se han ingresado 260 millones de euros procedentes de las cuentas secretas en Suizas [sic] de 659 presuntos evasores fiscales.Unos señores sacan del país 6.000 millones de euros y, en vez de a la Policía, se les envía un formulario para que hagan una complementaria y pasen por caja si les viene bien. ¿Es o no es un insulto?”,-Acerca de los tipos de insulto-, Lo es, lo es…

¿’PÚBLICO’ O ‘GRANMA’?

Por cierto, que el periódico de Roures acogía ayer, con la calidez y el entusiasmo del diario oficial de la dictadura castrista, al embajador de ésta en Madrid, Alejandro González Galiano, que publicaba un artículo, “El derecho a la vida del pueblo cubano”, para afirmar que “queda claro que el Bloqueo es una política cruel, cuya única finalidad ha sido tratar de rendir por enfermedad y hambre al pueblo de Cuba”.

La táctica incluía el recurso lacrimógeno apelando a los “niños cubanos” que “son víctimas de la crueldad, el genocidio y la falta ética de las sucesivas Administraciones norteamericanas”.

Y de la propia gerontocracia dictatorial cubana, claro. Porque el bloqueo será deleznable, pero los que bloquean la isla desde dentro lo son otro tanto.

¡BIENVENIDO, MR. LIBERTY!

Y hablando de bloqueos, dineros y americanos, ‘El País’ anunciaba su Junta General Extraordinaria para el 27 de noviembre.

Que a este paso parecerá un ‘remake’ del ‘Bienvenido, Mr. Marshall’ de Luis García Berlanga, con Juan Luis Cebrián (mal) imitando a Pepe Isbert y la llegada de los dineros de Liberty.

Porque el orden del día especifica la “creación de una nueva clase de acciones”, entre ellas 402.987.000 sin voto convertibles, de clase B, de diez céntimos cada una, “que se suscribirán y desembolsarán íntegramente con cargo a aportaciones no dinerarias consistentes en acciones ordinarias y ‘warrants’ de la sociedad Liberty Acquisition Holdings Virginia, Inc., y, en su caso, acciones preferentes de dicha compañía”.

Y eso el mismo día en que José María Izquierdo, en su ‘blog’ de Elpais.com, escribía que “LA GACETA, que es como un periódico, que decían Tip y Coll de ‘Abc’ hace muchos años”.

Al menos no vamos a acabar siendo el papel de un fondo de capital riesgo. Al lado de lo que os viene, Gordon Gekko era un monaguillo.

MÁS TÉ

Valentí Puig, trasplantado de ‘ABC’ a ‘La Vanguardia’, escribía en el diario de los Godó –todo va bien, ‘president’, sea usted quien sea– que “era inevitable que en la derecha del centroderecha cundiera la llamada del Tea Party, por la ilusión de una espontaneidad favorecedora y para ponerle cepos a Rajoy”, –Los baches de la izquierda-.

“En España, a la nueva derecha mediática también se la ve devota del Tea Party, incluso antes de la hipnosis Rubalcaba”, escribía. Él sabrá por quién iría.¡

Originalmente publicado en La Gaceta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído