CiU siente «vergüenza» de que PSOE y PP se «peleen sin escrúpulos»

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, admite que estos días ha sentido «vergüenza ajena» al ver al PSOE y al PP «peleándose sin escrúpulos» a cuenta de la crisis creada por los controladores mientras había miles de ciudadanos «tirados por los aeropuertos».

En un artículo publicado en su página personal de Internet, recogido por Europa Press, el también portavoz de los nacionalistas catalanes en el Congreso, reprocha a los dos grandes partidos que ante la situación vivida el pasado fin de semana, hayan vuelto hacer «prevalecer sus intereses de partido por encima del bien común». «Así es como vamos incrementando la desafección política», sentencia.

«Es vergonzoso comprobar –cuando hay decenas de miles de ciudadanos «tirados» por los aeropuertos, gente que ha perdido dinero, que les han dañado sus merecidas jornadas de descanso, etc–que los dos grandes partidos del Estado se pelean sin escrúpulos», agrega Duran.

APOYO LAS MEDIDAS PARA RESTITUIR EL SERVICIO

En su opinión, el PP «no puede decir que Zapatero ya lo sabía y que por eso no fue en Argentina en la cumbre Iberoamericana», pero el secretario de Estado de Política Territorial, Gaspar Zarrías, tampoco «puede afirmar que quien lo sabía y casi lo había instigado era el PP, que se había reunido días antes con los controladores».

Además de hacer esa crítica, Duran tacha de «sencillamente intolerable e injustificable» la actuación de los controladores porque cree que «no hay nada que justifique el chantaje que se hizo utilizando a los pasajeros para echar un pulso al gobierno», con independencia de que estos profesionales «tengan razón o no en sus reivindicaciones».

Por ello, Duran muestra su apoyo «al Gobierno para tomar las medidas necesarias para restituir el servicio» e incluye en el «capítulo de méritos» del Ejecutivo que haya sido el primero «que ha tenido el coraje para afrontar un problema que se arrastra desde siempre, y que nunca ningún gobierno, independientemente de su color político, se había atrevido a tocar».

SE PODIA HABER ESPERADO UNA SEMANA

No obstante, advierte de que es «muy posible que el gobierno se equivocara al publicar el decreto que fijaba nuevas condiciones de trabajo a los controladores el día que comenzaba un largo puente». En este sentido apunta que si se ha esperado «treinta años» para parar los pies a este colectivo, bien se podía «haber esperado una semana más».

«Que quede claro, sin embargo, que esto no es ni siquiera un atenuante, y por supuesto un eximente por el comportamiento irresponsable de los controladores, aunque habrá que debatir políticamente con el gobierno la gestión concreta de esta cuestión», concluye, remitiéndose al debate que tendrá lugar el jueves en el Pleno del Congreso sobre este asunto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído