IU aplaude la propuesta de Bono porque no comparte «el tiro al político»

Izquierda Unida (IU) se ha mostrado conforme con la petición realizada por el presidente del Congreso, José Bono, a los partidos para que aporten sus ideas acerca de los complementos de pensión para ex parlamentarios, pero también sobre el régimen de incompatibilidades y sobre la publicación del patrimonio de los diputados y senadores, porque no comparte «el tiro al político» ni cree que sus señorías tengan privilegios.

Así lo ha puesto de manifiesto el diputado de IU en la Cámara Baja, Gaspar Llamazares, quien dice coincidir con Bono en el carácter «honesto, digno y comprometido» de la política española frente a los ataques a la clase política que, desde su punto de vista, se están produciendo en nuestro país.

Pero, además, también se congratula de que el presidente del Congreso abogue por discutir sobre la necesidad que de los parlamentarios realicen un ejercicio de transparencia haciendo público su patrimonio, sus rentas y sus actividades –como IU viene reclamando– y por debatir sobre una posible mejora del régimen de incompatibilidades de los cargos públicos.

Asimismo, Llamazares no se niega a que se pretenda hacer una relectura sobre el fondo complementario de pensiones, aunque ha querido dejar claro que los parlamentarios no tienen un régimen de pensiones diferente al resto de ciudadanos. «No tenemos privilegios», ha enfatizado.

PARA PARLAMENTARIOS EN UNA SITUACION DELICADA

En este sentido, ha explicado que con ese fondo de pensiones sólo se compensa a los diputados o senadores que se encuentran en una situación «delicada o incluso extrema». «No se puede obviar esa circunstancia», ha indicado en este sentido Llamazares, antes de apuntar a renglón seguido que la política democrática exige que los diputados no tengan privilegios «pero tampoco perjuicios» por su actividad.

En este punto, ha cargado veladamente contra la pretensión del PP de suprimir las pensiones parlamentarias tal y como anunció su presidente, Mariano Rajoy, el pasado fin de semana. Para Llamazares, la posición del PP en este tema es «demogógica» e «hipócrita».

En términos similares se ha expresado su compañero de grupo parlamentario y portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, quien ha tachado de «electoralista» y «populista» el enfoque del primer partido de la oposición.

CONTRA DE LA AGENDA DE AGITACION DEL PP

«No nos vamos a dejar arrastrar por la agenda de agitación y propaganda del PP, no vamos a pedir perdón por ejercer la función de representantes de los ciudadanos ni a permitir que se cuestione permanentemente nuestra honradez», ha apostillado.

Dicho esto, Ridao ha rechazado el hecho de que se pueda plantear el asunto de los complementos de pensión de los diputados y senadores como «la desaparición o no de un privilegio» porque, según ha explicado, estadísticamente son «muy pocos» los parlamentarios que han accedido al mismo.

En cualquier caso, el republicano catalán se ha mostrado dispuesto a discutir sobre esta cuestión, pero también sobre la necesidad de dar publicidad y transparencia al patrimonio y las actividades de los diputados y senadores y de revisar el actual régimen de incompatibilidades de sus señorías, tal y como ha solicitado Bono.

Por otra parte, ERC ha registrado este mismo martes una proposición de ley, similar a la que el Pleno discutirá esta tarde IU, con la que pretende hacer incompatible con sueldos privados la retribución vitalicia que reciben los ex presidentes del Gobierno y del Congreso y del Senado.

LEGISLACION VIGENTE EN ALGUNAS CCAA

Esquerra Republicana, que plantea esta iniciativa después de la polémica generada tras conocerse los sueldos «astronómicos» que los ex mandatarios Felipe González y José María Aznar percibirán por parte de dos eléctricas, busca asemejar la legislación nacional con el régimen de incompatibilidades que rige en algunas comunidades autónomas.

Así, los republicanos catalanes defienden que los ex presidentes del Gobierno y de las Cortes tengan derecho a percibir por un periodo equivalente a la mitad del tiempo que hayan ejercido su cargo una asignación mensual equivalente al 80 por ciento del sueldo que cobraran al mes. Además, proponen que cuando alcancen la edad legal de jubilación y ya de forma vitalicia reciban mensualmente una pensión equivalente al 60 por ciento de su asignación mensual.

Esta dos ‘pagas’ sería incompatibles entre sí y, además, no podrían cobrarse en el caso de que los ex presidentes percibieran ingresos por el desempeño de cualquier otro cargo público o tuvieran sueldos procedentes del sector privado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído