El hijo de Suárez declinó asistir a los actor del 23-F

El presidente del Congreso, José Bono, ha desvelado que invitó al Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, a los actos de conmemoración del frustrado golpe de Estado del 23-F que van a tener lugar en la Cámara Baja, pero que él ha declinado la invitación. «Lamentablemente no ha creído conveniente venir. Sus razones tendrá», ha comentado Bono.

Así lo ha relatado en una entrevista concedida a Onda Cero, recogida por Europa Press, el que fuera presidente de Castilla-La Mancha, quien, en las últimas elecciones autonómicas a las que concurrió, en 2003, tuvo enfrente como candidato del PP al hijo del fundador de la Unión de Centro Democrático (UCD).

Uno de los actos que tendrán lugar ese día será una comida con el Rey, de quien Bono ha destacado que tuvo una actuación «verdaderamente histórica» ante la asonada militar. Desde su punto de vista, ese día Don Juan Carlos al ponerse «de parte de su pueblo» y no de los golpistas «se ganó el título más importante: la legitimidad social».

La organización de esa comida, a la que acudirán los líderes políticos más destacados de la época, se le ocurrió al presidente del Congreso hablando con el dirigente comunista Santiago Carrillo, cuando le llamó para felicitarle por su 96 cumpleaños.

ACTO EVOCADOR

«Cuando se lo insinué al Rey, me dijo que le parecía una idea muy buena. Es un almuerzo privado, pero tiene la fuerza histórica del servicio que ellos hicieron por la libertad y la democracia. He invitado al hijo de Adolfo Suárez, que lamentablemente no ha creído conveniente venir. Sus razones tendrá», ha comentado.

Después de esa comida, Bono reunirá a los diputados que como él, que era secretario cuarto de la Mesa del Congreso en febrero de 1981, vivieron en primera persona la entrada de Antonio Tejero en el hemiciclo.

El presidente ha explicado que 180 de los diputados de aquella primera legislatura ya han confirmado su asistencia a un acto que, según ha puntualizado, «no es conmemorativo, sino evocador de un triunfo de la libertad». «Será un acto pequeño, amistoso, cordial en el hemiciclo, tomaremos un café y nos haremos una foto en las escalinatas del Congreso», ha resumido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído