Lissavetzky ve «extemporánea» la «amenaza» de huelga y avisa de que el Gobierno no acepta una «imposición»

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, considera «extemporánea» la «amenaza» de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de parar el campeonato liguero la próxima jornada y, aunque se ha mostrado «abierto al diálogo», ha avisado de que el Consejo Superior de Deportes no va «aceptar una imposición».

«Veo la situación bastante gris», ha admitido Lissavetzky, para apuntar que será «muy difícil» llegar a un acuerdo si el planteamiento de la LFP se centra «exclusivamente» en que se quite el partido en abierto y, si no, hay «cierre de la patronal». «Bajo esta amenaza o presión es difícil llegar a acuerdos», ha manifestado.

En este sentido, ha explicado que es «imposible» que esta postura se resuelva en un plazo de una semana y, menos aún, de 48 horas. También ha lamentado que desde el Gobierno ofrezcan «diálogo» y reciban sin embargo una postura que les ha «extrañado mucho» por la «dureza» de la misma, la «premura» de tiempo y, además, por el hecho de que se trate de un debate que no estaba encima de la mesa hace un año, cuando se aprobó la Ley Audiovisual.

«Una ley no se puede cambiar de la noche a la mañana», ha sentenciado Lissavetzky, después de recordar que ningún grupo en el Congreso de los Diputados planteó entonces la eliminación del partido en abierto. «Lo que no puede ser no se puede ser y, además, es imposible», ha resumido.

El secretario de Estado ha respondido así a preguntas de los periodistas en Santander, tras participar en la presentación oficial del oficial de la capital cántabra como sede de los mundiales de vela olímpica de 2014.

Lissavetzky ha pedido «sensatez» y «cordura» para seguir dialogando y «hacer las cosas con tranquilidad», en lugar de acometer «esta medida de fuerza que adoptan algunos clubes muy poderosos».

«Sería bueno que imperara la sensatez», ha reflexionado, al tiempo que ha indicado que con el parón planteado por la LFP el «perjuicio» se hace no solo a los deportistas y a los clubes, sino al conjunto de los ciudadanos. «Se hace un mal a la sociedad española y un mal al fútbol», ha apostillado.

El secretario de Estado ha indicado que ha hablado con presidentes y representantes de clubes y también de la LFP, y ha afirmado que el Consejo Superior de Deportes mantiene «las puertas abiertas» para buscar una solución «razonable».

Tras poner «muchos ejemplos de colaboración» en los últimos años, ha asegurado que «no se va a romper» ahora esa colaboración, ya que están dispuestos al diálogo aunque, según ha confesado, «no ha habido acercamiento ni llamadas» por parte de la LFP.

Lo que sí han recibido ha sido una carta que en la que preguntan por diversas cuestiones que «previsiblemente» serán respondidas este viernes ya que el diálogo es «absoluto» por parte del Gobierno, que tendrá «la mano tendida» para «cualquier» planteamiento. AM Lissavetzky, que considera «razonable» que los clubes planteen reivindicaciones, ha advertido sin embargo que «nadie crea que los problemas que está viviendo el mundo del fútbol se resuelve por una resolución de que el partido sea en abierto o no».

También se ha referido al hecho de que los clubes no tengan una «posición única», ya que unos apuestan por una negociación colectiva y otros individual y se presentan, además, recursos para ver si está bien convocado el cierre de la patronal. «La justicia está ahí», ha concluido Lissavetzky, que es «partidario del diálogo».

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído