El rotativo de Roures glosa los éxitos de Pamiés, Hidalgo y Ballesteros contra ETA

Público santifica a los tres procesados por el ‘caso Faisán’

La zurda tiene claro que detrás de la investigación está la inquina del PP

Público lo tiene claro. El procesamiento de tres miembros de la cúpula del ministerio del Interior por el llamado caso Faisán es para el periódico de la zurda una falta de respeto a la trayectoria de unas personas que han luchado contra el entorno de ETA –Tres enemigos de la banda en el banquillo-. El rotativo de Roures considera una nimiedad la investigación sobre el presunto chivatazo o que se detectasen llamadas del que hoy es ministro del Interior, Antonio Camacho, cuando era secretario de Estado para la Seguridad. Solo le ha faltado al periódico de la zurda darles el tratamiento de héroes:

Así glosa Público sus méritos

Quinientos detenidos por su relación con ETA, cincuenta comandos desarticulados, treinta años destinado en Euskadi y aún hoy jefe superior de Policía en el País Vasco. La trayectoria del comisario Enrique Pamiés (Lleida, 1961) no parece coincidir con la de un colaborador de la organización terrorista. A pesar de ello, él y el inspector José María Ballesteros están a punto de convertirse en los primeros miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado que se sienten en el banquillo bajo la acusación de ayudar a ETA.

¿Tiene sentido que quien ha destinado toda su vida profesional a combatir a la banda, que ha enterrado a amigos suyos víctimas de los terroristas, decida avisar a los miembros de una red de extorsión de ETA de que van a ser detenidos por otros policías? El caso Faisán lleva provocando largos silencios y gestos de incomodidad en la Policía durante el último lustro. Aun así, preguntar por Enrique Pamiés precede casi siempre a a la misma respuesta: intachable profesional, gran compañero. Cuando se dirige a los policías que compartieron con él los años de plomo, los elogios se encienden.

Sobre los otros dos procesados:

El exdirector de ese Cuerpo, Víctor García Hidalgo, es otro de los procesado. Conoció a Pamiés cuando se encargaba de coordinar la seguridad de los cargos del PSE, un partido especialmente castigado por ETA. Su perfil, el de un socialista vasco con experiencia en temas de seguridad, fue valorado por el ministro José Antonio Alonso para ponerlo al frente de la Policía en 2004. A los cuatro meses del chivatazo, fue cesado con el argumento de la unificación de la dirección con la de la Guardia Civil. El ya ministro Alfredo Pérez Rubalcaba no le dedicó ni una sola palabra en el acto de relevo celebrado en la sede de Interior.

Y en el menor rango del escalafón, el inspector Ballesteros, de 52 años, destinado en el norte durante buena parte de su carrera, pero que nunca ha pertenecido a las unidades de investigación contra la organización terrorista. Desde que llegó a la Brigada de Información de Álava, su cometido ha sido vigilar la actividad yihadista en esa provincia.

Por supuesto, detrás de todo este proceso está la inquina está el PP:

Para el Partido Popular, el caso del soplo a ETA responde a la actuación de dos policías que seguían órdenes del director del Cuerpo, el socialista Víctor García Hidalgo, que a su vez obedecía a sus superiores en la cúpula de Interior. Todo para salvar el entonces incipiente proceso de diálogo con la banda, acusan los conservadores. Pero quien conoce a Pamiés lo ve mucho más cercano a la tesis de la derrota policial que a cualquier otra. En lo que coinciden todas las fuentes consultadas es que no llegó a jefe superior en el País Vasco precisamente por su afinidad con el PSOE sino por una decisión personal de Víctor García Hidalgo, basada en el currículum profesional de Pamiés, los reconocimientos públicos, entre ellos las máximas condecoraciones que se otorgan en la Policía Nacional y a la sintonía personal que mantenían.

 

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído