Cuerno África. Denuncian el traslado de refugiados somalíes a un nuevo campo sin «servicios mínimos»

Médicos sin Fronteras advirtió este martes de que alrededor de 200 familias de refugiados somalíes en Dadaab (Kenia) están siendo trasladadas diariamente al nuevo campo de Ifo 3, cuyas instalaciones «aún carecen de los servicios mínimos».

Según esta ONG, el traslado de refugiados a la extensión del campo conocida como Ifo 3 empezó este lunes «bajo los auspicios del Acnur».

En su opinión, el proceso se ha llevado a cabo de forma «poco transparente» y «sin apenas consultar a otras agencias sobre el terreno ni a la comunidad de refugiados».

Médicos sin Fronteras alerta de que está previsto que Ifo 3 acoja a un total de 60.000 refugiados, «lo que supera en 20.000 personas la capacidad para la que fue proyectado». «Aunque ya se están llevando cisternas de agua y se están cavando letrinas, el nuevo campo no cumple los mínimos estándares humanitarios», advierte la organización.

Ifo 3 «tampoco cuenta con estructura hospitalaria alguna», por lo que los pacientes que deban ser ingresados o necesiten nutrición terapéutica en régimen hospitalario «tendrán que ser remitidos a los hospitales de Médicos sin Fronteras en los campos de Dagahaley o Ifo 1», que ya están operando «por encima de su máxima capacidad».

Mientras tanto, el campo de Ifo 2, «que debía abrir el pasado noviembre y ya dispone de letrinas, duchas, pozos, suministro eléctrico, cobijo y escuelas», sigue cerrado. Esta ONG pide al Gobierno de Kenia y al Acnur que trasladen «inmediatamente» a los refugiados a este campo «preparado y vacío».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído