Los Obama continúan su homenaje a las víctimas del 11-S en el Pentágono

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa, Michelle, han viajado a Shanksville (Pensilvania) para rendir homenaje a las 40 víctimas del vuelo 93 que se estrelló en los campos de este pueblo en el marco de los actos en recuerdo del décimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre.

Barack y Michelle Obama han depositado una corona de flores ante el monumento erigido en recuerdo de los pasajeros, que se rebelaron contra los terroristas que habían secuestrado el avión y les arrebataron el control del aparato.

El monumento fue inaugurado este mismo sábado en un acto al que asistieron el vicepresidente Joe Biden y los expresidentes George W. Bush y Bill Clinton. El nuevo memorial sustituye al monumento improvisado levantado espontáneamente tras los atentados.

Posteriormente, los Obama han regresado a Washington para asistir al acto en recuerdo de los fallecidos en el Pentágono, la sede del Departamento de Defensa. Allí murieron 184 personas a cuyas familias ha podido saludar Obama en emotivo acto.

Tras depositar otra corona floral, Obama dio un paso atrás y guardó un momento de silencio por los 59 pasajeros del vuelo 77 y las 125 integrantes del personal del Pentágono que murieron en el ataque. Una gran bandera de Estados Unidos fue desplegada al ritmo de los himnos militares justo en el lugar en el que impactó el avión.

Los actos en recuerdo de las víctimas de los atentados concluyen con «Un Concierto para la Esperanza» en Washington al que también tienen previsto asistir Obama y la primera dama.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído