"Yo sí comí con 'El Bigotes'", admite un periodista

Los directivos del diario Levante no cobraron el publirreportaje al ‘Bigotes’ pero ¿se lo ofrecieron?

Los directivos del periódico prosocialista niegan haber recibido cantidad alguna por publirreportajes masaje

Los directivos del diario Levante no cobraron el publirreportaje al 'Bigotes' pero ¿se lo ofrecieron?
El director del diario Levante, junto a la portada del 15 diciembre 2011.

El diario prosocialista Levante se descuelga en su edición del 15 de diciembre de 2011 con un artículo editorial y una tribuna de opinión donde tratan de despejar toda sombra de sospecha sobre los supuestos pagos recibidos por parte de Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’. Curiosamente, un día después de que Periodista Digital sacase a la luz las conversaciones entre el alcalde del municipio alicantino de La Nuncia, Bernabé Cano, y el propio Álvaro Pérez –Pedro Muelas, ex director de Levante: «No he hablado con Álvaro Pérez en mi vida»-.

El periódico que dirige Ferrán Belda, bajo el título ‘Las mentiras de un presunto delincuente’ asegura que:

Es radicalmente falso que jamás nadie en nombre de este diario ofreciera pacto ni trato de favor a cambio de dinero al señor Álvaro Pérez. La difamación por boca de un presunto delincuente, que no de otra forma se puede calificar esta mentira y contra la que los servicios jurídicos de este periódico ya están trabajando, atenta contra una trayectoria de 139 años de compromiso con la defensa de los intereses públicos, los valores cívicos y la esencia del periodismo: la fiscalización del ejercicio del poder, poner en letras de molde todas aquellas actuaciones que, sean o no ilegales, atentan contra la higiene democrática.

Y añade que:

Cualquier ciudadano, sea o no lector de este periódico, sabe que Levante-EMV nunca ha vacilado a la hora de afrontar cualquier escándalo político o económico, con independencia de las repercusiones que pudiera acarrearle. La cobertura informativa, en solitario, desde cuatro años antes de que estallara para otros medios el caso Gürtel, son la mejor prueba de ese compromiso. Más de cien informaciones sobre los negocios desmedidos de la trama y los generosos contratos públicos que recibió. Sin que, y ahí están las hemerotecas, se produjera cambio de linea informativa alguno tras el inventado acuerdo al que alude El Bigotes en ésta inédita grabación. La investigación en solitario de Levante-EMV sobre los negocios de Álvaro Pérez está acreditada en 38 pasajes de las transcripciones de las cintas del sumario. En todas ellas El Bigotes respira por la herida.

Pero por si no fuese suficiente el apoyo del artículo editorial, el columnista Julio Monreal escribe una tribuna irónica titulada ‘Yo comí con Álvaro Pérez’ en la que se encuentran perlas del siguiente calado:

Sí, lo «confieso». Semanas antes de que estallara el caso Gürtel y la policía registrara la sede de Orange Market en la calle Colón de Valencia tras detener a su presidente, yo comí con Álvaro Pérez en un restaurante de la zona. Tras 27 años de profesión puedo asegurar que he estado en muchas citas, mejores y peores, como cualquier otro periodista. Fue un almuerzo prenavideño a petición suya. De cortesía entre un empresario que se sentía perjudicado por las informaciones que sobre él publicaba Levante-EMV y uno de los subdirectores del mismo.

Y remata con clara intención:

En el juicio que se sigue contra Francisco Camps y Ricardo Costa se escuchó el martes una grabación en la que Pérez comenta con el alcalde de la Nucía que había comido con director y subdirector de esta casa (falso) y que le habían pedido publicidad a cambio de dejar de fustigarle (indignantemente falso). Puede que eso fuera lo que estaba en su cabeza. Pero ni lo planteó, ni el que suscribe le habría dado pie ni tragado con eso. Él lo sabe. Y los lectores también.

 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído