900.000 euros en otras dos subvenciones irregulares

El dinero de los parados andaluces sirvió para financiar fiestas y cocaína

El escándalo de los ERES irregulares en la Junta de Andalucía sufre una nueva vuelta de tuerca.

Las investigaciones realizadas por la juez Mercedes Alaya han constatado que el ex director general de Empleo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, se quedaba con parte del dinero que destinaba a pagar los ERE para gastárselo en cocaína, copas y fiestas.

Esta conclusión se desprende de la declaración del chófer del ex director ante los agentes de Policía.

Guerrero se gastaba para su uso personal en juergas parte del dinero. Fue su propio chófer, Juan Francisco Trujillo, quien de forma voluntaria declaró ante la Policía que recibió subvenciones por valor de 900.000 euros en 2004 de su entonces jefe, el ex director de Trabajo, sin que ese dinero se destinara al uso para el que se lo concedieron.

El chófer, investigado por dos presuntos delitos de fraude de subvenciones, admitió que recibió de la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de la Junta dos subvenciones de 450.000 euros cada una.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído