El redactor Carlos E. Cué protagoniza el numerito del día en la rueda de prensa del Consejo de Ministros

El País se pone faltón con Soraya dando lecciones de periodismo prepotente

Se queja a la vicepresidenta por el indulto a cinco mossos d'Esquadra condenados por el Tribunal Supremo

El País se pone faltón con Soraya dando lecciones de periodismo prepotente
Carlos E. Cue. El País.com

Está claro que a algunos el cambio de gobierno les dispara el relé faltón. En el uso y la costumbre periodística las ruedas de prensa siempre han sido un espacio para las preguntas y las respuestas. Para algunos depende de quién esté enfrente.

La guinda a la última rueda de prensa del Consejo de Ministros la ha puesto este viernes 24 de febrero de 2012 el redactor del diario El País, Carlos E. Cué. De entrada censura a la portavoz y vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, con un «creo que no ha contestado al asunto».

Solidario como pocos recupera pregunta de «la compañera» sobre el recurso de inconstitucionalidad del PSOE (3 veces contestada) y cierra con una nueva modalidad de participación: la exigencia.

Resulta que la semana pasada se enteró por la prensa que el Consejo de Ministros ha indultado  a cinco mossos d’Esquadra condenados por el Tribunal Supremo a penas de inhabilitación profesional, prisión y multa por delitos de lesiones, tortura, maltrato y detención ilegal.

¡Para qué queremos más! Pues ahí que suelta que «si podían dar la Referencia del Consejo de Ministros antes o durante la rueda de prensa o informar de indultos relevantes». No ha pedido que se la manden a casa el jueves y que le atienda la vicepresidenta por «videoconferencia» porque quizá pareciera un exceso.

No se recuerda petición, sugerencia y mucho menos exigencia similar cuando se enteró del indulto del anterior gobierno al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz. Entonces, o no consideró «relevante» el indulto, o no tomó la palabra, o algo peor…

Eso sí, la vicepresidenta lo puso fino al recordarle que ella «no indulta» y le soltó en la respuesta eso de «me gustaría saber si con anterioridad se ha recibido la petición que usted me está haciendo».

Este caso de periodismo independiente recuerda a aquella que se cuenta de Rafael Gómez Ortega, «el Gallo». Viajaba en tren de Sevilla a Madrid y después de un viaje de humo negro de carbón y tembleque llegó a Atocha con la máquina silbando. Al bajarse, el diestro (otros se lo atribuyen a su mozo de espadas), dijo eso de «¡esos cojones en Despeñaperros!» . Esto para «maestros» y para «maletillas» del periodismo patrio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído