Fueron al Ministerio del Interior para dar explicaciones

Dos editores son suspendidos por publicar una foto con la palabra ‘Alá’

Los artistas deben cubrirse del pecho a la rodilla y tienen prohibido saltar, abrazarse o lanzar besos

Dos editores son suspendidos por publicar una foto con la palabra 'Alá'
Una mujer observa la fotografía de Badu que ha provocado la polémica. EFE

Dos editores de un periódico malasio fueron suspendidos el 1 de marzo de 2012 de manera indefinida por publicar una foto de la cantante estadounidense Erykah Badu con la palabra «Alá» en árabe pintada en el hombro, informó la prensa local.

Los editores del diario «The Star» fueron suspendidos dos días después de que las autoridades decidieran cancelar el concierto que Badu tenía previsto celebrar ayer en Kuala Lumpur porque la pintura ofendía «la sensibilidad religiosa y los valores malasios».

La artista, de 41 años, explicó que el «body painting» o «pintura corporal» en la que mostraba la palabra «Alá» en árabe no pretendía ofender a nadie sino que se inspiraba en un personaje de la película «La montaña sagrada», del chileno Alejandro Jodorowsky.

«Creo que la razón por la que (el director) hizo esto era para mostrar que todos somos uno y que hay un solo dios y una sola verdad y una sola religión», indicó Badu, quien agregó que acepta la decisión y que volverá a Malasia si le dan una nueva oportunidad.

Tras la publicación de la fotografía, tres directivos de «The Star», el periódico en inglés de más tirada en el país, fueron llamados al Ministerio del Interior para dar explicaciones.

«Lamentamos profundamente la ofensa causada a los musulmanes y pedimos disculpas sinceras por el descuido», indicó el rotativo, que se disculpó en Twitter y en sus ediciones digitales y de papel.

La mayoría de los malasios practica un tipo de islám moderado, aunque existen leyes estrictas contra la bebida de alcohol o las parejas no casadas en hoteles, si uno o los dos son musulmanes.

En caso de los conciertos de música, los artistas deben cubrir sus cuerpos desde el pecho hasta la rodilla y tienen prohibido saltar, abrazarse los unos a los otros o lanzar besos u objetos al público.

Cantantes como Gwen Stefani o Adam Lambert aceptaron modificar el tono provocador de sus espectáculos para poder actuar en el país, mientras que Black Eyed Peas retiró de su repertorio una canción que supuestamente incitaba a consumir alcohol.

En cambio, otros como Beyoncé optaron por cancelar sus conciertos antes que cambiar su vestimenta.

El 60 por ciento de los malasios practica el islám, mientras que el resto practica el budismo (19%), cristianismo (9%), hinduismo (6%) y taoísmo (2,6%).

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído