Arde el papel / Columnas del templo

¿Hace falta ser ingeniero con inglés para conducir un taxi?

Isabel San Sebastián tiene una buena idea para el próximo cuestionario del CIS

La columna que me ha hecho dar un salto y derramar el café este jueves 15 de marzo de 2012 ha sido la firmada por Fernando Fernández en ABC, donde cuenta quién era el taxista que le recogió en la estación de Sants de Barcelona:

«un ingeniero cubano, con un título de postgrado en Inglaterra que después de trabajar en la construcción había utilizado el dinero de la indemnización por despido para comprar una licencia. Esta es la España real, unos cuantos que protestan porque quieren subir las tarifas o cerrar el mercado y protegerse de la competencia ante la crisis y otros que se buscan la vida y se adaptan a las circunstancias. No hace falta ser muy partidario de Darwin o Schumpeter para adivinar a quién le va a ir mejor. Y tampoco un genio para entender qué países van a salir fortalecidos de la crisis»

Y los otros taxistas, los indígenas, de huelga. Y los sindicatos, preparando otra. Fernández teme que el futuro de los jóvenes españoles (y de muchos maduros) sea la emigración y la proletarización.

Comprenderás, querido lector, que después de esta columna no esté para interesarme por las batallitas de Maruja Torres, Manuel Martín Ferrand, Curri Valenzuela y José María Carrascal y Luis María Ansón.

Isabel San Sebastián tiene una buena idea:

¿Marcaría usted la casilla de los sindicatos si le dieran la opción de hacerlo en su declaración de la renta? Sería una gran pregunta para que la incluyera el CIS en su próximo barómetro. Claro que para eso haría falta que alguien ordenara al Centro interesarse por esta cuestión, cosa que, mucho me temo, no parece estar en la agenda.

Yo elogio a Francisco Álvarez Cascos (¿alguien recuerda que está de campaña en Asturias?) por proponer la supresión del CIS.

Arcadi Espada tiene hoy el día displicente:

«¿Se siente usted orgulloso de ser español?». ¿Cómo puede alguien estar orgulloso de una condición regida por el azar? Solo si se admite, claro está, que no hubo azar, sino predestinación.

Hombre, cuando veo cómo se vive en Bolivia o en China o en Arabia Saudí o Senegal, yo siento las ganas de dar gracias a Dios por haber nacido en España. Los hay que van por la vida como si les diese igual ser seres humanos o caracoles.

Y Salvador Sostres aparece  provocador… y sin recurrir al sexo, la prostitución o el culo. Dirige su columna a las mujeres para insistirles en que las feministas les han engañado al hacerles renunciar a la maternidad:

Soy el hombre más feliz del mundo con mi hija en su cochecito. Te veré crecer, te veré brillar, montaré guardia para despertarte de tus pesadillas. Nunca ha habido un padre que quiera a su hija más de lo que yo te quiero a ti. A muchas mujeres de buena fe las feministas os han engañado del modo más miserable. Cuando os decían que sólo os realizaríais trabajando, os engañaban. Cuando os decían que cuidar a los hijos era una esclavitud y algo despreciable, no sólo os humillaban y os insultaban, sino que sobre todo y fundamentalmente os engañaban.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído