Entrevista PD / El ex banquero habla sin tapujos sobre medios de comunicación

Mario Conde: «El ministro Solana (PSOE) nos adelantó que echarían a Pedrojota Ramírez de Diario 16»

"Mi operación de compra de La Vanguardia fue frustrada por el Gobierno socialista y la Caixa"

Los laberintos de los medios de comunicación están empedrados de magnates que protagonizaron asaltos fallidos a cabeceras de papel nacionales e importantes canales de radio y televisión: Sebastián Auger, Leo Antúnez Sánchez Ruipérez, Miguel Durán, Juan Villalonga y, por encima de ellos, un nombre: Mario Conde.

Durante su etapa al frente de Banesto el empresario gallego tuvo una gran participación en distintos medios de comunicación. De hecho, en el famoso acto de investidura de Conde como doctor honoris causa por la Universidad Complutense de Madrid en 1993, no hubo ni un sólo político pero sí importantes figuras de los medios de comunicación: incluidos el entonces presidente de PRISA, Jesús Polanco, el director de ABC, Luis María Anson, el de El Mundo, Pedrojota Ramírez o el presidente de Antena 3, Antonio Asensio.

Tras la caída del banquero, su participación en medios se ha visto rodeada de teorías conspirativas o denuncias de intervencionismo. En esta entrevista exclusiva a Periodista Digital, dentro del ciclo de entrevistas sobre la historia reciente de los medios de comunicación, el  abogado del Estado da su versión sobre todas aquellas operaciones con las que se le vinculó.

El primer medio de comunicación en el que entró Mario Conde fue en El Independiente cuando aún era un semanario.

Eso fue una operación que propuso Pablo Sebastián y alguien más cuando estábamos en Antibióticos y me pareció bien. Era un semanario (…) que pretendía ser culto (…), en blanco y negro y un poco de reflexión de lo que sucedía en la semana. Entramos antes de Banesto. Teníamos una participación en el capital.

En el libro ‘El Ángel Caído’ se le señala que, como accionista de El Independiente llamaba al director, Pablo Sebastián, para intentar influir en la línea editorial.

Cuando el Bilbao y el Vizcaya se estaban fusionando y en ese momento existía una pugna bastante durísima entre Asiaín y Pedro de Toledo que ya ha fallecido. Asiaín me pidió: «Hombre, que El Independiente, eche una mano y tal…» Y yo le dije a Pablo Sebastián -pero Pablo Sebastián no se deja, osea Pablo Sebastián escribe lo que le da la gana-.

«Es absurdo pensar que El Independiente molestara al Gobierno como dice Pablo Sebastián»

En su entrevista a Periodista Digital, Pablo Sebastián señaló a Mario Conde como uno de los responsables de su salida como director de El Independiente y que condicionó un crédito al periódico al cese de Sebastián, porque su postura molestaba al Gobierno:

«Uno se cuenta la historia con un poquito de épica, porque sino es un poquito rollo. Sitúate en el año 1989, mayoría absoluta del PSOE, tiene a su disposición Televisión Española -La 1, La 2-, El País y prácticamente La Vanguardia, todos los medios de comunicación. Hombre, pensar que El Independiente podía en ese contexto molestar al Gobierno es un poco absurdo, ¿no?»

«Si el problema eran las informaciones que daba El Independiente, ¿Por qué hay que cesar al director? Simplemente, oye, cambia las informaciones. No tiene ningún sentido. El problema es que El Independiente al convertirse en un periódico diario pues fue perdiendo, perdiendo, perdiendo y no hubo manera. Ni Banesto, ni la ONCE ni nadie. (…) Yo muchas veces he pensado: «Si hubiera seguido como semanario lo mismo hoy estaba vivo». Pero vamos, eso está bien que lo diga Pablo Sebastián».

«LO QUE DIJO SALAS FUE INSÓLITO»

El ex director de Diario 16, José Luis Gutiérrez en su libro ‘Días de Papel’ y en su entrevista a Periodista Digital situó a Mario Conde como la persona que estaba detrás del intento de Hersant de comprar el Grupo16.

«Imagínate que tú tienes que dar una explicación. Si detrás de una operación que te afecta a ti no hay nadie importante pues te quedas un poquito como… ahora, (…) imagínate que en vez de estar yo detrás estuviese Bush o la masonería internacional, pues la cosa tiene otro nivel».

«Me dijo el director general comercial (…) que había un crédito que había pedido el grupo francés Hersant porque tenía una opa amistosa con Salas, que era el dueño de Diario 16, y era un crédito de (…) unos 500 millones de pesetas. Y yo le dije: «Pero, ¿tienen garantías?» Joder, Hersant es un grupo muy potente. ¿Y lo sabe Salas? Me dijo: ‘Sí, si, está de acuerdo». «Bueno, pues haz una cosa’, le dije».

«Llama a Salas y le preguntas a ver si es´ta de acuerdo y si está de acuerdo pues lo hacéis», para no meternos en líos. Yo esa tarde me iba a Sevilla. (…) Y entonces me encontré con la gratísima sorpresa de que Salas dijo que era una operación hostil y que estaba Banesto detrás. Una cosa absolutamente insólita.

El representante de Hersant en España era Jesús Santaella, posteriormente abogado de Mario Conde.

«Yo no lo conocía. El primer contacto con Santaella es el en año (…) 1994, o quizás incluso 95. (…) El problema es que Diario 16, desde el momento en el que El Mundo tenía éxito, estaba condenado. (…) Eso sí que es verdad que lo dije. Es más, tiempo después, una persona que compró Diario 16 me propuso participar y le dije que no. Que no lo veía. (…) Que era un periódico que veía ya desaparecido. Volvieron otra vez con Diario 16».

«SOLANA ADELANTÓ EL DESPIDO DE PEDROJOTA»

Mario Conde recuerda bien el momento de la destitución de Pedrojota Ramírez como director de Diario 16. Especialmente porque se enteró él antes del propio destituído.

Estábamos en una mesa de presidentes de banco y el ministro de Cultura, que era Solana. En ese momento Solana habló con un desparpajo un poco exagerado para la mesa y dijo que el Gobierno estaba muy preocupado por la actitud de Pedrojota Ramírez -que entonces era el director del periódico- sobre las informaciones que estaba dando en Diario 16. Me parece que eran a propósito del terrorismo de Estado.

Y dijo, literalmente, que no había que preocuparse porque el Gobierno ya había tomado las medidas necesarias y había hablado con quien tenía que hablar para que Pedrojota desapareciera del periódico.

Esa noche, esa misma noche, cenaba en mi casa Padrojota Ramirez porque yo había convocado una reunión para hablar de Carlos III. Y justo al entrar en casa, le hice un aparte, le entré en mi despacho, y le dije: «Oye, ¿tú estás tranquilo en Diario 16?» Y dijo: «¡Cómo no voy a estar tranquilo en Diario 16 si las cosas van fenomenal…!»

Unos quince días después volví a verlo en mi despacho. Le habían cesado de Diario 16, y venía a pedirme un crédito personal de tres o cuatro -me parece- millones de pesetas, para poder aguantar mientras pensaba qué hacer con su vida. Crédito que yo llamé al director de Madrid, que era Bustamante y le dije: «Oye, dáselo». Y cuando Pedro se fue, yo le volví a llamar y le dije: «Yo personalmente le avalo».

«LAGO MERECE RESPETO POR ESTAR MUERTO»

También el director de la revista Tribuna, Julián Lago, responsabilizó a Mario Conde en su libro y varias entrevistas, de estar detrás de su destitución como director de aquella revista.

«Julián, está muerto y por tanto merece un respeto. Un respeto que no me hubiera merecido vivo. (…) Él hace la revista Tiempo y tiene un enfrentamiento con Antonio Asensio y Antonio Asensio lo echa de Tiempo.

«Y viene con un proyecto en donde que había que invertir unos 500 millones de pesetas para crear una revista llamada Tribuna. Y ¿a quién viene? Viene a Juan [Abelló] y a mí. (…) Examinamos el asunto y dijimos: «No hay espacio. No tiene sentido. Y si hay espacio va a ser a base de unos escándalos en los que no nos interesa estar metidos. Y no nos metimos en el capital. Entonces estuvo buscando socios y -si yo no recuerdo mal- me parece que encontró unos socios que eran el Grupo Montiel, que eran los editores de Semana.

En un momento la situación económica de Tribuna se convierte en insostenible ya y pide un acuerdo de 100 millones de pesetas -¿¡Cómo!?- de anticipo de publicidad. Y yo le dije que no, que lo sentía mucho pero que no. ¿Volví a hablar alguna vez en mi vida con Montiel? Nunca. ¿Hice alguna presión para que desapareciera Tribuna? ¿Pero por qué? Lo que pasa es que Tribuna era, sencillamente, no viable.

En el libro «Un Hombre Sólo», de Julián Lago, cuenta que la ministra Rosa Conde le aseguró que Mario Conde alardeaba de controlar la revista Tribuna.

«Con Rosa Conde no he hablado en mi vida. Incluso tenemos el mismo apellido, pero por lo visto no somos de la misma rama genética. (…) Nunca he presumido de lo que no tengo, porque ten en cuenta que en Banesto teníamos tantas cosas de verdad de las que presumir que para qué vamos a presumir de mentiras pequeñas»

«Campmany dijo que nunca jamás presioné ni sugerí nada a Época, a pesar de ser accionista»

El perodista que siempre se mostró agradecido con Mario Conde fue Jaime Campmany, director de la revista Época, que aseguró que el banquero había salvado su revista.

A través de Luis Blasco -fue consejero de Telefónica- que era muy amigo de Arturo Romani, nos llegó una petición de Campmany -que estaba en una situación mala- y que tomáramos una participación. Y tomamos una participación del 50% en la corporación industrial. (…) Una vez que teníamos el 50%, si nosotros pretendíamos utilizar ese 50%, -de alguna manera, para que las informaciones fueran favorables (…)- nunca, jamás -este es el gran piropo que hizo Campmany- jamás le dijimos absolutamente nada, ni nos metimos absolutamente en nada en la línea editorial. Yo recuerdo el artículo que escribió Campmany, donde dijo, en los años que ha estado Banesto conmigo nunca jamás he recibido absolutamente, no ya presión, sino siquiera sugerencia acerca de cualquier información. Eso es verdad. Absolutamente verdad.

«ANSON ME PIDIÓ ENTRAR EN POLÍTICA»

El ex director de ABC, Luis María Anson, es de los periodistas que más ha defendido la teoría de que la destrucción de Mario Conde fue una operación política.

No obstante Anson también asegura que Mario Conde intentó a principios de los noventa una operación para hacerse con el control de ABC y quitarle a él de la dirección a través de Rafael Pérez Escolar.

«El asunto es lo siguiente. Pérez Escolar era consejero de ABC y también de Banesto. Yo llegué a la conclusión después de conocer a Guillermo Luca de Tena, llegué a la conclusión de que ABC se iba a vender, como luego pasó. No pretendía quitar a Luis María Anson. Otra cosa es que Rafael Pérez Escolar no tuviera muchas simpatías hacia Luis María Anson, pero yo sí. Era una pieza clave en ABC»

«Le propusimos a Guillermo Luca de Tena una opción de compra. Si algún día Guillermo decidía vender, que se lo ofreciera a Banesto. ¿Quién intervino en esa operación? Don Juan de Borbón. Le dije que me parecía importante para España preservar el diario ABC.

«Nosotros le dimos en un momento determinado a Guillermo Luca de Tena un crédito de 5.000 millones de crédito porque estaba la cosa muy mal. Y Don Juan le dijo a Guillermo que «escuchara» lo que nosotros le íbamos a proponer. Y Rafael Pérez Escolar le entregó un documento con el derecho de tanteo. ¿Teníamos un intento de controlar el ABC? Para nada.

«¿Lo necesitábamos? Para nada ¿Teníamos una buena relación con ABC? Sí ¿Con Guillermo? Buenísima ¿Le habías prestado dinero? Sí. No hacía falta. (…) De las muchísimas que me propusieron que entrara en política, una de las más insistentes fue Luis María Anson. Si teníamos una magnífica relación con ABC, una relación económico y Luis María Anson quería que yo entrara en política, es absurdo que para que yo entrara en política»

OPERACIÓN DE COMPRA DE LA VANGUARDIA

Uno de los periódicos más importantes que Mario Conde casi llegó a controlar fue La Vanguardia de Cataluña. Es más, la prensa llegó a informar de la firma del acuerdo con que el banquero iba a entrar en el capital del histórico periódico de la familia Godó. Pero a pesar de la firma, al final Javier de Godó tumbó aquel acuerdo.

Según Conde, por las presiones del Gobierno socialista

«La Vanguardia era un periódico muy importante, había fracasado en el intento de venir a Madrid, pero en Cataluña era muy importante. Era un periódico españolita, la versión en catalán es de hace muy poco. Tenía un línea pro socialista moderada con Joan Tapia, que había sido colaborador de Miguel Boyer. A mí me propone el conde de Godó que entre con él en Antena 3, pero yo digo que entrar sólo en Antena 3 no me interesa si no entro también en La Vanguardia no me interesa.

«Todo el mundo quería tener una participación en La Vanguardia. Nosotros acordamos con Godó tomar el 10% de las acciones de La Vanguardia. (…) Jesús Polanco me dijo esa operación es cojonuda, pero para hacerla yo, no tú. Porque eso es demasiado poder. El Gobierno se opuso porque Cataluña era muy importante para el PSOE. Porque los activos humanos que tenía el PSOE en aquel momento conectados en Cataluña eran decisivos. Léase Narcís Serra.

«Y llegaron a la conclusión de que con nosotros en La Vanguardia sería difícil. Y entonces manejó a Rosa Conde y a La Caixa y abortaron el proceso cuando nosotros ya habíamos pagado 6.000 millones de pesetas y nos lo devolvieron. ¿Quién me dijo a mí que habían celebrado abortar aquella operación? Txiki Benegas, secretario de organización del PSOE, que era amigo de Navalón. El mundo es un pañuelo»

«Pacté con el Grupo Zeta porque yo no tenía experiencia en gestión de medios y ellos sí«

Mario Conde también fue accionista del Grupo Zeta, el otro gran grupo mediático catalán (Interviú, El Periódico de Cataluña…) que presidía Antonio Asensio, con quien Conde asaltaría Antena 3 TV.

Nuestro apoyo a Univisión, venía por la fusión del Central y el Banesto, que al final no funcionó, pero venía de ahí. Cuando no le dieron la televisión a Antonio Asensio dije ¿pues qué le vamos a hacer? Pero cuando Godó traiciona el pacto que tenía con nosotros, a mí se me ocurre recurrir a Antonio Asensio y viajo con Asensio, y en una reunión con Murdoch en Londres decidimos comprar Antena 3. Yo no tenía experiencia en medios y el Grupo Zeta (El Periódico de Catalunya) sí y Murdoch también. Tras el pacto con Zeta Godó me mandó un emisario para decirme que reconsideraba y que el pacto con La Vanguardia era posible y yo dije que ya no. Que alguien que había traicionado su palabra no tenía garantías de cumplirla.

«Martín Ferrand no quería ser sólo director de Antena 3 TV, quería ser dueño de Antena 3 TV»

Manuel Martín Ferrand, director de Antena 3 TV hasta la llegada de Mario Conde y Antonio Asensio siempre ha manifestado que la compra de aquella cadena por Banesto y Zeta era una operación ideada por Felipe González para acabar con los periodísticas críticos con el «felipismo» como era el propio Martín Ferrand. La versión de Mario Conde es diferente:

Martín Ferrand dijo palabras muy gruesas contra Javier Godó, cuando este se vino atrás. Cuando Antonio Asensio quiso tomar una participación en Antena 3, se lo expusimos a él en mi casa. Antonio Asensio, Martín Ferrand y yo. Martín Ferrand no sólo estuvo de acuerdo, sino que explicó muy bien que ya había trabajado con Antonio Asensio antes.

El problema es que Martín Ferrand no quería ser sólo director general, quería ser dueño de la cadena ¿quién me dijo eso? Luis María Anson. «Martín Ferrand ha confundido ser director general con ser dueño». En una reunión entre Asensio, Ferrand y yo, se plantean una serie de cosas y él echó un órdago y dijo que o él decidía todo o se acabó. Entonces no podía ser. Yo pedí que siguiera como consejero, pero es Martín Ferrand y sólo Martín Ferrand el que dice «Sí» a nuestra entrada en Antena 3 y, por las razones que sea, quiere entrar como dueño.

«José Mª García quiso que yo comprara Antena 3 Radio»

En lo que se refiere a Antena 3 Radio, Mario Conde ratifica los dicho en su libro Días de Gloria sobre aquello:

No tenía ningún interés en Antena 3. José María García tuvo una reunión conmigo para que comprara Antena 3 Radio. Yo les dije que no tenía ningún interés, pero que si ellos querían comprarla yo les financiaba. En ese momento Javier Godó tenía el 52% de la radio y ellos se rebelan y le cesan como presidente, que era una cosa ridícula. (…) Polanco no tenía interés en Antena 3 Radio, él tenía interés en La Vanguardia (Godó).

Tras la salida de García, Federico Jiménez Losantos y Antonio Herrero de Antena 3 Radio y la restitución de Godó como presidente, PRISA y La Vanguardia se asociaron en Unión Radio. Jiménez Losantos y Luis Herrero calificaron aquella operación de «el antenicidio»,

Es lógico que lo llamen así porque tienen que dar una explicación épica. No pueden decir una explicación tan pobre como «no queríamos comprarla» y «no quería comprarla otro señor» y no le interesaban, la compró otro y cerró». Es una explicación muy pobre, pero es la verdad.

Rafael Anson
En el libro ‘El Poder Popular’, Luis Herrero asegura que Rafael Anson cobraba de Mario Conde a cambio de insertar informaciones positivas del banquero en la prensa:

Eso es absolutamente ridículo. Si él lo escribe a lo mejor es que él cobra, pero de mí no. No tengo la menor idea.

«Yo no estuve en el tema del YA, fue Asensio»

El Ya fue propiedad durante su etapa final del Grupo Antena 3. Sus trabajadores llegaron a convocar manifestaciones ante la sede de Banesto ante la quiebra del periódico.

El diario Ya se regala y se lo queda Antonio Asensio, pero yo no estoy ahí. No lo recuerdo. (…) Luego llegó Rodríguez Menéndez y él puso de director a Javier Bleda (posteriormente director de la revista «mariocondista» MC). Bleda se empeñó en hacer en el Ya en un relato pormenorizados del video pornográfico que le grabaron ilegalmente a Pedro Jota Ramírez. Yo coincidí en la cárcel con una persona que había tenido bastante que ver con aquello. Fue un video nefando y miserable. Es curioso porque el Ya había sido de la Editorial Católica y con aquello del video muy apostólico y romano no parecía.

«Ante el Rey y ante mí, Pedrojota desveló a su fuente para salvar a El Mundo»

Banesto, durante el mandato de Mario Conde, también fue accionista del periódico El Mundo.

No llegaba al 5% lo que nosotros teníamos de El Mundo, y lo teníamos a medias con Carlos García Pardo, que era una persona con excelentes relaciones con Felipe González. (…)

En «Un intruso en el laberinto de los elegidos» de Jesús Cacho, se relata como Mario Conde salvó al periódico El Mundo en 1992 cuando Rizzoli quiso vender por problemas de El Mundo con el Rey. Mario Conde explica más detalladamente lo que pasó en aquel momento.

En el verano de 1992 lo que publicó El Mundo fue una vinculación del Rey con Marta Galla, así, con nombres y apellidos. Era la primera vez que algo semejante sucedía en España. Yo hablé con Pedro Jota Ramírez y él me dio una información y yo dije «No me la des a mí», se las al Rey. (…) Y ahí, Pedro Jota Ramírez desveló sus fuentes [Sabino Fernández Campo] y el Rey se quedó tranquilo. ¿Hubiera sido posible que a la vista de semejante información el Rey hubiera podido hablar con Agnelli, que controlaba la mayoría del capital de El Mundo? Hubiera sido posible. ¿Hubiera sido posible que, después de hablar con Pedro Jota el Rey le dijera a Angelli que no hacia falta vender porque la culpa era de otra persona? Muy muy posible.

«Nunca hablé con Ceberio, hubiera llamado a Polanco»

El que fuera director de El País, Jesús Ceberio relató que en diciembre de 1993 mantuvo una polémica con Mario Conde por un recuadro en El País donde anunciaba que Banesto no iba a repartir dividendos a los accionistas.

«Yo eso lo he leído, pero te doy mi palabra de honor de que cuando me dijeron eso de Ceberio yo no sabía ni quien era. Yo recuerdo muy bien a Estefanía, pero no la época del director de El País llamado Ceberio. Pero por un recuadro… si el recuadro hubiera sido «Banesto está quebrado» igual le llamo. Pero por un recuadro sobre los dividendos a cuenta, no. A parte de que yo hubiera llamado a Polanco. Tenía una magnífica relación con él, no al director de El País».

«Matías Cortés no quiso declarar en el caso Argentia Trust, y luego supe que había cobrado de Navalón»

En 1997 Mario Conde fue condenado a una pena de cárcel por desviar 600 millones a Argentia Trust. En el año 2000 el diario El Mundo publicó los resultados de la comisión rogatoria de Suiza, que a instancias del juez Coronado y la esposa de Conde demostró que aquel dinero había sido entregado a Navalón y este a su vez las había transferido parte del dinero al ex directivo de Banesto, Fernando Garro y a Matías Cortés, este último miembro del Consejo de Administración del Grupo PRISA.

Yo tuve muy buena relación con Matías Cortés. En contra de lo que decía todo el mundo yo creo que tenía un comportamiento leal. Cuando fue el juicio de Argentia Trust en el despacho de Mariano Gómez de Liaño le propuse que trajéramos a Matías de testigo. Y Matías Cortés montó en cólera de una manera descomunal. Ni se me pasó por la cabeza. Lo dejé, porque era más importante mi amistad con él. Cuando después de unos esfuerzos gigantescos y de todos los intentos del sistema por evitarlo, llegaron los papeles de Suiza, y yo vi que él había cobrado de Navalón, entendí porque no quería declarar.

Pero hay que entender que Matías Cortés cobra de Navalón una minuta, no una comisión. Yo pago 600 millones de pesetas a Navalón, Navalón lo reparte como mejor le parece y Matías Cortés cobra una minuta. ¿Tiene una conexión con esos 600 millones? Hombre, se paga de ahí. Pero no es el caso de Fernando Garro, donde se ve claramente que él transfiere el dinero a Diego Selva y Diego Selva transfiere el dinero a una sociedad cuyo dueño exclusivo es Fernando Garro. Eso se ve claro. En el caso de Matías Cortés no se ve tan claro ¿qué ocurre? Que las relaciones entre Pedro Jota y Matías Cortés no eran especialmente buenas. (…) Yo siempre he pensado que Matías Cortés, siendo un hombre singular, nunca pensé que fuera desleal conmigo. Creo que no.

«Es lógico hablar de chantaje para un miserable mercenario como Ekaizer»
José Luis de Vilallonga publicó en agosto de 1994 que Mario Conde, Pedro Jota Ramírez y Antonio García Trevijano habían planeado una conspiración para derribar al Rey.

José Luis de Vilallonga ha dicho pocas cosas en su vida que no sean estupideces. Yo no he participado ni creo que participe en ningún tipo de conspiración contra el Rey.

En El País Javier Pradera y Ernesto Ekaizer denunciaron que las informaciones sobre el CESID que publicaba El Mundo era una operación de Mario Conde para hundir a Felipe González. Ekaizer denunció que era un ‘chantaje’ de Conde contra el Gobierno publicando las reuniones en La Moncloa con Santaella, el abogado de Conde..

No quiero contar lo que vi de las relaciones de Javier Pradera con Polanco porque ya ha fallecido. (…) Que lo llamaran «chantaje» es lógico desde el punto de vista de un miserable mercenario como es Ekaizer. (…) A mí me llama Adolfo Suárez y me dice que el ministro de Interior Belloch quiere que nos reunamos Felipe González y yo. Yo le digo que yo no voy. Ya no me fiaba de él y estaba seguro de que la iban a usar contra mí. Si quieren recibir a Santaella, que lo reciban. Santaella fue y se entrevistó con Felipe y con Belloch. ¿Quién era el qué pedía cosas a quién?

«Hubo una operación para evitar que se perpetuara el felipismo»

Mario Conde, no obstante, si reconoce una operación a partir de las escuchas del CESID para desprestigiar a Felipe González, en la que implica al ABC de Anson.

Sí hubo una decisión, si no se hacía algo muy gordo Aznar iba a perder las elecciones de 1996. Y el felipismo planeaba después arreglar la legislación para que no saliera lo ocurrido en la etapa oscura del felipismo. En una reunión José Barrionuevo (diputado del PSOE en 1996 y ex ministro de Interior) me dijo que Pujol lo aceptaba. Y también que lo que había hecho conmigo era una barbaridad.

Pero aparece en escena el coronel Perote, un hombre honrado. Un militar, un hombre íntegro, que tiene como objetivo que los que han participado en el terrorismo de Estado no queden como delincuentes. (…) Aquella operación se torció y se publicaron una serie de cosas, no sólo en El Mundo. En aquella época el diario ABC también, que fue el diario que más siguió aquella causa. Pero era porque se había hecho el análisis de que Aznar perdía, sino se conseguía desprestigiar a González por la vía de sacar a la luz el terrorismo de Estado.

«No soy accionista de Intereconomía»

En lo que se refiere al Grupo Intereconomía. Mario Conde desmiente lo publicado por varios digitales en relación a que Mario Conde era uno de los accionistas mayoritarios de Intereconomía.

No soy el dueño de Intereconomía, ojalá. Me hubiera encantado. No soy accionista de Intereconomía. El dueño es Julio Ariza, con un control absoluto. Por tanto mi capacidad de influencia en el Grupo Intereconomía deriva de mi amistad con Julio Ariza.

Con la colaboración de Marina López y Ana Albarrán

CICLO DE ENTREVISTAS DE TRAYECTORIA EN PERIODISTA DIGITAL

Milian Mestre: «Fraga quedó deslumbrado por Cebrián y le nombró director de El País»

Eugenio Fontán: «Polanco se hizo con la SER con el favoritismo del Gobierno de González»

Fernando Ónega: «La SER hizo un gran servicio a la democracia el 23-F, fue un error de los golpistas no ocuparla»

García-Trevijano: «Provoqué que la dictadura cerrara el diario Madrid, porque el periódico iba a quebrar»

Luis María Anson: «No resulta exagerado decir que yo le conseguí Antena 3 a Lara»

Pepe Oneto: «El artífice del secuestro de Cambio 16 fue Alberto Ruiz Gallardón»

José Luis Gutiérrez: «Garzón y yo hemos sido víctimas del franquismo, aún sigue vigente la ley de prensa de Franco»

Manuel Martín Ferrand: «Mario Conde fue el general que dirigió la ocupación de Antena 3 del Gobierno de Felipe González»

Eduardo San Martín: «Dirigentes actuales del PSOE nos llamaron por publicar en ABC la reunión de Carod (ERC) con ETA»

Pablo Sebastián: «Cebrián me dijo que con lo de la OTAN algunos tendrían que enseñar el culo»

Consuelo Álvarez de Toledo: «Duré seis meses en El Socialista porque Alfonso Guerra era insoportable»

Miguel Ángel Gozalo: «Los socialistas han hecho creer que la TVE de ahora es buena»

José Luis Balbín: «En La Clave se pretendía que la gente opinara después de verlo, ahora al revés, empiezan opinando y acaban pegándose»

Manuel Cerdán: «Los regalos que llegaban a El Mundo en Navidad eran para Economía. A Investigación sólo llegan amenazas»

Mario Conde: «El ministro Solana (PSOE) nos adelantó que echarían a Pedrojota Ramírez de Diario 16»

Fernando Castedo: «Cesé a Gabilondo por un programa sobre el paro que no había revisado»

José María Iñigo: «TVE suprimió Estudio Abierto por hablar de los fondos reservados»

Enric Sopena: «Una mano negra me vetó de Onda Cero».

Antonio Rubio: «Los servicios secretos españoles han actuado como Mortadelo y Filemón»

Isabel San Sebastián: «Sostres ya no participa en la tertulia de ‘Alto y Claro’

Amando de Miguel: «Cuando era consejero de RTVE, Rodrigo Rato me leyó la cartilla por no seguir sus órdenes»

Miguel Ángel Rodríguez: «Es imprescindible que la publicidad vuelva a TVE»

Nieves Herrero: «Presenté mi dimisión en RNE por la actitud de Piqueras»

Curri Valenzuela: «Le molesto a la extrema izquierda, porque razono y no doy gritos».

Daniel Gavela: «Que Cuatro y laSexta aparecieran a la vez nos perjudicó a ambas»

Hermann Tertsch: «Rajoy tiene en el Gobierno la misma arrogancia que Aznar»

Javier Ruiz: «Es un poco exagerado decir que Berlusconi me echó»

Juan Luis Galiacho: «La COPE intentó censurar una información sobre Rafael Vera, pero Encarna tiró hacia delante»

Díaz Herrera: «Si hubieran metido al padre de Urdangarín en la cárcel por estada, el hijo no habría robado»

Abel Hernández: «Sotillos me despidió mostrándome el carné del PSOE»

Francisco Frechoso: «Tras la salida del ‘Huffington Post’ podemos decir que Cuarto Poder es el primer periódico de blogs… que paga»

Fernando Sánchez Dragó: «Me alegré del cierre de Público, porque me atacó e insultó»

Raúl Heras: «El liderazgo de Rubalcaba en el PSOE es débil porque no manda ni en Andalucía, Madrid, Valencia y Galicia»

Germán Yanke: «No fue afortunada la broma de decir que fui menos de derechas de lo que me pidió Telemadrid»

Manuel María Bru: «Cuando critiqué a Losantos me dijeron que tosí a un dios y no me lo iban a perdonar en la vida»

Iñaki Gabilondo: «La COPE me ofreció mucho dinero por hacer las mañanas»

Ramón Gabilondo: «La SER se asustó con el programa sexual de Carlos Herrera»

Alfonso Rojo: «Las tertulias no son periodismo estricto, son mucho más show-business y espectáculo»

Manuel Marlasca: «La escencia del periodismo es que te paguen gratis»

Victoria Lafora: «Vasile nos insultó al poner Gran Hermano en el hueco de CNN+»

Isabel Durán: «Nunca he ido con el traje de camuflaje»

Manuel Campo Vidal: «La salida de Herrero y Losantos de A3 fue cosa de Asensio»

Paco Lobatón: «Una llamada a ‘Quién Sabe Dónde’ resolvió el asesinato de Anabel Segura»

José María Calleja: «Hoy los políticos no esperan al editorial de El País para que les digan lo que tienen que pensar»

Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído