Antonio Mingote fallece en Madrid a los 93 años de edad

VÍDEO / Vea la última entrevista a Mingote en Periodista Digital

Dibujante, escritor y académico, su trayectoria profesional llevaba ligada al diario 'ABC' desde 1953

Antonio Mingote ha fallecido este martes 3 de abril de 2012 en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Dibujante, escritor y académico, su trayectoria profesional se ha desarrollado principalmente en las páginas del diario ABC, para el que ha trabajado durante 59 años de su vida.

Mingote nació en 1919 en Sitges y fue autodidacta a la hora de empezar a desarrollar su actividad como dibujante. Estudió Filosofía y Letras en Zaragoza. Tras fijar su residencia en Madrid, empieza a colaborar con el diario monárquico en 1953. Sus viñetas le reportaron una justa fama como humorista gráfico.

Tras conocerse la noticia, las reacciones de los principales protagonistas de la prensa diaria, que compartieron con el vida y trayectoria, no se han hecho esperar desde Twitter:

Bieito Rubido, director de ABC:

Hoy es un día triste para ABC, acaba de morir el más grande los humoristas gráficos de la historia de la prensa española: ANTONIO MINGOTE

Pedrojota Ramírez, director de El Mundo:

Siento mucho la muerte de Mingote. Era un grande del periodismo y un grande de España. Mi pésame a su familia y a los colegas de ABC

Irene Villa:

Cuanto te vamos a echar de menos. Grande Mingote.

Carlos Latre, humorista:

Hoy las nubes están dibujadas por Mingote…

Eric Frattini, escritor:

Dios está hoy feliz: ABC le envía a uno de sus más grandes cronistas. Le enseñará a jugar al mus. Descanse en paz, maestro

Su colega Antonio Fraguas ‘Forges’ le recordaba desde la edición online de El País:

Era tan buena gente que su mayor insulto, generalmente dirigido a algún prepotente del momento, era: «mentecato», pero sin exclamaciones, ojo. De todos mis colegas ha sido el más amigo; con el que más me he reído y desde luego, con el que más he aprendido

HOMENAJE

Lo que sigue es parte del libro de próxima aparición SU SEÑORÍA SOR MARÍA, de José Luis Heras Celemín:

«Llevó la conversación a sus momentos de policía en la época franquista y, por asociación, desembocó en la narración de unos acontecimientos simpáticos capaces de relajar todas las precauciones y reservas.

– No crea que ser el primero es siempre importante. A veces es incluso chusco. ¿Sabe usted quien fue el primer oficial franquista que entró en Barcelona al acabar la Guerra Civil del treinta y seis?

– No.

– Pues fue un alférez al que llamaban Ángel Mingo. Este hombre, que era catalán, de Sitges, tenía unos primos en Barcelona y le pidió permiso al comandante para que le permitiera adelantarse en un día a la entrada de las tropas nacionales. La cosa de la rendición de las tropas debía de estar pactada, pero el Comandante, por si las moscas, le autorizó a que fuera con la condición de que se llevara al asistente. Imagínese a un alférez por las Ramblas de Barcelona la víspera del día en que va a acabar la guerra y con un soldado detrás con el fusil en las manos.

– Sí que es curioso.

– Es que es muy curioso. Y lo verdaderamente excepcional es que aquel alférez era el alférez Mingo, que tenía un nombre compuesto aunque en el ejército no usaba más que el primer nombre. Y que el Mingo era la abreviatura de Mingote.

– ¿Mingote? ¿Mingote el del ABC? – se extrañó Falco sonriendo.

– Sí señor. Don Ángel Antonio Mingote Barrachina, al que llamaban Ángel Mingo.»

Que en paz descanse.

 

José Luis Heras Celemín, 3 de abril de 2012.

 

 

Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído