Arde el papel / Columnas del templo

El País consuela a los accionistas de Bankia atizando a los obispos

Martín Ferrand señala a Aznar como responsable del desastre de Bankia

El País consuela a los accionistas de Bankia atizando a los obispos
Portadas de El País y El Mundo. 10 de mayo de 2012. PD

Varios columnistas se empeñan en buscar culpables al desastre de Bankia y ofrecerlos a sus lectores.
 
Manuel Martín Ferrand, en ABC, sigue subrayando la responsabilidad de los políticos en el desastre económico que nos está arruinando. En su columna de hoy, titulada ‘El vodevil’, hoy recuerda la responsabilidad de José María Aznar en el hundimiento de Bankia por haber nombrado a un ‘compi’ de ‘cole’ como mandamás de Caja Madrid.

«Telefónica debe de ser la compañía mercantil más sólida del mundo. Baste decir que, después de haber padecido durante cuatro años a José Villalonga en la presidencia de su Consejo de Administración, la empresa sigue adelante y reparte beneficios. El otro «amiguito» de José María Aznar que hizo carrera por la designación digital del ex presidente del Gobierno fue Miguel Blesa. Él solito, aunque acompañado de un multitudinario y bien retribuido grupo de consejeros, es el núcleo duro de la catástrofe que, maquillada como Bankia, siempre fue conocida como Caja Madrid.»

El centrista Fernando Ónega en La Voz de Galicia escribe una columna que me sorprende por su contundencia: insinúa que el gobernador del Banco de España podía haber recibido órdenes del Gobierno socialista para silenciar el estado de la banca:

«algo falló: o la información de los propios bancos enfermos, o el control del Banco de España. Si han sido los bancos afectados por el ladrillo y demás tóxicos, sus directivos han engañado a los poderes públicos. Se les debe exigir responsabilidad, y no dejarles que disfruten las escandalosas indemnizaciones con que se han retirado. Si ha sido el Banco de España, nos debe al menos la explicación de si obedecía a instrucciones políticas o si esa entidad no está dotada para sus funciones de vigilancia y control.»

Enrique Ortega en Cotizalia publica una columna sobre las salidas a bolsa de Bankia y Banca Cívica, en la que señala a la entonces ministra de Zapatero Elena Salgado, el peor ministro de esta área desde la II República, y a la CNMV, nombrada por el PSOE:

«A marchas forzadas, obligada por la presión de la ministra Elena Salgado, Bankia inició en marzo de 2011 los trámites para salir a bolsa.»

«En una última carambola sin precedentes, la CNMV, dependiente del Ministerio de Economía, permitió un cambio de las reglas del juego en el sistema de prorrateo. En lugar de tomarse como divisor el precio máximo de la OPS -como es ortodoxo en este tipo de operaciones-, se tomó el precio final, más bajo. Una medida que perjudicó a los inversores, ya que recibieron más acciones de las que se les habría entregado con el sistema anterior.»

En mi opinión, José Luis Martín Prieto se excede un poco al comparar a Rato con Dominique Strauss Kahn. ¡Las comparaciones las carga el Diablo!:

«Los políticos en la banca son dinosaurios en vías de extinción y un hombre tan informado como Rato ha metido los pies en todos los charcos. Injustamente la política tampoco le será propicia y su historia parece pareja a la de su antecesor Strauss-Khan, pero sin sicalipsis ni negra en habitación de hotel.»
 
En El Mundo, Arcadi Espada escandalizará a más de uno porque no culpa de la crisis a los banqueros, que es lo habitual, ni a los funcionarios y políticos encargados de vigilarlos y nombrarlos, que es lo excepcional, sino a los ciudadanos/votantes que también han robado al Estado:

«Ha sido el pueblo el que ha robado: a cada uno según sus capacidades y de cada cosa según sus necesidades.»

El País se dedica a lo que de verdad es importante para los accionistas de Bankia: dar leña a los obispos. El tono de suficiencia y engaño del editorialillo titulado ‘Obispos contribuyentes’ es insoportable desde la primera línea:

«Poco a poco, de manera inexorable, parece que a la Iglesia católica no le va a quedar más remedio que empezar a ejercitarse en algo tan cotidiano y justo como pagar impuestos.»

Bueno, los católicos pagan impuestos a diario. Suponemos que el anónimo redactor (¿quizás Juan G. Bedoya?) se refiere al clero… que también paga impuestos. A los obispos y a los curas se les quita parte de su nómina para la Seguridad Social. Si El País quiere que el Estado recaude más dinero podría empezar proponiendo que se acabe con la compra por las Administraciones de miles de ejemplares de su periódico
 
Siempre he tenido la duda de si para escribir en la ‘Tercera’ de ABC ayuda el tener un apellido compuesto. Hoy ocupa esa sección Leopoldo Calvo-Sotelo Ibáñez-Martín, que tiene no uno, sino dos apellidos compuestos. El tema es la combinación de las mayorías presidenciales y parlamentarias en Francia.
 
Sobre Francia también escribe José Luis Gutiérrez en El Mundo, y en medio de su columna nos revela que Mitterrand llegó a sentir celos de Felipe González, al que miró con arrobamiento una joven rubia que el patriarca francés llevaba como acompañante:

“Felipe González nunca sintió simpatía ni cercanía de dermis con él, por esa chulería despectiva de algunos franceses y el insufrible paternalismo hacia «los pobrecitos españoles» de Mitterrand, aunque éste quizá sintiera celos de la honda mirada de abencerraje del joven socialista andaluz que encandiló a aquella atractiva y rubia joven que acompañaba al socialista francés en un encuentro en Washington de la Internacional Socialista.”
 
Bueno, en algo ganamos a los franceses hasta que llegaron Induráin, Rafa Nadal, Contador, Iker Casillas…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído