Arde el papel / Columnas del templo

Paul Krugman nos propone en El País la Argentina de los Kirchner

José Luis Gutiérrez atiza a tonto con guitarra: Bruce Springsteen

Antonio Casado llora una vez más por la muerte de la TVE independiente

El director de El País, Javier Moreno, y el consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, son responsables de dar un altavoz al economista Paul Krugman, responsable de tirar piedras contra el euro y España.

En su blog, que anoche estaba colocado en la portada de ElPais.com, Krugman ofrece un ejemplo de su teoría de que a Grecia y a España les vendría muy bien dejar el euro, recuperar sus divisas y devaluar. Ese ejemplo es Argentina. Sí, sí, la Argentina de los Kirchner. ‘Lecciones argentinas’ se titula el engendro.

«El columnista Matt Yglesias, quien acaba de estar en Argentina, escribía no hace mucho en Slate sobre lo que nos enseña la recuperación de ese país después de abandonar la ley de convertibilidad que establecía la paridad entre el peso y el dólar. Como dice Yglesias, es una historia de éxito extraordinario que supuestamente contiene algunas lecciones para la eurozona.»

Ni una palabra sobre las expropiaciones de YPF y los planes de pensiones privados, la fuga de capitales, el desabastecimiento energético, los atropellos a los nacionales y los extranjeros… Con economistas como éstos, no nos sorprende que estemos en la ruina.

Y si Krugman es tonto con Nobel, José Luis Gutiérrez atiza a tonto con guitarra: Bruce Springsteen.

«Bruce Springsteen vino a España para cantar y, de paso, iluminarnos: «En España lo tenéis duro, estáis en una auténtica depresión». Qué nivel. Tentativa de idiotización global a la hora de analizar con causas complejas como las de la crisis, cuando intelectuales y expertos son sustituidos ahora por analfabetos técnicos aunque populares, actores, gente del show business, rockeros como Springsteen, con consigna política incorporada para transformarla en «titular».»

Gabriel Jackson es otro de los yanquis que viene a darnos consejos:

«Estudiantes y trabajadores de Irlanda y Grecia, Portugal y España, comprometeos a no gastar vuestro dinero (¿qué dinero?) en frivolidades, y quizá los banqueros piensen que se pueden invertir sumas modestas en la educación pública y la mejora de las infraestructuras como manera de restablecer la esperanza dentro de la Unión Europea.»

En ElConfidencial, Antonio Casado llora por el fin de la televisión pública independiente.

«Salvo cambios de última hora, sólo los votos del PP van a perpetrar hoy la contrarreforma televisiva. Fin del modelo de radio y televisión estatales pero independientes del Gobierno.»

«Adiós al modelo que hasta ahora garantizaba independencia, pluralidad y viabilidad económica»

¿Pero qué TVE ha visto Casado?, ¿la que ha atosigado a los españoles con las coberturas del 15-M como si fuera la caída del Muro de Berlín?

AFRANCESADOS PRO-BRITÁNICOS

La frivolidad de nuestros progres incluso en la situación que vivimos es aterradora. José María Izquierdo vuelve a mostrarnos el desprecio de la izquierda por todo lo que tiene relación con la unidad nacional, que encima es un buen negocio:

«El ‘Gibraltar español’, a estas alturas y con la que está cayendo resulta tan motivador como una película de Paco Martínez Soria. Por favor, ocúpense de las cosas importantes, que las hay a patadas, y dejen las futesas.»

Que se lo diga a los pescadores de la bahía de Gibraltar detenidos y humillados por la policía de la colonia. Y si la reclamación de Gibraltar no es importante, ¿lo es el matrimonio homosexual, el cambio de sexo por cuenta de la Seguridad Social, los traductores en el Senado, las subvenciones a la prensa…?

A José Antonio Zarzalejos el resentimiento le vence. En el lugar más adecuado, La Vanguardia, esparce victimismo y arremete contra su Némesis, Esperanza Aguirre, a cuenta de la supuesta fusión entre Caixa y Bankia. El título, ‘Puedo ser Caixabankia’, y les llamo la atención sobre la primera frase que reproduzco:

«Nadie ha confirmado oficialmente que existiera esa oferta de La Caixa, pero ha de entenderse que se planteó porque el que calla otorga y los silencios son espesos. Esperanza Aguirre se ha precipitado a puntualizar que en ningún momento opuso reparo político a la operación.»

Otro al que los hechos le importan un comino es Antonio Gala. A cuenta de la espera que ha tenido que hacer en la estación de AVE de Córdoba nos cuenta que ésta se construyó sobre «una necrópolis árabe». Pues no, don Antonio, está construida sobre una necrópolis romana, usada por los visigodos y un palacio romano.

Con españoles como Izquierdo y Gala, no necesitamos ingleses en Gibraltar.

Parece que los columnistas no se enteran de las cosas hasta que les pasan a ellos. Por ejemplo, Isabel San Sebastián en ABC descubre que el Gobierno está destruyendo a la clase media mediante la subida de impuestos y las tasas y multas, porque a ella el Ayuntamiento de Madrid le ha impuestos dos multas y ha rechazado sus recursos:

«Tengo sobre mi mesa dos cartas del Ayuntamiento de Madrid, área de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad. Son dos respuestas a sendos recursos interpuestos contra otras tantas multas de diferente naturaleza, formulados en términos distintos.»

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído