El veterano periodista y escritor canario repasa su trayectoria en Periodista Digital

José Díaz Herrera: «Si hubieran metido al padre de Urdangarín en la cárcel por sus estafas, el hijo no habría robado»

"Asensio paró la investigación del caso Juan Guerra porque Rosa Conde le amenazó con negarle el canal de televisión si lo publicaba"

El periodista canario José Díaz Herrera (Santa Cruz de Tenerife, 1950) es autor y coautor de 17 libros, varios de ellos con un gran seguimiento editorial.

Máster en Control of Information por la Columbia University, fue durante casi una década el encargado de dirigir las investigaciones de la revista ‘Cambio 16’, propiedad del Grupo 16 de Juan Tomás de Salas, desde ahí investigó diversas tramas que desenmascararon trapos sucios de políticos, militares, servicios secretos, financieros y policías.

«FUI EL PRIMER JEFE DE INVESTIGACIÓN DE LA PRENSA ESPAÑOLA»

Díaz Herrera explica que fue nombrado jefe de investigación de ‘Cambio 16’ cuando Juan Tomás de Salas, el editor, decidió que la revista debía investigar todas las tramas de ultraderecha y el golpismo:

«Fui el primer jefe de investigación en la prensa española, porque hasta ese momento no se utilizaba y yo venía de ‘El Dia’ de Tenerife. Empecé allí, estuve cuatro años y en el año 76 decidí venir a trabajar a Madrid y entré en la revista ‘Cambio 16’. En Canarias era corresponsal en ‘Cuadernos para el Dialogo’, y trabajaba en RNE,… más lo del periódico ‘El Día’, donde ganaba 85.000 pesetas y empecé ganando 35.000 en ‘Cambio 16’, así que hice un pan como unas tortas».

«CUBILLO FUE UN HOMBRE MANIPULADO POR LOS SERVICIOS SECRETOS ESPAÑOLES»

Una de las tramas que investigó fue la del intento de asesinato del terrorista canario, Antonio Cubillo, responsable del atentado con bomba en el aeropuerto de Gando.

«Cubillo es una invención de los servicios secretos españoles. Estando una vez con Juan Tomás de Salas y Pepe Oneto hablando con el Jefe Superior de Policía de Madrid, nos cuenta que ‘Billy El Niño’ y toda su banda se dedicaban a poner bombas en Galerías Preciados, reivindicándolas en nombre de Cubillo, de manera que estaban creando un personaje. En Madrid crearon un comando de Cubillo, que era la propia policía para darle protagonismo y luego pedirle dinero al Ministerio del Interior y hacer una operación en Argel para matarle».

«Se creó un personaje que era un peligro para la seguridad publica. Yo investigué todo eso y lo publiqué en ‘Cambio 16’. Recuerdo que cuando lo publiqué, Billy el Niño vino a verme a la revista y me dijo: «Como se muera Roberto Conesa, que tiene un problema del corazón por haberle acusado de terrorista, te pego dos tiros». Entonces saqué la grabadora y le dije: «Repítelo ahora». Y lo hizo. Cubillo fue un hombre manipulado por los servicios secretos españoles».

«Él es una persona honesta, seria, que cree en la independencia de Canarias, lo cual es una utopía. Canarias no tiene capacidad económica ni financiera para ser una región independiente. Él tenía esa ideología y era legítimo que la defendiera. Lo que no era legítimo es que luego se creara en torno a él un mito. Cubillo en Canarias tiraba patatas con clavos para pinchar los neumáticos de los vehículos de los militares o rompía algún cristal, pero no hizo grandes atentados terroristas hasta el de Gando».

«EL ENTORNO DE ADOLFO SUÁREZ CONOCÍA EL OPERATIVO DE ARGELIA»

¿Fue el Gobierno de Adolfo Suárez, con Martín Villa de ministro de Interior, responsable de aquel intento de asesinato?

«No se sabe si Martín Villa lo ordenó o no, porque cuando lo publiqué al día siguiente fue a un tribunal voluntariamente y fue absuelto. Entonces no le puedo acusar de un delito, pero todo el entorno de Adolfo Suárez lo sabía. A mí me cuenta un policía de esa época que la semana anterior al atentado Felipe González se comprometió con Suárez para hablar con el presidente del gobierno de Argelia . Sin embargo, la operación siguió adelante y se le intentó matar».

«FRAGA CONTRATÓ A ALMIRÓN, UN PISTOLERO COMO JEFE DE SEGURIDAD»

Uno de los casos más célebres de José Díaz Herrera, fue la información de que el jefe de seguridad de Alianza Popular (denominación del Partido Popular hasta 1989), Ricardo Almirón, era un asesino argentino:

«Era de la Triple A. Cuando publicamos esa información teníamos 80 telegramas de diputados, de senadores, del presidente Frondisi contándonos que había matado a su hermano. ¿En que contexto se pone a este señor como Jefe de Seguridad de Alianza Popular? 1983, inicio de los GAL, informe del CESID a Manuel Fraga donde les dicen que hay que tener un servicio de seguridad fuerte porque ETA puede intentar ir contra los partidos políticos de ámbito nacional y entonces Fraga contrata a un pistolero».

«GALLARDÓN PASÓ DE HOMBRE DE ACCIÓN DE FUERZA NUEVA A ALIANZA POPULAR»

«Hay una cosa que no se ha contado jamás, pero que es verídica. En ese momento, hay una entrevista de Manuel Fraga con el presidente de Fuerza Nueva, Blas Piñar, y hay una persona que pasa de hombre de acción de Fuerza Nueva a Alianza Popular, Alberto Ruiz Gallardón, y hay una segunda persona que no pasa, que se llama Jaime Alonso porque no se integra. Me admira mucho que Gallardón pasara de ser una persona de extremísima derecha a un gran demócrata. A la gente no se le puede juzgar solo por su pasado».

«CALVO SOTELO TENÍA UN MIEDO ATROZ, VEÍA GOLPISTAS POR TODOS LADOS»

El equipo de Díaz Herrera investigó, tras el intento de golpe de Estado del 23-F, todo el entorno de afines al golpismo.

«El grupo de investigación de ‘Cambio 16’ se crea al día siguiente del 23-F. Me llama Juan Tomás de Sala y me dice que hay que montar un equipo de investigación contra los golpistas y defender la democracia. Periodismo de trinchera. Montamos un equipo de investigación serio, tuvimos una entrevista con el presidente del gobierno, Calvo Sotelo, que tenía el pobre un miedo atroz porque veía golpistas por todos lados».

«Nuestra primera información fue: «Los enemigos de España son tres:[el ex ministro José Antonio] Girón, El Alcazar y [Juan García] Carrés». Mandé a Sebastián Moreno para que investigara a Girón y a los 10 minutos Moreno  fue detenido. Era un golpista clarísimo y había que investigarlo. El 27-0 de 1982 , justo antes de las elecciones, estaba preparado fue un golpe y fue la única noticia que no publicamos en ‘Cambio 16’. Los agentes del CESID están siguiendo a los golpistas, que meten un maletín en el maletero de un coche y se van a comer».

«Entonces los agentes abren el maletero, fotocopian los papeles y los dejan en su sitio. Nosotros nos hicimos con el nombre de todos los golpistas, pero no lo publicamos porque el ministro del Interior, Juan José Rosón, nos llamó para cenar y nos pidió por favor que no lo hiciéramos porque lo que íbamos a provocar es que surgieran más golpistas. Durante la cena no nos comprometimos a nada, pero al día siguiente Tomás de Salas decidió no publicarla. Es la única información que no he publicado en mi vida de la que no me he arrepentido porque se acabó el golpismo».

«LOS PERIODISTAS DE INVESTIGACIÓN SOMOS GENTE ODIADA POR TODO EL MUNDO»

«Los periodistas de investigación primero, nuestros compañeros nos odian porque cobramos mal, segundo, los abogados de la Empresa nos odian porque tienen que leerse el artículo 300 veces, tercero, el dueño de la empresa te odia porque puedes tocar a sus amigos. cuarto, jamas tendrás un amigo, siempre estás dándole palos a todo el mundo y quinto, llegan las navidades y el Único periodista que no recibe ni un salchichón somos nosotros. Somos gente odiada por todo el mundo».

«ASENSIO CAMBIÓ NUESTRA PORTADA DE JUAN GUERRA A CAMBIO CANAL DE TELEVISIÓN QUE LUEGO NO LE DIERON»

En varias ocasiones las investigaciones periodísticas se encuentran con el obstáculo de los intereses y necesidades de las empresa periodísticas. José Díaz Herrera relata varios incidentes a ese respecto.

«Un año y medio antes, Pepe Oneto viene con un recorte de cinco lineas de ABC, donde decía: Sabemos que Juan Guerra tiene un despacho en la torre sur del gobierno civil de Andalucía«. Y no ponía nada más. Oneto nos dijo: «Si tiene una torre es que ha hecho negocios con el gobierno», basándose en que es hermano del vicepresidente del gobierno. Nos fuimos tres semanas a Andalucía, investigamos el asunto y a la vuelta hicimos la portada».

«Eso fue un viernes y cuando volvimos el lunes vimos otra portada. Todos los compañeros cabreados y preguntamos que había pasado. Asensio en la presentación de La Gaceta de los Negocios había levantado la portada y mandó hacer otra completamente distinta porque estaba allí Rosa Conde y le había dicho: «Como salga esta portada no te van a dar la televisión». Y cambió nuestra portada por un canal de televisión que luego no le dieron. Pedrojota sacó el tema un año después.

«PLAZA & JANÉS SE NIEGA A PUBLICAR EL LIBRO POR UNA INFORMACIÓN SOBRE POLANCO»

José Díaz Herrera fue despedido como periodista de investigación del Grupo Zeta (revista ‘Tiempo’) en 1991. Un despido que se atribuyó a la «mano» del financiero Javier de la Rosa. En su entrevista en Periodista Digital, José Oneto (ex director de ‘Tiempo’) negó esa versión, pero Díaz Herrera ratificó la suya:

«Pepe es muy buena persona, lo que pasa es que está ya un poco mas viejo que yo y le falla la memoria. Tendría que acordarse de que a raíz de que nos despidieran del grupo Zeta por el libro «El Dinero del Poder», no estábamos atados a la empresa. Cuando el caso Juan Guerra le dijimos a Pepe que íbamos a escribir un libro porque no nos satisfacía trabajar en la revista Tiempo, aunque pagaran un pastón».

«Le dije que tenía que buscar una salida profesional en mi vida. Hay un momento en que la editorial Plaza & Janés, por una información que llevábamos de Polanco, se niega a publicarlo porque era socia de Polanco en otros negocios. Entonces ‘Cambio 16’ tira sola para adelante con el libro. Plaza & Janes, en un acto de deslealtad, le pasó un capítulo a De la Rosa y otro a Polanco».

«Cuando De la Rosa ve su capítulo llama a Asensio al que le ha prometido 1500 millones de pesetas para La Gaceta de los Negocios [periódico que en la actualidad pertenece al Grupo Intereconomía] Asensio nos llama y dice que el libro sigue, pero sin ese capítulo. Nosotros contestamos que no, que nadie nos iba a censurar y menos en nuestra vida privada. Entonces nos echó, lo llevamos a los tribunales por despido improcedente y ganamos. Y la sobrina de Asensio nos indemnizó.

«Planeta se negaba a publicar ‘El Saqueo de España’ porque Lara (padre) quería que el Rey le diera un título nobiliario»

En 1995 José Díaz Herrera e Isabel Durán publicaron uno de sus trabajos más conocidos: la denuncia del supuesto ‘chantaje’ a la Corona, de Mario Conde y Javier de la Rosa, basado en el dinero que este último había dado al administrador de la Casa Real, Manuel de Prado y Colón de Carvajal.

El director de Diario 16, José Luis Gutiérrez, adelantó el primer capítulo en su periódico.

«Tanto Conde como De la Rosa los chantajearon, pero Conde era más sibilino. De la Rosa estaba indignado, llamaba al ministro Belloch y decía: «Voy a meter al Rey en la cárcel». Conde funcionaba a través del entorno de Don Juan, el padre del Rey. Cuando teníamos el libro casi hecho nos llegó una información y nos pusimos a investigar. Tengo una entrevista con Manolo Prado en Marbella y la grabo porque me viene a hablar en nombre del Rey. Cogí una camisa, le hice un agujero en el bolsillo y me puse el magnetofón atrás».

«Estuvimos todo un día en agosto hablando de su patrón. Y me decía: ¡Báñate!» Pero yo no podía quitarme todos los artefactos. Cada dos horas iba al baño a darle la vuelta a la cinta. Cuando salió el libro, en el CESID interrogaron a Manolo, se dieron cuenta de que estaba todo grabado, entraron en mi casa y se llevaron la cinta. La historia es que cuando el libro está preparado para su publicación veo que muchas de las cosas que me contó De la Rosa eran querellables e impublicables, entonces le llamo y le grabo mientras le leo el capítulo del libro para que no me pueda desmentir».

«Entrego el libro, llega el libro a Planeta y paralelamente se está produciendo un fenómeno, que el padre de Lara le ha pedido al Rey que le dé un título. Entonces el Rey se cabrea muchísimo y le dice que no le va a dar un título nobiliario. Planeta sabe de las tensiones que hay con Zarzuela y se niega a publicar el libro. Entonces me harto y con el capítulo del chantaje al Rey me voy a ver al ‘Guti’ a ‘Diario 16’ y le ofrecí la exclusiva del capítulo si lo publicaba antes del lanzamiento del libro. Entonces ‘Diario 16’ me da 16 páginas. Se montó un escándalo con dos empresarios chantajeando al Rey. De la Rosa y Conde se querellan, pero se salva al día siguiente cuando Fernando Almansa, jefe de la casa del Rey, manda una carta al fiscal diciendo que todo es verdad. Finalmente Planeta sacó el libro en marzo y después le acabaron dando el título».

«SI HUBIERAN METIDO EN LA CÁRCEL AL PADRE DE URDANGARÍN POR ESTAFA, EL HIJO NO HABRÍA ROBADO»

Preguntado por la situación actual de la Casa Real, Díaz Herrera opina lo siguiente.

«En 1999 me llama el presidente de la diputación de Alava, Ramón Rabanera, del Partido Popular y me dice que tiene una información del padre de Urdangarín, presidente de la Vital Kutxa, que se había dedicado a montar estafas de todo tipo. Finalmente, al presidente de la diputación de Alava le llama Aznar y le dice que no puedo salir nada de eso. Pues si hubieran metido a su padre en la cárcel su hijo no habría robado».

«ME ALUCINA HABER CONOCIDO A RAJOY ESCONDIDO EN UN HOSTAL PROTEGIDO»

A modo de anécdota, Díaz Herrera recuerda como conoció al actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

«Conocí a Rajoy en Santiago de Compostela en el año 1985. Habíamos sacado una portada en ‘Cambio 16’ denunciando una concesión de la Junta de Galicia de un juego a los dueños de las tragaperras a cambio de 400 millones de pesetas que le dieron al PP y a raíz de denunciar eso Rajoy, vicepresidente de la Junta, se vio en la obligación de revocar ese acuerdo y es un gran mérito para él, porque luego le amenazaron de muerte. Me alucina haber conocido a Rajoy escondido en un hostal protegido y escondido al actual presidente del gobierno».

CICLO DE ENTREVISTAS DE TRAYECTORIA EN PERIODISTA DIGITAL

Milian Mestre: «Fraga quedó deslumbrado por Cebrián y le nombró director de El País»

Eugenio Fontán: «Polanco se hizo con la SER con el favoritismo del Gobierno de González»

Fernando Ónega: «La SER hizo un gran servicio a la democracia el 23-F, fue un error de los golpistas no ocuparla»

García-Trevijano: «Provoqué que la dictadura cerrara el diario Madrid, porque el periódico iba a quebrar»

Luis María Anson: «No resulta exagerado decir que yo le conseguí Antena 3 a Lara»

Pepe Oneto: «El artífice del secuestro de Cambio 16 fue Alberto Ruiz Gallardón»

José Luis Gutiérrez: «Garzón y yo hemos sido víctimas del franquismo, aún sigue vigente la ley de prensa de Franco»

Manuel Martín Ferrand: «Mario Conde fue el general que dirigió la ocupación de Antena 3 del Gobierno de Felipe González»

Eduardo San Martín: «Dirigentes actuales del PSOE nos llamaron por publicar en ABC la reunión de Carod (ERC) con ETA»

Pablo Sebastián: «Cebrián me dijo que con lo de la OTAN algunos tendrían que enseñar el culo»

Consuelo Álvarez de Toledo: «Duré seis meses en El Socialista porque Alfonso Guerra era insoportable»

Miguel Ángel Gozalo: «Los socialistas han hecho creer que la TVE de ahora es buena»

José Luis Balbín: «En La Clave se pretendía que la gente opinara después de verlo, ahora al revés, empiezan opinando y acaban pegándose»

Manuel Cerdán: «Los regalos que llegaban a El Mundo en Navidad eran para Economía. A Investigación sólo llegan amenazas»

Mario Conde: «El ministro Solana (PSOE) nos adelantó que echarían a Pedrojota Ramírez de Diario 16»

Fernando Castedo: «Cesé a Gabilondo por un programa sobre el paro que no había revisado»

José María Carrascal: «Buruaga me echó de Antena 3 porque no era de confianza para Aznar»

José María Iñigo: «TVE suprimió Estudio Abierto por hablar de los fondos reservados»

Enric Sopena: «Una mano negra me vetó de Onda Cero».

Antonio Rubio: «Los servicios secretos españoles han actuado como Mortadelo y Filemón»

Isabel San Sebastián: «Sostres ya no participa en la tertulia de ‘Alto y Claro’

Amando de Miguel: «Cuando era consejero de RTVE, Rodrigo Rato me leyó la cartilla por no seguir sus órdenes»

Miguel Ángel Rodríguez: «Es imprescindible que la publicidad vuelva a TVE»

Nieves Herrero: «Presenté mi dimisión en RNE por la actitud de Piqueras»

Curri Valenzuela: «Le molesto a la extrema izquierda, porque razono y no doy gritos».

Daniel Gavela: «Que Cuatro y laSexta aparecieran a la vez nos perjudicó a ambas»

Hermann Tertsch: «Rajoy tiene en el Gobierno la misma arrogancia que Aznar»

Javier Ruiz: «Es un poco exagerado decir que Berlusconi me echó»

Juan Luis Galiacho: «La COPE intentó censurar una información sobre Rafael Vera, pero Encarna tiró hacia delante»

Díaz Herrera: «Si hubieran metido al padre de Urdangarín en la cárcel por estada, el hijo no habría robado»

Abel Hernández: «Sotillos me despidió mostrándome el carné del PSOE»

Francisco Frechoso: «Tras la salida del ‘Huffington Post’ podemos decir que Cuarto Poder es el primer periódico de blogs… que paga»

Fernando Sánchez Dragó: «Me alegré del cierre de Público, porque me atacó e insultó»

Raúl Heras: «El liderazgo de Rubalcaba en el PSOE es débil porque no manda ni en Andalucía, Madrid, Valencia y Galicia»

Germán Yanke: «No fue afortunada la broma de decir que fui menos de derechas de lo que me pidió Telemadrid»

Manuel María Bru: «Cuando critiqué a Losantos me dijeron que tosí a un dios y no me lo iban a perdonar en la vida»

Iñaki Gabilondo: «La COPE me ofreció mucho dinero por hacer las mañanas»

Ramón Gabilondo: «La SER se asustó con el programa sexual de Carlos Herrera»

Alfonso Rojo: «Las tertulias no son periodismo estricto, son mucho más show-business y espectáculo»

Manuel Marlasca: «La escencia del periodismo es que te paguen gratis»

Victoria Lafora: «Vasile nos insultó al poner Gran Hermano en el hueco de CNN+»

Isabel Durán: «Nunca he ido con el traje de camuflaje»

Manuel Campo Vidal: «La salida de Herrero y Losantos de A3 fue cosa de Asensio»

Paco Lobatón: «Una llamada a ‘Quién Sabe Dónde’ resolvió el asesinato de Anabel Segura»

José María Calleja: «Hoy los políticos no esperan al editorial de El País para que les digan lo que tienen que pensar»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído