Pide desde El Mundo que se aplauda al presidente por la rueda de prensa del domingo

Anson: «Rajoy se zafó de la dictablanda de Pedro Arriola»

Culpa a "los que le aconsejaron mal" de que Rajoy haya "malbaratado parte del capital político"

Luis María Anson ha encontrado un culpable de los errores de Rajoy. Para el periodista que gusta firmar como «miembro de la Real Academia Española» el presidente no tiene mayor responsabilidad que dejarse aconsejar mal. El ex director de dos periódicos de derechas (ABC y La Razón) actual columnista de un tercero sostiene en un artículo publicado en El Mundo este 12 de junio de 2012 —Rajoy se apareció en carne mortal— culpa a «los que le aconsejaron mal» de que Rajoy haya «malbaratado parte del capital político» que el jefe del Ejecutivo está comenzando a corregir sus fallos y pide que se le aplauda por dar una rueda de prensa el domingo, aunque no dijera en ella lo que tenía que decir.

El texto arranca:

El clamor digital ante la ausencia el sábado de Mariano Rajoy para explicar el rescate europeo hizo reflexionar al presidente del Gobierno. Así es que zafándose de la dictablanda de Pedro Arriola, partidario de mantener al líder en el más allá, decidió aparecerse en carne mortal ante los españoles.

Celebra la «forma suave de rescatar» la economía española en forma de «maná de 100.000 millones de euros derramados sobre España» , que en su opinión evita la intervención. Continúa con un elogio a la política económica:

Gracias a las reformas laborales y a la inteligente gestión europea de Guindos solo nos hemos tenido que tragar el menos malo de los males. En resumen, Europa nos ha abierto una línea de crédito que bien gestionada devolverá a la circulación económica la sangre de los préstamos.

Culpa de los fallos a los malos consejeros:

Por culpa de los que le aconsejaron mal, Mariano Rajoy ha malbaratado una parte del capital político acumulado en las elecciones del 20-N.

Menos mal que el presidente no es de los políticos que lloran sobre la leche derramada. Es hombre tenaz y ha empezado a enderezar las cosas, tras dejarse jirones de prestigio en las alambradas de la crisis económica.

Ah, se apareció Mariano Rajoy en carne mortal y es verdad que, desde el altar de Moncloa, explicó de forma convincente las cosas. Pero no cantó la palinodia.

Concluye:

Mariano Rajoy no dijo nada de esto [la responsabilidad de los políticos en la situación de las cajas] . Calló como un rabiza, a pesar de lo cual hay que aplaudirle por atender al clamor digital y explicar personalmente a la opinión pública la situación con palabras que resultaron razonables y convincentes. Ahora el presidente deberá hacer camino al andar.

Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído