Arde el papel / Columnas del templo

El pacto PRISA, Rajoy y poderes fácticos para domesticar al PSOE

Arcadi Espada aconseja al maricón vivir de la mariconería

Este 19 de junio de 2012 El Mundo viene sembrado. La mayoría de sus columnistas se gana su sueldo. Un columnista de la prensa de papel le gana por la mano al Huffington Post español y progre.

Víctor de la Serna le reprocha a Montserrat Domínguez que este 18 de junio de 2012 a las ocho de la tarde tuviese en portada una columna suya en la que anuncia la sesión de bolsa y de prima de riesgo que había terminado hacía unas horas. Esto escribía Montserrat Domínguez en su post desmenuzado por De la Serna:

«En cuanto a España, nos espera otra semana de vértigo, en la que conoceremos finalmente la sentencia de las consultoras que están evaluando las necesidades de capital de la banca española.»

Y esto replicaba Víctor de la Serna en ‘Y ahora agregando’:

«Ya que el HuffPost es un medio exclusivamente on line, ¿no debería ser capaz de producir más de un editorial al día, no contentarse con ése inmutable, impreso a las dos de la madrugada, de los diarios de papel? ¿O es mucho trabajo? No vayamos a herniarnos, que los medios informativos van viento en popa.»

«Pero el problema no son los blogs. El problema es que este medio produce menos información propia que el legendario Flores y Abejas de Guadalajara. Sus (pocos) redactores se dedican, sobre todo, a edición y diseño, con especial insistencia en insertar, o agregar, enlaces a otras publicaciones de las que emanan las verdaderas informaciones. Y aun con tanta agregación, no conseguía a esas horas colocar en portada una sola noticia genuina: mandaba a todo trapo con la reducción de velocidad en las carreteras secundarias.»

¿Por qué esta columna no aparece en la sección ‘Sala de columnas’ de la edición de El Mundo en Orbyt?

Arcadi Espada escribe una columna que es una delicia de ironía, de incorrección y de ambigüedad, en la que da instrucciones sobre cómo vivir a «un maricón», porque, como escribe, «Ser maricón continúa siendo un problema»:

«Pero, sobre todo, tú, si quieres ser maricón debes ser un maricón exhibido. En cualquier momento pudiste llegar a creer que tus gustos de amor eran un asunto privado. No, no. Ser maricón es, obligatoriamente, un acto público. Incluso, te seré franco, es mejor que tarde o temprano trates de vivir de tu mariconería. Nadie va a reprochártelo. Es cierto que vivir del sexo está mal visto en algunos casos, y en algunos casos de calle hasta prohibido; pero sólo afecta a las chicas.»

Y que cada uno ponga el nombre o la cara que quiera a ese maricón.

Lucía Méndez usa el caso de Carlos Dívar para hacerse una pregunta capital: ¿cómo se seleccionan en España a las elites?

«Lo que mucha gente se pregunta es por el proceso de selección de nuestras élites. O, lo que es lo mismo, ¿cómo pudo un hombre como él llegar a presidente del CGPJ? Y no por su conducta reprobable, sino por su comportamiento posterior. Dívar ha demostrado que no está a la altura de su alta responsabilidad institucional.»

Salvador Sostres apela a la valentía de Mariano Rajoy como Rudyard Kipling apelaba a la de los lanceros bengalíes.

«Ahora que ya ha visto que con sus lamentables triquiñuelas, tratando de ganar, sólo ha perdido, podría probar a ser un buen presidente, y comprobar él mismo que la Historia siempre prefiere a los valientes.»

EL PRECIO DEL ARTÍCULO DE CEBRIÁN

Marcello nos anuncia que El Mundo molesta, y mucho, en La Moncloa, en especial a Soraya Sáenz de Santamaría y a Carmen Martínez Castro, tanto que anuncia una maniobra contra el periódico –-La ranita y los celos de El Mundo y ABC–:

«A estos de El Mundo, como se descuiden, los esperará y los pillará Rajoy por la retaguardia en Italia como ya se hizo con la COPE en los tiempos del mandril aullador de todos Losantos. Es decir, si Zapatero intercedía ante Berlusconi en favor de Pedro J., para salvarlo de las iras del Rey, a Rajoy le tocará ahora hablar con Monti para que se los quite de encima, como en su día algunos emisarios purpurados hablaron con el Vaticano para sacar de la radio de los obispos a los okupas trogloditas.»

También afirma que el artículo de Cebrián del domingo tenía un precio: los 500 millones de euros que va a meter Telefónica en PRISA.

«Lo único malo del pacto triangular de Prisa, Gobierno y poderes fácticos para domesticar al PSOE es que puede haber llegado demasiado tarde si los mercados embisten con más fuerza a la deuda española y el gran rescate y los hombres de negro llegan a Madrid, como si asistiéramos al desembarco de los marcianos»

Empiezan a llegar a los periódicos columnas sobre la victoria de los socialistas en Francia. Tomás Cuesta en ABC la analiza desde el punto de vista europeo:

«La tentación -que tantos en distintos países europeos abrigan- de hacer de Hollande la cuña para quebrar la firmeza en las políticas austeras de Merkel, es hoy el horizonte que mayor preocupación debiera generarnos. Sin una actuación sincronizada de Alemania y Francia, no hay posibilidad de que Europa se salve.»

En cambio, el GEES en Libertad Digital se centra en la pérdida de legitimidad del sistema político por el aislamiento de los votantes del Frente Nacional:

«El cordón sanitario en torno al FN es otra de las corrientes de agua que está horadando el edificio constitucional francés. La representación de los 3,6 millones de votantes del FN en la primera vuelta de las legislativas se reduce a tres diputados, mientras que la de los 1,6 millones de ecologistas se extiende a 18 gracias a los pactos entre los partidos de izquierda. ¿Por qué los votos de unos valen menos que los de otros?»

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído