Arde el papel / Columnas del templo

«‘Lo que no puede ser es que yo te esté pagando a ti el móvil y el iPad'»

Federico Quevedo hace llorar a una diputada del PP

Antonio Elorza, hecho una Dama de Blanco, critica a ZP

¡Qué dura es la vida! Pierdes el poder y te empiezan a caer tortas de todos lados, sobre todo de aquellos a los que más habías beneficiado. A unas semanas de haber dejado la presidencia de Francia, Sarkozy ha visto su casa hollada por la policía que antes le obedecía.

A Zapatero en El País le llegaron a considerar el fundador de una nueva manera de hacer política; ahora le tratan a patadas. El último en unirse a este club es Antonio Elorza, animador de la memoria histórica y partidario de la negociación con ETA. Resulta que Elorza ha estado en Cuba y lo que ha visto le parece muy mal.

«Desde el viraje colaboracionista con la dictadura de Moratinos (y del embajador Alonso Zaldívar), no pueden acceder a revistas, publicaciones culturales, ni a internet. La Embajada se cerró para ellos. Están totalmente aislados y, como me ocurrió al visitar al veterano opositor Elizardo Sánchez, con el coche del ‘seguroso’ prácticamente a la puerta.»

Vamos, que Elorza se va a hacer de las Damas de Blanco.

José Antonio Zarzalejos en ElConfidencial publicita un nuevo lobby, el Círculo Cívico de Opinión, y decimos lobby y no círculo porque qué va a ser una asociación llena de ejecutivos, que no empresarios.

Zarzalejos da la lista de los firmantes: directores de comunicación de bancos, directores de estudios de grandes empresas, opinadores de El País y alguno de ABC… ¿Pero qué va a decir un empleado de lujo de Emilio Botín que interese a los autónomos?, ¿que sufren mucho por no llegar a fin de mes?

Melchor Miralles nos habla de alguien más interesante que esos señores que enumera Zarzalejos: un ex director de oficina de Bankia.

«Francisco Xavier Carballeda, director de una oficina de Bankia, se levantó en la junta de Bankia, cogió la palabra y dijo: «Pido perdón a mis clientes por haberles vendido acciones. Yo les pasé la información que mis superiores me facilitaron. Por primera vez en toda mi carrera profesional siento que les he defraudado. Para poder mirar al futuro hay que mirar al pasado. No es posible que quienes han puesto en riesgo nuestro futuro puedan quedar impunes»»

Federico Quevedo confiesa que hizo llorar a una diputada del PP en un programa de televisión:

«‘Lo que no puede ser -le llegué a decir a la diputada del PP- es que yo te esté pagando a ti el móvil y el iPad’, y esa personalización de la crítica entiendo que no fue muy apropiada pero es lo que en realidad piensan millones de ciudadanos.»

¿Rebelión a bordo? Pues no señores. Quevedo pide primero reforma a machete, pero luego se achanta y pide diálogo hasta el amanecer como Zapatero. Juzguen:

«No entiendo, por ejemplo, ese empeño del Gobierno por mantener las Diputaciones, salvo que se trate de una cuestión de aferramiento al poder recientemente conseguido. Si no se quiere que desaparezcan, al menos refórmense para que no sigan siendo un nido de corrupción y de amiguismo, ni una última balaustrada de poder a medio camino entre ayuntamientos y comunidades autónomas, y limítese su función…»

El ABC ha entregado la Tercera de hoy a otro vástago ilustre de apellido compuesto y cargo rimbombante: Antonio Hernández-Gil, decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y consejero independiente (que me da la risa) de Repsol y de Barclays.

El jurista cita hasta al Papa para reclamar «un orden económico más justo, más social y por tanto más libre». Pues don Antonio tuvo la oportunidad de colaborar al nacimiento de ese orden querellándose contra el ex juez Baltasar Garzón por las escuchas ilegales a los abogados del ‘caso Gürtel’… y no le dio la gana de hacerlo. Hechos y no palabras.

Martín Ferrand ha regresado al ABC tronante contra el Estado de las Autonomías.

«Una mediocre realidad, como la que arrastrábamos cuando, después de la muerte de Francisco Franco, las Cortes apañaron la Constitución del 78 multiplicada por 17 no da el resultado de 17 mediocres realidades, sino el de una gigantesca calamidad que, además de traicionar el espíritu germinal de la Nación, debilita el Estado e impide el sentimiento patriótico que, como rescoldo, pudiera quedar latente en las instituciones y en muchos más ciudadanos de los que parece a primera vista.»

Mi señor padre me dice que en esos tiempos en que las Cortes aprobaban la Constitución a Martín Ferrand le parecían muy bien las autonomías y disparaba (metafóricamente) contra quienes se oponían a ellas por centralista y catastrofistas.

Antonio Gala y Gabriel Albiac arremeten contra Bacher el Assad y piden que la ONU y la OTAN intervengan contra él. Parece que estos ilustres pedantes no se dan cuenta de que la alternativa a este dictador con corbata es un dictador con chilaba.

CONTRATAR A LAS ASISTENTAS

Quim Monzó en La Vanguardia nos habla de un asunto de verdadero interés, y lo escribo sin ironía, la contratación de las empleadas de hogar por orden de Zapatero que Rajoy no ha tocado:

«Por motivos diversos muchas mujeres de la limpieza han preferido siempre ir tirando en la economía sumergida. Según sus impulsores, la reforma legal está pensada precisamente para acabar con esas irregularidades.»

Pero las consecuencias no están siendo ésas:

«en vez de normalizar este mercado laboral, la reforma puede conseguir justo lo contrario: incrementar la economía sumergida: que sólo sobreviva quien acepte dejar de cotizar en la SS y trabajar en negro.»

Seguro que se lee mucho esta columna. Más que las de Gala y Martín Ferrand. Y lo vuelvo a escribir sin ironía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído