La revista le acusó de "consumo ocasional de cocaína"

Marichalar pierde su batalla con Época: Dávila y Viñes, absueltos

La Justicia subraya la intención informativa de los periodistas al publicar las noticias

El ‘caso Marichalar’ acaba con la victoria del derecho a la información. La magistrada que lo instruyó en el sala 13 de lo Penal, ha absuelto al semanario Época, a su anterior director, Carlos Dávila, y a la periodista que firmó el artículo, Eugenia Viñes, de los cargos contra el derecho al honor que se les imputaban. —Siga leyendo en La Gaceta

El origen del juicio del exyerno del Rey contra la publicación del Grupo Intereconomía se remonta a 2008, cuando la revista Época informó de que la Infanta doña Elena había alegado en la demanda de divorcio un supuesto «consumo ocasional de cocaína» por parte de don Jaime de Marichalar.

Según la sentencia firmada por la magistrada Carmen Viñaras Giménez, los periodistas, que fueron defendidos por los letrados Guillermo Regalado y Juan José Aizcorbe, «actuaron correctamente al publicar la información» y no hubo «injurias ni ánimo de injuriar».

La sentencia asegura, además, que «no cabe otra conclusión que afirmar que la intención que guiaba a ambos acusados fue informativa sobre un asunto de relevancia nacional» e insiste en que no se cumplen los elementos del delito tipificado en el artículo 208 del Código Penal.

«CONSUMO OCASIONAL DE COCAÍNA»

A finales de octubre de 2008 el ex duque de Lugo, Jaime de Marichalar, presentó una querella criminal contra la revista Época, entonces dirigida por Carlos Dávila, por un reportaje sobre su separación de la Infanta Elena.

La revista publicaba que el «consumo ocasional de cocaína’ era una de las causas de la ruptura de su matrimonio con la Infanta Elena.

Ante la querella, el juez Enrique Luis Bergés ha cursado la apertura del juicio oral y ha fijado una fianza ‘solidaria’ de 1.039.980 euros para asegurar las responsabilidades civiles.

La Gaceta publicó el 29 de septiembre de 2010 un breve comunicado en el que explicaba que:

En el número 1213 del semanario ÉPOCA -aparecido el 2 de octubre de 2008- no se acusó en ningún momento de cocainómano a Jaime de Marichalar, ex marido de la Infanta Elena, ahora divorciado de la primogénita de los Reyes de España.

El reportaje, publicado bajo el título «Conflicto en la separación de doña Elena. Alega consumo ocasional de cocaína», recogía las informaciones que el semanario recibió de fuentes de toda solvencia en torno a la separación de los entonces duques de Lugo.

Según establece el Código Penal, los presuntos delitos por injurias, en caso de probarse, están castigados con sanciones económicas, pero en ningún caso, con pena de prisión.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído