Arde el papel / Columnas del templo

Ignacio Camacho: «El vigoroso espíritu de Ermua apenas es hoy un mortecino aliento»

Pataleta de Enric Sopena por su condena por mentir sobre Alcaraz

Enric Sopena está muy enfadado por la confirmación por el Supremo de la condena que recibió por publicar mentiras sobre Francisco Alcaraz y su esposa. Los magistrados del Supremo, según él, están en el Antiguo Régimen, no en el franquista, sino en el de las monarquías anteriores a la revolución francesa:

«Están más cercanos a l´Ancien Régime que a la España constitucional. Entre el honor de Alcaraz y la libertad de información y de expresión han optado tales jueces por el honor de un agitador callejero, experto en lanzar insultos y descalificaciones por doquier, que ha convertido a un sector de las víctimas del terrorismo en arietes, muy a nuestro pesar, contra la legislación democrática vigente.»

Otro columnista que este 10 de julio de 2012 viaja por el tiempo y nos da una lección de historia es Rosa Montero. La primera frase de su columna, «El PP está llevando a este país a la Edad Media», nos hace pensar que va a tratar de los recortes en Sanidad, pero no es así.

«Es el colmo: este país de bárbaros no sólo no acaba con la ignominia del Toro de la Vega, sino que además hoy, si un milagro de cordura no lo remedia, la Junta de Castilla-La Mancha autorizará la retrógrada y salvaje práctica del lanceo de jabalí a caballo. La propuesta es de un tal Enrique del Águila, fundador del Club Internacional del Lanceo, que al parecer ya está ofertando la caza con lanza del jabalí en un coto de Toledo. Que haya tipos tan sangrientos como Del Águila ya es lamentable; pero que la ley lo permita es para llorar. Creo no ser sectaria y pensé que el PP sería un partido conservador, democrático y civilizado; pero lo cierto es que ha llegado a unos extremos de involucionismo y de abyección acongojantes. El PP está llevando a España a la Edad Media; ¿qué será lo próximo, los siervos de la gleba? Estamos cerca.»

Asombroso, ¿verdad? Se trata de esas fiestas locales con animalitos vivos que tanto desagradan a Rosa Montero… a la que o desagrada que todos los días se triture niños en los vientres de sus madres.

Como hoy es el aniversario del comienzo del secuestro de Miguel Ángel Blanco por ETA hace 15 años, algunos periódicos traen tribunas y artículos al respecto. Los análisis son tristes.

Ignacio Camacho hace un triste balance:

«La ETA que mató a Blanco ha sido derrotada por la presión del Estado pero sus cómplices han obtenido la contrapartida de la rehabilitación política por adelantado y el vigoroso espíritu de Ermua apenas es hoy el mortecino aliento de una memoria disipada.»

Hermann Tertsch lamenta que a esa ETA hundida por la reacción popular la reanimase Zapatero:

«Lo que no sabía el Gobierno de Aznar es que dos años después de Lizarra y muy poco después de que llegara a la jefatura del PSOE en el congreso de Madrid un tal José Luis Rodríguez Zapatero, ETA se iba a encontrar con el mayor golpe de fortuna en su medio siglo de existencia.»

John Müller describe cómo ha cambiado España, a peor también, en la economía, a cuenta del puesto perdido en el BCE:

«Actualmente, Alemania representa el 27% del PIB de la Eurozona, Francia el 20%, Italia el 18% y España el 12%. Sin embargo, una nación como Finlandia, que representa menos del 2% de la economía de la moneda única, se permite poner en solfa los acuerdos del último consejo europeo con la misma fuerza que cualquiera de los demás socios.»

En LibertadDigital, Emilio González subraya la necesidad de «meter mano» a las autonomías y cuanto antes:

«Teniendo en cuenta que la mayor parte del gasto público es responsabilidad de las administraciones periféricas, o estas recortan sus pagos o no habrá forma de que el sector público cuente con los recursos necesarios para afrontar ese desafío, a no ser que lo haga deteriorando la calidad de la sanidad pública y reduciendo al mínimo las pensiones. Como eso no es política ni socialmente admisible, al final habrá que meter mano a las autonomías. Entonces, ¿por qué no empezar ya? La crisis es una gran oportunidad y una buena justificación para hacerlo.»

Salvador Sostres, vástago de una ilustre familia barcelonesa, medita sobre la decadencia de su ciudad y del comercio que en ella hay. Muy oportuno con los mineros exigiendo subvenciones y prejubilaciones en Madrid:

«La decadencia económica de Cataluña es principalmente culpa de la inconcebible arrogancia de tenderos y de pequeños comerciantes, que piensan mucho más en sus problemas que en las necesidades de sus clientes; y están más concentrados en sus delirios que en la calidad del producto que ofrecen.»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído