Arde el papel / Columnas del templo

Buenafuente sale en defensa de los enchufados del Canal 9 y de TV3

¿Y si el "que se jodan" lo hubiese pronunciado Labordeta?

Ruiz Quintano descubre que los progresistas del CGPJ ahorran en mejillones

Hablé del lametazo que Ansón le dio a Juan Ramón Lucas el 17 de julio de 2012 y este 18 de julio le toca a Andreu Buenafuente, más comedido, dar un abrazo a los periodistas del valenciano Canal 9 y defender la televisión pública, en concreto TV 3.

«Los medios públicos son continuos avisperos donde, por cierto, no hay manera de que la industria audiovisual española pueda hacer algo con regularidad. Entras y te llueven hostias por todos lados, como si nosotros fuéramos el problema. Hay más: está el faraónico desaguisado de la televisión valenciana que han gestionado todo lo mal que han sabido en todos los aspectos. Una vergüenza. Y, ahora, de un plumazo, todos a la calle. Más descaro imposible. En lugar de haber hecho un plan de viabilidad hace muchos años y mirar de encauzar la situación, han dejado que se pudra.»

Habría que saber si la productora de Buenafuente vende a las cadenas de televisión públicas, ¿no le parece amigo lector?

El título de la columna de Víctor de la Serna, ‘Otra vez, ley del embudo progresista’, hace que me abalance sobre ella para devorarla. ¡Cómo empieza!

«Tras una semana, los bienpensantes progres ya tienen nueva muñequita vudú para clavar sus alfileres: adiós Julio Somoano, hola Andrea Fabra.»

Y así concluye:

«Nadie pidió el destierro ni la flagelación para Labordeta, ni para Alfonso Guerra cuando lanzaba a Adolfo Suárez aquello de «perfecto inculto procedente de las cloacas del franquismo», y «tahúr del Misisipí con chaleco floreado». (…) Nadie reprochó a Dolores Ibárruri su supuesta amenaza de muerte a José Calvo Sotelo cuando 40 años más tarde presidió la mesa de edad del Parlamento. No enloquezcamos ahora.»

Sobre la situación de la economía, José García Domínguez en Libertad Digital se carcajea de las advertencias de Cristóbal Montoro a las autonomías derrochonas:

«Llegado el caso, es lo máximo que la norma permitirá a los risibles hombres de negro de Montoro: impartir instrucciones al objeto de que se haga su voluntad así en Barcelona como en Badajoz. Instrucciones y… punto. Si no se cumplieran, esto es, si la rebeldía deviniese contumacia, sépase que resta proscrito cualquier recurso a la fuerza. Eventualidad únicamente posible previa declaración del estado de sitio por las Cortes.»

En su columna humorística de ABC, Ignacio Ruiz Quintano nos da una exclusiva. ¡Los vocales del CGPJ están recortando sus gastos!

«Y no digo que el funcionario no ahorre. Después de lo de Dívar, yo he visto a la portavoz del Tercer Poder cenar mejillones con otros progresistas en una terraza de la Castellana donde de lunes a viernes ofertan un descuento del 50 por 100 en la factura final, aunque los números no sean el precio del bivalvo; los números son el aparato de seguridad que se gastaban y que llevaba a los transeúntes a buscar entre los comensales a Obama.»

José Antonio Zarzalejos está soltando amarras con su admirado Alberto Ruiz Gallardón, al que tanto elogió cuando era director de ABC. En ElConfidencial le atiza con la manita una serie de pescozones.

«El titular de Justicia ha jugado mal sus bazas. Apostó por el mantenimiento deCarlos Dívar sin auscultar con acierto el criterio de sus compañeros (…) En este momento -y más allá de las expresiones rituales de satisfacción de unos y de otros-, la realidad es que Ruiz-Gallardón tiene enfrente a la judicatura, y lo que aún no se sabe es si el ministro mantendrá o no su apuesta reformadora que tanto contraría a estos funcionarios a los que, por cierto, también se les ha suprimido la paga extraordinaria de Navidad porque perciben más de 962 euros.»

En su columna de El Mundo, a Jiménez Losantos su liberalismo desaforado le juega una mala pasada. Según escribe, en la sala de lo social del Tribunal Supremo «el rojo y el azul mahón coinciden en machacar a la izquierda».

Losantos debería consultar las estadísticas del Ministerio de Trabajo: un tercio de las sentencias de los tribunales de lo social son a favor de los empresarios y si más de dos tercios son en contra quizás, Federico, es que algunos empresarios, no digo todos, incumplen las leyes, ¿no?

ANTONIO BURGOS LE ENSEÑA TÁNGER A SU NIETA

¿Y de qué nos habla hoy Carmen Rigalt? De que dejó de comer foie cuando supo «cómo los granjeros se ensañaban con las ocas para conseguir un buen foie, no volví a probarlo». Oooooooh. ¡Qué bondad la suya! Ni San Francisco de Asís. Y una frase idiota para concluir la columna, titulada ‘El derecho del gilipollas’: «El hombre es el único mamífero superior capaz de infligirle sofisticadas torturas a un pobre animal y, encima, comérselo». Ésta señora tendría que ver cuarenta horas de documentales de La 2 sobre arañas, hienas, calamares, gaviotas, tiburones y bichos semejantes.

Otro columnista convencido de que los episodios de su vida son vitales para sus lectores es Antonio Burgos, que firma una columna que parece sacada de un folleto de publicidad de Marruecos, ya sabe usted, el vecino amable del sur: ya estoy de vacaciones en Tarifa, cuánto me gusta pasar a Tánger con mi nieta…

Acabamos con la columna cínica del día. Javier Solana, ministro de Educación de Felipe González y otros dos ex altos cargos de ese Ministerio con los socialistas reclaman en El País cambios en la Universidad pública en lo referido a la selección del profesorado y la promoción de éste. ¡A buenas horas, mangas verdes, cuando Solana participó en la laminación de la Universidad y su conversión en un cortijo progre!

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido