Sorpresa en El Mundo por el 'botafumeiro' usado por una periodista que destaca por su gran calidad

Malestar en la redacción de El Mundo por el publirreportaje a Corinna y su tono cortesano

Un redactor: "Nos hemos quedado cortos, ante ciertas afirmaciones hay que preguntar y profundizar"

Uno de los secretos mejor guardados de El Mundo es la gestación de la entrevista a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, firmadas por Ana Romero, que el diario de Pedrojota Ramírez ha publicado en dos entregas el 24 y el 25 de febrero de 2013.

En la redacción del periódico generalista de Unidad Editorial apenas nadie sabe cómo fueron las gestiones a través de las cuales la ‘amiga entrañable’ del Rey se convirtió en la reina absoluta de su portada durante dos días seguidos. El hermetismo es absoluto.

Según ha podido saber Periodista Digital de diversas fuentes de la redacción, los periodistas de El Mundo fueron los primeros sorprendidos al ver la publicación de la entrevista.

Varios miembros del equipo ha dicho que, a posteriori, lo único que se ha podido saber es que había un ‘núcleo duro’ del que formaban parte Pedrojota Ramírez, Casimiro García-Abadillo, Ana Romero y una o dos personas más. Sin embargo, con la excepción de los propios implicados nadie sabe quienes son esas otras personas.

Parece claro, eso sí, que Eduardo Inda no estaba en ese ‘mini gabinete’. Contactado por Periodista Digital para hablar de este tema, dijo:

«De eso no puedo hablar porque no la he hecho yo».

Desde la publicación de la entrevista, Ana Romero se ha refugiado en un amurallado silencio telefónico. Durante cinco días consecutivos, ha sido imposible conseguir que conteste al teléfono.

El ‘núcleo duro’ supo mantener el secreto de lo que se preparaba en todo momento. Una de las fuentes consultadas ha explicado:

Otras veces, cuando se cuece algo gordo hay rumores por la redacción. En este caso no ocurrió. Nos enteramos de la entrevista como el resto del público, cuando salió publicada.

El mismo hermetismo se mantiene después de la publicación de las dos entregas de la entrevista. Lo único que tienen claro es que la autora es Ana Romero, el resto sigue siendo un misterio absoluto para la práctica totalidad de los periodistas de El Mundo. Las fuentes de la redacción insisten:

El secreto es absoluto. Aquí nadie sabe nada. Sólo los que están en el ajo saben cómo fueron las gestiones, si fue El Mundo quién consiguió que Corinna aceptara hacer la entrevista o fue la propia Corinna quien la ofreció. El secreto es tal que no corren ni rumores sobre cómo se gestó esto.

DESAGRADO POR EL TONO

Aunque alguna de las fuentes de El Mundo consideran que la entrevista ha sido un «buen tanto» de El Mundo y ha sido un gran logro, varias voces se han mostrado muy críticas.

Aunque todas las fuentes se muestran elogiosas con la capacidad profesional de Ana Romero, una de las mejores especialistas en Internacional y Política Exterior en el periodismo español, se muestran sorprendidas del tono elogioso con Corinna que caracteriza la redacción de la pieza periodística. Una de ellas ha llegado a decir que es un texto «cortesano».

También hay quien ha llegado a decir que no entiende «porqué damos tanto incienso con el botafumeiro a esta señora». Esta última crítica se refería también al elogioso editorial que dedicaba el periódico a la «amiga especial» del Rey el mismo día en que se publicaba la primera entrega de la entrevista.

Entre los miembros de la redacción de El Mundo hay quien ha llegado a decir:

Con esta entrevista quedamos mal todos. Queda mal Ana Romero, una profesional muy superior a lo que se ve aquí, queda mal el periódico y queda mal la propia Corinna.

Un lamento que se repite es que Corinna dice cosas muy graves, como lo de las gestiones confidenciales, y no se le pregunta por ello. Una de las fuentes dice:

Nos hemos quedado cortos, ante ciertas afirmaciones hay que preguntar y profundizar. No te pueden decir que se hacen gestiones confidenciales y no preguntar a qué se refiere.

La sorpresa aumenta en tanto en cuanto rompe con la línea anterior mantenida por el periódico, que había sido la marcada por Eduardo Inda, y que era crítica con Corinna y su relación con el Rey.

Periodista Digital le ha preguntado por teléfono a Inda por su opinión al respecto, sobre todo después de que en una tertulia criticara las declaraciones de la entrevistada —Inda sobre Corinna: «Esta persona maneja información clasificada del Gobierno de España, ¿estamos locos?–. Su respuesta en tono chulesco ha sido acusar a este periódico de publicar «falsedades» y colgar el teléfono sin despedirse.

 

Te puede interesar

Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído