UNEDISA reconoce en peligro la 'viabilidad' del grupo

Pedrojota ve en grave riesgo ‘El Mundo’ y ordena recortes urgentes

La empresa suspede el plan de bajas incentivadas y sigue adelante con la reducción de salarios

Pedrojota ve en grave riesgo 'El Mundo' y ordena recortes urgentes
Pedrojota Ramírez. PD

La redacción se opone a nuevos recortes, exigidos por los propietarios italianos de RCS Mediagroup, como condición necesaria para dar vía libre a una nueva ampliación de capital

Corre entre la profesión el insistente rumor de que a Pedrojota Ramírez le ‘huele el culo a pólvora‘, pero quienes le conocen dan por seguro que se salvará de la quema. 

El director de ‘El Mundo’ se ha salvado tantas veces, ha sobrevivido a tantas crisis y ha sido capaz de urdir tantas escapadas extremas que cuesta imaginar que caiga esta vez.

Cierto es que, a diferencia de lo que ocurrió en tiepos de Aznar o Zapatero, el actual presidente del Gobierno apenas le presta atención. No es mariano Rajoy hombre que descuelgue el teléfono a periodistas de relumbrón, ni un político abducido por los titulares cotidianos, pero tampoco es proclive a manipular lo que eufemísticamente se denomina ‘panorama mediático’ y está dejando que cada cual se cueza en su propia salsa.

Y eso afecta al Grupo PRISA, al que desde La Moncloa y al area de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría se ha echado una mano para facilitar su refinanciación, al grupo de Lara, pavimentando legalmente la fusión de Antena 3 y LaSexta e incluso a Unidad Editorial, que engloba a ‘El Mundo’, ‘Marca’ y ‘Expansión’ y al que no s eha retirado ni un euro de la precisosa y cada vez más escasa publicidad institucional, a pesar del ‘Caso Bárcenas‘ y de lo que esciben cada semana Raúl del Pozo y otros.

La catastrófica situación en que se encuentra UNEDISA, ha incrementado la presión de los italianos de RCS Mediagroup sobre Pedrojota y el propio consejero delegado, Antonio Fernández Galiano, pero a ambos les restan bazas.

Una de ellas, es una nueva ‘carnicería‘ laboral: Unidad Editorial acometerá nuevos despidos y recortes salariales para asegurar la viabilidad económica de la empresa.

La compañía envió este 5 de septiembre de 2013 una circular a sus trabajadores anunciando las nuevas medidas después de que el pasado miércoles 4 de septiembre de 2013 la plantilla de Unidad Editorial rechazase por escaso margen de votos un acuerdo laboral de principios de verano en el que se incluían distintas medidas de ahorro y compromisos recíprocos.

La tarde del miércoles la plantilla de UNEDISA votó en contra el paquete de recortes acordado antes del verano entre sindicatos y empresas. Participó en la consulta el 48% de la plantilla.

Este paquete incluía bajas voluntarias con 35 días de indemnización, excedencias voluntarias y reducción salarial del 3% al 13,5% dependiendo del salario.

A cambio la empresa, que necesita ahorrar 13 millones antes de fin de año, se comprometía a no realizar despidos objetivos.

Fuentes de la redacción aseguran que la plantilla está desilusionada y no ve un proyecto de futuro. Esa es la razón por la que se opone a nuevos recortes, exigidos por los propietarios italianos de RCS Mediagroup, como condición necesaria para dar vía libre a una nueva ampliación de capital, la segunda en menos de un año.

Según este plan Unidad Editorial incentivaría bajas voluntarias con indemnizaciones de 35 días de sueldo por año trabajado y rebajaría los sueldos entre un 3% y un 13,5%. A cambio, no realizaría despidos por causas objetivas.

Tras el rechazo de periodistas y empleados a aceptar nuevos sacrificios, la compañía ha anunciado que han «quedado sin efecto la totalidad de las condiciones contenidas en dicho preacuerdo, incluido el plan de bajas voluntarias».

Y Pedrojota ha hecho pública una seria amenaza: «Unidad Editorial dará con carácter inmediato los pasos necesarios para un nuevo proceso de reestructuración de plantilla, manteniendo en todo caso también la necesaria reducción de salarios».

La circular acentúa el caracter urgente e imperativo de las medidas y habla de «grave riesgo para la continuidad económica de la empresa».

El rechazo de la propuesta por parte de la plantilla ha supuesto un ‘jarro de agua fría’ para Fernández Galiano que ha intentado, mediante reuniones con equipos y jefes de sección, convocar una nueva votación sin que hasta el momento haya tenido éxito.

EL COMUNICADO DE UNEDISA

«La dirección de Unidad Editorial, una vez informada de los resultados del referéndum celebrado por el que se rechazó el preacuerdo alcanzado el pasado mes de julio con los representantes legales de los trabajadores, constata que, como consecuencia de ello, ha quedado sin efecto la totalidad de las condiciones contenidas en dicho preacuerdo, incluido el plan de bajas voluntarias.

El fracaso de este plan pone en grave riesgo la viabilidad económica de la empresa, por lo que la dirección está obligada a tomar todas aquellas otras decisiones imprescindibles para garantizar la continuidad de la misma, acometiendo con carácter inmediato los pasos necesarios para un nuevo proceso de reestructuración de plantilla, manteniendo en todo caso también la necesaria reducción de salarios.

La situación en la que nos encontramos nos exige actuar con celeridad y urgencia.

La Dirección de Unidad Editorial»

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído