Tribuna de papel / El primer vistazo del día

Margallo, nuevo portavoz de los éxitos del separatismo catalán: «La Diada fue un éxito»

La Infanta Cristina estaba al tanto de todo lo que acontecía en Aizoon

¿Han sentido ustedes alguna vez esa sensación de haber ingerido una bebida espirituosa de garrafón y que el malestar les acompañe más de un día, como si su organismo fuese incapaz de eliminarla? Pues bien, eso es lo que sucede con la resaca de la Diada, que se alarga 24 horas más de lo previsto en las portadas de la prensa nacional y parece que el debate puede prolongarse por más tiempo por mor de alguna declaración que ha abierto la caja de los truenos.

Pero como no sólo del independentismo catalán viven los lectores, también pueden hallar en las primeras planas informaciones sobre el ‘caso Nóos’, Luis Bárcenas o la negativa de Ana Botella a impulsar una candidatura para que Madrid luche ahora por los Juegos de 2024.

EL MUNDO

A cuatro columnas, un titular muy significativo, «Rubalcaba y Margallo piden reformas a favor de Cataluña». Que lo exija el líder de la oposición, bueno, tiene un pase, al fin y al cabo es su obligación a sabiendas de que no puede dejar escapar apoyos en una comunidad que siempre ha sustentado electoralmente al PSOE, pero lo del titular de Exteriores no se entiende porque se opone diametralmente a la línea que sigue su partido.

Pero hay más, el líder de Ferraz reclama a Rajoy que no minimice la cadena y plantea una reforma de la Constitución para salvar la convivencia. Mientras, el ministro tilda de «éxito» la Diada y propone modificar las «competencias y la financiación». Está claro que en el PP eso de la comunicación no va con ellos, normal además cuando se tienen demasiados versos sueltos pululando entre Génova 13 y Moncloa.

La foto, como si fuese aquel juego de adivine de qué personaje se trata, es la de un político con cierta inclinación a la buena mesa. Se trata de Oriol Junqueras, el líder de ERC y que está presionando a Artur Mas para que la consulta secesionista se mantenga en la fecha prevista, en 2014.

El segundo foco de atención se traslada al ámbito de la Familia Real, concretamente el de Doña Cristina de Borbón: «La Infanta recibía los extractos bancarios de la Visa de Aizoon». Se detalla que «el contable de Nóos pidió al BBVA que ocultase su nombre al surgir la polémica». Vamos, que la esposa de Iñaki Urdangarín, por si alguien tenía la más mínima duda, estaba al tanto absolutamente de todo.

Y como tercer argumento relevante, «Alaya investiga si el PSOE de Sevilla empleó facturas falsas para financiarse». A Chaves y Griñán les sería más sencillo dejar en la cuneta al secretario general del partido, Pérez Rubalcaba, que a una magistrada que ha puesto todo su empeño y energías para llegar hasta el fondo de la investigación.

EL PAÍS

El rotativo de Javier Moreno, también a cuatro columnas, titula con «Rajoy mantendrá el diálogo discreto con Mas para enfriar la Diada». Desde luego, esperemos que los próximos encuentros con el presidente de la Generalitat sean al menos anunciados porque lo preocupante es enterarse semanas después de que ha existido una reunión secreta entre ambos líderes (¿es que acaso hay que ocultar algo?). Exceptuando a Margallo, el resto del Gobierno pide que se escuche también a «la mayoría silenciosa» y Rubalcaba, en una pose que le gusta mucho a los socialistas, propone como alternativa una reforma constitucional.

El segundo punto caliente es lo rápido que compra El País la nueva idea del alcalde de la Ciudad Condal, el nacionalista Xavier Trías: «Barcelona 2022 toma el relevo de Madrid 2020». Detalla que Botella retira a la capital mientras Trías ultima un plan para los Juegos de Invierno. Sí, creemos que va a convertir la playa de La Barceloneta en una amplia cancha de hockey sobre hielo y va a a construir una pista gigante que parta desde la cúpula de la Sagrada Familia. Manda narices que una provincia que no va sobrada de instalaciones para practicar deportes invernales se pida estos Juegos. Pero bueno, así es el nacionalismo catalán, queridos míos.

Sobre el conflicto bélico que ahora nos tiene a todos en vilo, «EE.UU y Rusia negocian sin condiciones una salida a la crisis siria». El presidente Putin acusa a los rebeldes del ataque con armas químicas.

Por último, «El Vaticano abre la puerta a la revisión del celibato». Está claro que Francisco I está abriendo de par en par las puertas de la Iglesia a los nuevos tiempos y, sobre todo, a lo que es normal, que por mucha sotana, mucho alzacuellos y mucho purpurado, las necesidades del cuerpo son tan importantes como las del alma, aunque seguirá habiendo carcas que esto no lo entiendan.

LA RAZÓN

Paco Marhuenda abre a todo trapo con el tema de la Diada y cree que los acontecimientos se pueden precipitar en cuanto a lo del referéndum, sobre todo porque la pretensión del presidente de la Generalitat de pasarlo para 2016 puede quedarse en agua de borrajas: «Mas convoca la comisión del derecho a decidir para elegir la vía de la consulta». El Parlamento debatirá el lunes 16 de septiembre la fórmula por la que se desarrollará ese referéndum. La respuesta de Rajoy, muy en su línea, dice que mantendrá su postura de diálogo dentro de la Constitución y que no entrará en provocaciones.

La foto es para el desayuno que ofreció Ana Botella. Lo importante, el anuncio que todos esperaban, una decisión sobre Madrid 2024 y la alcaldesa lo tiene claro, «No hay candidatura…olímpica». Los puntos suspensivos no son baladí. También se le preguntó a la regidora por su futuro político y al mejor estilo pujoliano salió con aquello del «hoy no toca». Botella hizo gala de su humor en el Foro Nueva Economía y dijo a los asistentes que «espero que hayan servido a todos un café con leche».

Hoy el serial diario sobre el ex tesorero del PP nos lo ofrece La Razón: «Una factura acredita que Bárcenas cambió el disco duro de su portátil». Es decir, que podría caerse la tesis de que fue cambiado después de su ingreso en Soto del Real. ¡Menudo lío!

ABC

Con un montaje de la bandera española al fondo de la cadena independentista, titula este diario con «España espera respuesta». Detalla que «el Gobierno busca dar una salida a Artur Mas con un nuevo pacto económico dentro de la Constitución». Veremos a ver si esto no acaba de nuevo en más reuniones secretas.

Por debajo, dos temas judiciales de calado. Por un lado, «ABC desmonta el presunto espionaje al juez Castro», en clara alusión a las informaciones que ha venido sacando El Mundo en estos días. Mientras, sobre el ex tesorero de marras, «El propio Bárcenas mandó cambiar el disco duro».

LA GACETA

José Antonio Fúster le está imprimiendo una impronta muy personal a las portadas. La de hoy es para no perdérsela. Recrea una pizarra de un colegio con el dibujo de varios profesores en manifestación y esta pancarta que, casi seguro, no va a hacer mucha gracia entre el colectivo de los docentes: «En defensa de la Educazion». El titular de la noticia es «La escuela pública se va a la calle» y añade que los sindicatos, con el apoyo de socialistas y comunistas, convocan otra huelga general educativa el 24-0, dos marchas en verde a Moncloa y cientos de mesas de consulta ciudadana contra la reforma del ministro Wert.

Por debajo destaca La Gaceta la ‘espantada’ de la nueva presidenta de Andalucía a su antecesor, «Griñán, senador sin el voto de Susana Díaz». La jefe del Ejecutivo andaluz aprovechó que el Guadalquivir pasa por Sevilla (en este caso que el Rey la recibía en audiencia) para irse de la votación que debía investir a su antecesor como senador.

Finalmente, declaraciones de la viuda de Oswaldo Payá, Ofelia Acevedo, que dice sin tapujos que «Sospecho que la orden de acabar con mi marido partió de la cúpula del régimen castrista».

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído