OPINIÓN / Afilando columnas

Raúl del Pozo sigue transmitiendo ‘avisos’ al PP: «Luis Bárcenas guardó algunas pruebas antes de ir a la cárcel»

La Vanguardia aplaude a Sánchez Camacho: "Dijo cargada de razón que no se puede estar sin hacer nada y casi la linchan"

En el repaso del día, comenzamos con ‘El Mundo’, donde nos encontramos dos clásicos: el columnista de la contraportada enviando mensajes de Bárcenas al PP y el antaño director de periódicos diseñando reformas lideradas por los de siempre.

Raúl del Pozo firma La tregua:

Según las últimas encuestas, El PP ganaría hoy al PSOE en unas elecciones. El partido que gobierna perdió pie con el escándalo Bárcenas, pero apenas transcurrió un mes sin el suplicio de los recibos del cuarto oscuro, ha recuperado parte del voto que voló con los papeles.

Vuelve a mostrar un retrato heroico de la mujer del Señor de las Peinetas:

Me he preguntado a mí mismo qué pasa y luego he investigado por ahí si había algún pacto o armisticio entre las fuerzas infernales. Rosalía Iglesias, una indomable al estilo de Maureen O´Hara, la que arrastraba Wayne cuando se emborrachaba (Lola Flores transportaba a Manolo Caracol en una carretilla), Rosalía, decía, me ha jurado que no escucha a mensajero, pacificador o consejero mediático que le muestre el camino último y secreto para el acuerdo. Luego he preguntado a uno de los que saben de qué va esto. «No estamos -ha contestado- ni en una tregua ni en un armisticio al estilo de la del vagón de tren de Compiègne».

Y concluye con el aviso para la Calle Génova, 13 y para el Palacio de La Moncloa:

Este tipo de informaciones son de difícil averiguación y contraste, pero me temo que continuará la canción de Soto. No sé si saldrán antes a la luz el disco duro o las grabaciones, de lo que estoy seguro es de que la guerra continúa. Luis Bárcenas está dispuesto a colaborar abiertamente con la Justicia, y quizás por eso mismo antes de ser conducido a la cárcel guardó algunas pruebas pensando como aquel poeta: en caso de naufragio mi manuscrito ya está salvado.

¿Será una de esas pruebas el famoso disco duro? Nos lo preguntamos.

COMIDA CON ROSALÍA IGLESIAS Y PEDROJOTA RAMÍREZ

Lo cierto que la nota del veterano columnista tiene una intrahistoria según pudo saber PD. Del Pozo compartió este domingo 6 de octubre de 2013 mantel con la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, y junto a ellos también estuvo Pedrojota Ramírez. En ese encuentro el director de El Mundo instó a la mujer de Bárcenas a «sacar más cosas» para que no se cierre el caso.

Y la respuesta de Iglesias fue contundente: «Mi marido quiere que se cierre». Pedrojota le suplicó que le diera «grabaciones» y le echó en cara que se sentía «abandonado» por Bárcenas. «Todo lo que me queda son unas minutas de los exabogados que prueban encuentros con directores de periódicos y poco más», le dijo Pedrojota.

Al parecer, el extesorero del PP estaría cabreado con El Mundo por la información de Del Pozo de las “tres incondicionales mochilas con grabaciones, videos, cuentas, talones…” que no sentó nada bien. Y aunque lanza alguna amenaza se siente cada vez más perdido.

UN VISTAZO GENERAL A LA PRENSA

Hay quien cree que el más profundo deseo de los políticos del PP es verse elogiado en los medios considerados más hostiles para ellos.

En primer lugar, por supuesto, los de PRISA; pero recibir carantoñas por parte de la prensa nacionalista también parece ser un afán de numerosos miembros del Partido Popular, en especial de su versión ‘català’.

Y la mujer que le susurraba a los floreros lo ha logrado el 8 de octubre de 2013. En el diario del Conde de Godó y Grande de España metido a independentista están encantados con Alicia Sánchez-Camacho.

Nos quedamos con dos artículos publicados en La Vanguardia. El primero de ellos nos llega de la mano de su director, José Antich, y se titula La cerrazón de Cospedal:

Mucho tendrá que explicarse en las próximas horas la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, para tranquilizar a los dirigentes de su formación en Catalunya que habían planteado como una salida a la situación política que vive el Principat un modelo de financiación que acotara la solidaridad entre autonomías y que han recibido de la presidenta castellano-manchega un sonoro bofetón.

Añade:

La propuesta de Sánchez-Camacho aboga por un modelo de financiación singular para Catalunya que, por un lado, y sin salirse de la Lofca, se acerque al concierto que tienen vascos y navarros, y, por el otro, permita que se reduzca la aportación de Catalunya a las comunidades más pobres preservando el principio de ordinalidad.

Concluye:

La reacción de los barones del PP a la propuesta de su partido en Catalunya pone también de relieve la cerrazón existente a la apertura de escenarios que modifiquen el statu quo actual, aunque la iniciativa surja de sus propios compañeros de partido.

Queda claro. El artículo se podría resumir en: ‘PP malo, menos Sánchez-Camacho’.


Alicia Sánchez Camacho.

El segundo texto de La Vanguardia al que nos referimos es La primera vía es un tubo, de Jordi Barteta. Arranca hablando de otros dos partidos políticos:

Los dos partidos políticos españoles que más se parecen son sin duda Ciutadans y Unión Progreso y Democracia. Podrían haber sido un solo partido pero paradójicamente no han podido serlo porque uno es catalán y el otro español.

Algo nos dice que Albert Rivera no le haría mucha gracia eso de que al definirle como catalán le nieguen la categoría de español. Como si quisiera demostrar que no sigue ningún medio de comunicación de fuera de Cataluña, Barteta afirma:

El Estado español funciona a partir de una concepción jerárquica y vertical. Madrid manda y la más grande hazaña del territorio es obedecer.

Esta mañana este humilde lector de columnas se ha despertado afónico, así que igual no debería leer estas cosas. Los ataques de risa no son lo mejor contra la ronquera.

Concluye:

Quienes más se han esforzado para contrarrestar el soberanismo rampante, desde luego mucho más que María Dolores de Cospedal o José Bono, han sido Alícia Sánchez-Camacho y Pere Navarro. Cada uno con su estilo han inventado fórmulas diversas para aplacar o aplazar el conflicto. Lo han hecho pensando qué es lo mejor para el PP y para el PSOE pero han chocado contra una pared y encima tienen que fingir que el golpe no les duele. «No podemos estar sin hacer nada», dijo cargada de razón Sánchez-Camacho y casi la linchan. Lo mismo le ocurre a Navarro cuando defiende el derecho a decidir. Da igual lo que digan o lo que piensen, porque de ellos no se espera que abran vías, sino que pasen por el tubo.

La mujer que susurraba a los floreros ya puede correr a contárselo a sus amigos. ‘Chicos, chicos, ya no soy una facha españolita. La Vanguardia me considera tolerante’, puede proclamar henchida de orgullo y alegría. Eso sí, que después no se abra las páginas de ABC, donde no le dedican palabras de elogio.

Juan Carlos Girauta firma Singulares ocurrencias:

Lo raro, lo inexplicable, es la cantidad de adversarios políticos que se empeñan en salvarle la cara al fracasado [Artur Mas], en encontrarle una salida digna instando a Rajoy a reconocer ahora lo que de entrada le negó. Pero si había que acabar tragando, ¿no era mejor hacerlo de entrada y ahorrarnos toda esta energía? ¿Cree alguien de verdad que esta lógica implacable, y literal, no presidirá todos los análisis políticos?

Concluye::

De lo que hablamos es de privilegios. Fuera caretas. Porque todos los objetivos barajados por la presidenta del PPC en materia de financiación se pueden alcanzar dentro del régimen general; bastará con introducir en la norma el principio de ordinalidad y el carácter finalista de la solidaridad interterritorial. ¿En qué me beneficia, como catalán, la singularidad per se? Con un concierto a la vasca o un convenio a la navarra, entiendo el beneficio. Dígase entonces, aclárese. Ánimo, que nadie acusa de poca españolidad a los populares y socialistas de aquellos pagos cuando defienden su privilegio. En cuanto a la determinación finalista de las partidas, soy el primero en reivindicarla. En todos los casos. Empezando por el Fondo de Liquidez Autonómica.

También en el diario madrileño del grupo Vocento, Manuel Erice publica La cuarta vía:

La aguerrida Alicia Sánchez-Camacho bebe de la pócima catalanista y cae en la nada ignaciana tentación de mudar en tiempos de tribulación. La intención es tan pulcra como inquietante el argumento: «No podemos estar sin hacer nada». Parece tomar en vano la lección «ciudadana» que amenaza su liderazgo del españolismo en Cataluña. El menguante PP se apunta a la (casi) monolítica ola que busca aminorar la contribución de su región a la solidaridad nacional. Sin quererlo, el partido de AS-C da cobertura a las acusaciones de «inmovilismo» con las que Rubalcaba asaetea a Rajoy para rescatar a su PSC, desfigurado por el veneno soberanista que todo lo corroe.

Concluye:

Porque la propuesta de A S-C, contundente allá donde desmonta las mentiras del Gobierno catalán, termina comulgando con las ruedas del molino que mueve Mas, bendice Junqueras, consiente Navarro y aplaude con su silencio el establishment catalán: no podemos seguir en España, y, si seguimos, será con un traje a la medida. Toda una puerta abierta al aventurerismo convergente.

Si la cosa iba de inventarse otra vía para no quedar fuera de la foto, la de la Cataluña que se siente robada por España, A S-C se ha inventado la cuarta. ¿Alguien ofrece otra?

Cambiamos de diario y de tema. El ladrillo político del día nos lo encontramos, efectivamente, en el diario más dado a publicar ladrillos de políticos. El País le cede su espacio en esta ocasión a aquel extremeño que mantiene coche oficial, conductor de dicho vehículo y dos empleados a su servicio pagados con dinero público a pesar de haber dejado la presidencia autonómica hace ya cinco años. Juan Carlos Rodríguez Ibarra propone Refundar el PSOE. No nos engañemos, tampoco es que sea un disidente:

Nadie duda de la capacidad, fortaleza, lealtad y sabiduría de la persona que ocupa la Secretaría General del PSOE en estos momentos, pero todos saben que su dirección está cruzando la línea que separa la eficacia para entrar en la inercia.

Ahí es nada. Nadie pone en cuestión que a Rubalcaba le caracterizan la capacidad, la lealtad, la fortaleza y la sabiduría. A este humilde lector de columnas le ha hecho especial gracia esto último. Un poco más y el ex presidente extremeño otorga al aparatnik que creyó que siendo secretario general se convertía en un líder socialista títulos como ‘el amigo de todos los niños del mundo’ o ‘padre amantísimo de los obreros y estudiantes de la tierra’.


Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

Sostiene:

No tengo nada en contra de la celebración de cuantas conferencias sean necesarias, pero el menos avisado de los politólogos sabe que la de noviembre será un quiero y no puedo, porque faltará la salsa que proporciona la celebración de un Congreso extraordinario donde, además de resoluciones políticas, se conoce quiénes serán las personas encargadas de tratar de llevarlas a buen puerto. La Conferencia ofrece estabilidad. Mientras que el Congreso extraordinario sería un paso a lo desconocido si el aparato del partido decidiera abrir las puertas a todas las posibilidades. Y esa puerta abierta arrastraría al PSOE al riesgo, a lo no previsible. En una sociedad como la que tenemos, donde lo que debería contar debería ser la formación, la inteligencia, la osadía, el riesgo, la diversidad y la imaginación, el PSOE tendría la obligación de dirigirse a ese nuevo sitio. Y hacia ahí habría que caminar con quienes se atrevan a emprender ese recorrido.

¿Y quiénes reúnen esas características para acometer con éxito esa aventura? La respuesta son los jóvenes, sean militantes o no, tengan 25 o 60 años. Y con ellos es necesario establecer un pacto, un pacto progresista con la juventud, para poner esa fuerza a favor del proceso de transformación que necesita el PSOE y España, por cierto.

Concluye:

Jóvenes indignados, con un partido bien estructurado y adaptado a la nueva sociedad, son capaces de cambiar un Gobierno y de provocar los cambios que necesita España en estos momentos.

¿En qué consistiría ese pacto con la juventud por el nuevo PSOE?: Vosotros, los jóvenes, dais vuestra fuerza, vuestra imaginación, vuestra formación, vuestra osadía, vuestra capacidad, y el partido, a través de sus órganos de poder, elimina las trabas que impiden que vuestra fuerza, vuestra formación, vuestra imaginación, vuestra osadía, puedan desarrollarse, tener el mando y ser útiles, desde la dirección socialista, para vosotros, para el socialismo y para nuestro país.

Conclusión. Hay que refundar el PSOE, pero no se propone en qué sentido y para qué. En realidad se limita a elogiar a Rubalcaba y hacer guiños a los jóvenes en general, y a los ’15 emeros’ en particular, y pedir un mayor protagonismo para estos. En realidad, puro maquillaje.

 

Luis María Anson está a lo suyo, que a estas alturas tan sólo él y algún cercano saben de qué se trata. En Pacto Rajoy-Rubalcaba, negociación con Mas, acuerdo de financiación –un día de estos, logrará que sus títulos sean más largos que sus artículos — reclama lo que dice dicho titular. Además, vuelve a exigir una reforma que acerque a la Constitución a los jóvenes y, una vez más, ofrece su particular ‘dream team’ encargado de salvar a la patria de esa manera:

La reforma constitucional, convocada por el Rey a instancias del Gobierno, con participación de Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero, Javier Solana, José Bono, Eduardo Zaplana y otros políticos de relieve, amén de Jorge de Esteban y los más destacados catedráticos de derecho constitucional, debe ser la que desean las nuevas generaciones para que se sientan integradas en el sistema. Los líderes políticos, sociales, sindicales, económicos, religiosos, culturales, deportivos de esas nuevas generaciones deben participar de forma abierta en la reforma de la Constitución.

Nos sorprende el final. Ahora resulta que además de los carcamales políticos, la constitución ha de ser reformada también por jóvenes sindicalistas, religiosos y deportistas. ¿Iker Casillas e Iniestas futuros ‘padres de la Constitución’?

 

Siga en Twitter al autor de esta revista de prensa. El usuario es @chinchetru.

Te puede interesar

Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído