Vuelve a decir en ABC lo que ya dijo en exclusiva en PD

Nieves Herrero reconoce su error con el programa de Alcàsser y cree que «no se puede poner el micrófono a un asesino»

"Aquel programa fue un error de pies a cabeza, no se puede llevar un magazine al lugar de la tragedia"

"Cada vez que íbamos a publicidad pedía paso a Madrid y les pedía que metieran un documental. Nadie me hizo caso"

Han pasado 20 años desde que la periodista y presentadora Nieves Herrero se colocara en el centro de la polémica. En 1993, su espacio televisivo emitido en Antena 3 TV, ‘De tú a tú’, se trasladaba a la población de Alcàsser, el día en que se confirmaba el hallazgo de las tres niñas desaparecidas semanas antes, entonces fallecidas.

Las entrevistas a los familiares de las maltrechas niñas, así como las imágenes de los peores momentos de dolor fueron una constante en aquel programa especial de Nieves Herrero y todo su equipo.

Las críticas a aquella aportación televisiva cargada de morbo iniciaron un capítulo desagradable en la trayectoria profesional de Herrero, que se alarga y revive en la actualidad, con la excarcelación del asesino del caso, Miquel Ricart, susceptible de ser entrevistado en la actualidad por algún programa televisivo —Ricart, el ‘bombón envenenado’ que las teles miran con deseo–.

En una entrevista concedida al diario ABC —«El programa de Alcàsser fue un error de pies a cabeza»–, la periodista reconoce lo mismo que admitió por primera vez en una entrevista con JF Lamata en Periodista Digital:

«Ese programa fue un error de pies a cabeza. Mi conclusión principal es que no se puede ir al lugar donde se ha producido una tragedia y convertir un magazine en un programa monográfico. Hay que tomar cierta distancia; si no, no puedes ser objetivo. Creo que con un enviado especial hubiera sido suficiente».

La periodista, que desde el día de autos ha reflexionado en constantes ocasiones sobre aquel tipo de televisión, impartiendo sus pensamientos en clases de periodismo en la universidad, explica:

«He estado muchos años sin hablar, pero hoy puedo hacerlo porque hay que estar con los padres de las tres niñas. Yo sólo estuve con las familias, ese fue mi error y mi acierto. Con esto quiero decir que no veo bien que se ponga un micrófono a un asesino».

«AL CUARTO DE HORA ME DI CUENTA DE QUE ERA UN ERROR»

La periodista Nieves Herrero reconoce que la idea del programa se les fue de las manos, pero se confiesa incomprendida por el equipo directivo de la cadena de entonces:

«Al cuarto de hora me di cuenta de que no se podía hacer un programa con todo el pueblo allí. Cada vez que íbamos a publicidad pedía paso a Madrid y les pedía que metieran un documental. Nadie me hizo caso. Yo no podía ni respirar, pero por la conmoción, no porque supiera la trascendencia que iba a tener el programa. Amenacé con irme a negro, pero no me atreví a llevarlo a término. Luego me enteré de que mis jefes estaban reunidos viendo el programa».

Así, Herrero considera que con posterioridad a aquel espacio de 1993, se han emitido en televisión algunos programas peores:

«El tiempo lo que ha hecho es dejar muy pequeñito el programa que hicimos, porque se ha superado con creces. Y creo que no es lo mismo estar con las familias que estar con un asesino».

Por último, interrogada sobre el tratamiento informativo actual de los magazines matinales —Ana Rosa Quintana: «¡Este programa no paga a criminales! Plantear la duda es doloroso»–, los más acusados de querer entrevistar al asesino excarcelado Miquel Ricart, Herrero se mantiene al margen:

«Tengo mi opinión, pero no me pida juzgar a mis compañeras. Lo he estudiado, y mucho, pero para un ámbito universitario. A mis estudiantes les digo que la televisión es muy delicada y no te equivocas si das un paso atrás».

Te puede interesar

Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído