Critica en ABC a quienes sospechan que puede ser un nuevo caso Faisán

Carlos Herrera justifica el ‘tuitazo’ de Interior: «Es un error humano cometido por buenos servidores públicos»

"Resulta mucho más atractivo para todo tipo de fabulaciones creer que el Gobierno de Rajoy ha asumido la famosa hoja de ruta de Zapatero"

El PNV, fiel a su pasado y a sus equidistancias, censura la operación por inconveniente, es decir, aboga por la vista gorda ante los delitos

El periodista Carlos Herrera publica el 10 de enero de 2013 un artículo titulado Empacho de faisán, en el que descarta toda posibilidad de que el tuitazo y la publicación anticipada de la información de la operación antiterrorista de dos días antes fueran premeditados —Las consecuencias de las prisas de Interior: un senador de Bildu ‘huye’ para que no registren su despacho–.

No es lo mismo llamar a ETA por teléfono y decirle que se les va a detener que tener lista una información y darle al clic antes de tiempo. Es un error humano cometido por buenos servidores públicos. En el caso del chivatazo no hubo error: fue una maniobra diseñada con un objetivo concreto. Censurable o no, pero concreto. Resulta mucho más atractivo para todo tipo de fabulaciones creer que el Gobierno de Rajoy ha asumido la famosa hoja de ruta de Zapatero y que ha colaborado en sabotear una acción de la Guardia Civil, pero no resulta en exceso verosímil.

Sostiene, refiriéndose al caso Faisán:

Formo parte de aquellos a los que no se les pasa por la cabeza que expertos en la lucha antiterrorista se transformen en colaboradores de ETA por una cuestión de conveniencia política. Simplemente recibieron órdenes: evitar un mal mayor mediante una dudosa estrategia. Las negociaciones comportan el tránsito por caminos tortuosos y hacérselos transitar a soldados de trinchera. Si algo es censurable en el caso Faisán es la decisión de la negociación, no el sacrificio de los policías que siguieron órdenes. Ignoro si encantados o a disgusto, eso sí.

Respecto a las protestas por la operación antiterrorista:

Mucho más grave parece la vuelta de la burra al trigo: el PNV, fiel a su pasado y a sus equidistancias, censura la operación por inconveniente, es decir, aboga por la vista gorda ante los delitos. Y recibe apoyos de concejales del PSE, convencidos, a lo que se ve, de que mejor no molestar y dejar que se vayan acomodando.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído