Sébastien Valiela vende a precio de oro fotos y entrevistas

El paparazzi que pilló a Hollande en su nidito de amor, se está forrando

Hay quien asegura que la cuantía que se ha embolsado or este trabajo Valiela, que también fue el artífice de las fotos de Mitterrand con su hija extramatrimonial, rondaría los 200.000 euros

El persistente paparazzi que descubrió la relación secreta entre François Hollande y Julie Gayet, se llama Sébastien Valiela y se está forrando con la exclusiva.

Además de distribuir a precio de oro las fotos, en las que se ve al presidente francés saliendo al amancer de su nidito de amor, con casco de motorista, vende con cuentagotas entrevistas en las lo narra todo y se promociona.

Sébastien desvela en el diario ‘Le Monde’ que el rumor del romance secreto de Hollande con una actriz era conocido desde hacía semanas, y que lo único que tenían que descubrir era dónde quedaban para verse.

Explica que la pareja cometió varios errores que hicieron que se descubriera dónde quedaban para pasar la noche juntos.

«Si Gayet hubiera acudido a la cita en un taxi, quizás no la habríamos seguido o bien, al llegar al edificio, podríamos haber pensado que iba a ver a una amiga», explica el fotógrafo.

Sin embargo, ella disfrutó de la protección y el transporte que le puso Hollande.

Aunque la noticia de esta relación secreta se sabía desde hacía tiempo, estas imágenes no salieron a la luz hasta hace una semana, principalmente porque lo que querían era fotografiar al presidente francés sin el casco de moto.

Revela que tomó las imágenes desde su propio coche, un coche normal, sin los cristales tintados y que, tan sólo habría sido preciso que uno de los miembros del equipo de seguridad de Hollande hubiese mirado bien para advertir su presencia aparcado delante del edificio.

Fue precisamente siguiendo a los guardaespaldas de la actriz como Sébastien dio con ese ya famoso piso situado el el número 20 de la Rue du Cirque.

«Seguimos la pista de un guardaespaldas asignado a Julie Gayet, y encontramos el apartamento», son sus palabras en la entrevista concedida a ‘Le Monde’, donde aclara que la prensa hablaba de esta aventura desde hace tiempo y que, lo único necesario era dar con el lugar de los encuentros.

Hay quien asegura que la cuantía que se ha embolsado or este trabajo Valiela, que también fue el artífice de las fotos de Mitterrand con su hija extramatrimonial, rondaría los 200.000 euros.

Una vez que descubrieron cuál era la casa exacta donde quedaban Hollande y Gayet en secreto, y de acordar de antemano con la revista Closer esta exclusiva, tardaron tan solo 5 días en conseguir las imágenes, ya que el presidente «llegaba de noche y se iba a las 11 de la mañana del día siguiente».

Todos los días era la misma rutina:

«Desde el principio tuvimos imágenes de la artista accediendo al portal, luego un coche del Elíseo parándose a revisar que no hubiera peligro en la entrada y Hollande llegando minutos después en moto, con un casco que nunca se quitó».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído