La desaparecida revista ha vuelto a ganarle la batalla en los tribunales por el tema de la cocaína

Lo de Jaime de Marichalar es de ‘Época’: siguen sin reconocerle que nunca se ‘pasó de la raya’

"Conflicto en la separación de Doña Elena. Alega consumo ocasional de cocaína"

Lo de Jaime de Marichalar es de 'Época': siguen sin reconocerle que nunca se 'pasó de la raya'
Marichalar Captura

La acusación califica el reportaje como "constitutivo de un delito de injurias graves con publicidad"

La revista ‘Época’ se ha vuelto a salir con la suya, y le ha dado un nuevo revés al exyerno del Rey, Jaime de Marichalar.

Y es que cinco años y medio después de la publicación de un controvertido reportaje publicado en esta ya desaparecida publicación, con fecha 26 de septiembre de 2008 y bajo el titular «Conflicto en la separación de Doña Elena. Alega consumo ocasional de cocaína», el Juzgado de lo Penal número 13 de Madrid ha dictado sentencia por segunda vez.

ABSUELTOS DIRECTOR Y REDACTORA

Según da cuenta ‘Vanitatis‘, en la misma se absuelve a Carlos Dávila -director de la revista- y Eugenia Hernández Viñes -redactora de la información- del delito continuado de injurias graves con publicidad.

 

A esta resolución llegó ya el mismo órgano en junio de 2012, pero que un año más tarde fue declarada nula por la Audiencia Provincial de Madrid, tras un recurso presentado por Marichalar, que solicitaba una indemnización económica de un millón de euros «por los daños y perjuicios ocasionados», al considerar que el fallo contaba con «graves defectos de motivación.

NO ES DEFINITIVA

Esta última sentencia, pese a todo, tampoco es definitiva. El exduque de Lugo  tiene la posibilidad de recurrir «en un plazo de diez días», llevando de nuevo el contencioso a la Audiencia Provincial de Madrid.

La acusación califica el reportaje como «constitutivo de un delito de injurias graves con publicidad».

Por ello, la abogada de Jaime de Marichalar, Cristina Peña Carles, según lo establecido en el artículo 208 y 211 del Código Penal, solicita una «pena de 12 meses de multa con una cuota diaria de 50 euros» para la autora del artículo publicado en Época, Eugenia Hernández Viñes, e idéntica cantidad diaria, pero por un periodo de 14 meses, para el director de la publicación, Carlos Dávila.

Además, no sólo se solicitaba una indemnización de un millón de euros, sino que también se exige que,

«si la sentencia finalmente les fuese favorable, se publique en su integridad «en portada y en las páginas números 18 y siguientes en el periódico ‘La Gaceta‘, ya que la revista Época ha desaparecido». 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído