Informe Buitre de Periodista Digital

[VÍDEO] El ‘pedrojotazo’ que hizo temblar al mundo de los medios

Carlos Alsina hace una excelente análisis sin entrar en conspiraciones

La salida de Pedrojota Ramírez como director de El Mundo ha sido el tema capital de las tertulias de los últimos días. Desde la noche del 29 de enero de 2014, que es cuando se conoce el despido en el cargo del periodista riojano, no ha habido programa de opinión, ya sea radio o televisión, donde no se le hayan dedicado minutos y horas a destripar los motivos de esta decisión, en principio nada más que empresarial.

Pero es verdad que para algunos opinadores tiene más juego centrarse en conspiraciones e imaginarse al político de turno levantando el teléfono y ordenando el ‘guillotinado’ (figurado, claro está) al periodista incómodo a sus intereses.

Informes Buitre de Periodista Digital sienta las bases al principio de esta pieza asegurando que en las empresas periodísticas, salvo que director y empresario sean la misma persona, es el segundo quien tiene la potestad de contratar, renovar y despedir a quien considere conveniente, que para eso se juega su dinero.

Pedrojota, y quienes le han respaldado tras su despido, aseguran que nunca han estado con el poder, sino contra el poder. El ejemplo que ponen es que Mariano Rajoy, a la sazón presidente del Gobierno, no acudió al último fiestón de El Mundo. Sin embargo, la hemeroteca y la videoteca reflejan que este aserto se cae por sí solo, ya que gran parte del Ejecutivo del PP sí que acudió al evento de Unidad Editorial en 2012 o cómo José Luis Rodríguez Zapatero y José Bono, junto a un Rajoy que ya degustaba las mieles de un poder cercano, arropaban a Pedrojota en la presentación de ‘El primer naufragio’.

Lo que ha chocado es que una parte importante del espectro de tertulianos de la izquierda se den golpes de pecho y lamenten la salida del mismo director al que en 2007, por ejemplo, tachaban de “amarillenta y sensacionalista” por el enfoque de la investigación sobre los atentados del 11-M.

Raúl del Pozo, por ejemplo, asegura que a Pedrojota se lo han cargado por no decir mentiras. ¿Insinúa acaso que al resto de directores de otros medios se les mantiene en sus puestos por no decir la verdad?

El abogado Joaquín Moeckel, tertuliano de Intereconomía, define a Pedrojota como un periodista igual de fiero con Felipe González como con José María Aznar. Al primero, por sus casos de corrupción, le puso contra las cuerdas y al segundo, pese a ciertas críticas, como la guerra de Irak, le ‘regaló’ la vista con dos editoriales en las que pedía el voto para el PP en 1996 y 2000.

Federico Jiménez Losantos, al margen de acusar a los poderes fácticos del cese de Pedrojota y de que era un atentado contra la libertad de expresión, aprovechó para arrimar el ascua a su sardina y comparar la salida del director riojano con su marcha obligada de la COPE. Curioso que el periodista de EsRadio no opinase igual de los despidos de José Antonio Zarzalejos (ABC) o Nacho Escolar (Público). Ahí no hubo, por su silencio, ataques a la libertad de expresión.

Mario Conde, en la tertulia de ‘El Gato al Agua’, aseguraba que el jamás tuvo una relación con Rizzoli. Quizá se olvido tomar ‘De Memory’, porque en una entrevista en Periodista Digital reconoció que en una reunión con Pedrojota y el Rey estaba este empresario italiano.

Pedrojota Ramírez: «Dos ministros me han mandado simpáticos mensajes de móvil»

 

MIRALLES Y PALOMERA: «DECISIÓN POLÍTICA»

Melchor Miralles, que se tomó como una simple decisión empresarial el cierre de Punto Radio, cree sin embargo que en la salida del ex director de El Mundo ha habido presiones políticas y que era un mal día para la profesión periodística.

Esther Palomera, en varias tertulias, dijo claramente que no había nadie que no supiera que lo de Pedrojota era una conspiración política y añadió que los políticos ponen y quitan a directores. ¿Habrá pasado lo mismo en el diario La Razón, periódico en el que ella escribe? Quizá si su tesis hubiese sido que hay políticos que presionan a empresarios del mundo de la comunicación, tal vez podría comprarse su discurso. Pero Palomera no se pilla los dedos y prefiere hablar en general de una clase política malévola.

También resulta paradójico que Paco Marhuenda, su director en el diario de Planeta, plantease que la única tesis posible es la económica para el despido de Pedrojota. Debe ser que no hay demasiada sintonía entre el rector de la redacción de La Razón y los redactores que acuden a tertulias.

Ernesto Ekáizer sí se atrevió a decir que hay periodistas a los que echan por meras razones políticas y, curiosamente, sólo se le vinieron a la cabeza dos ejemplos durante los gobiernos de Aznar. También acusó a Juan Tomás de Salas (Grupo 16) de dar la patada hacia arriba a todos sus directores. Sin embargo, ni Pedrojota, ni José Luis Gutiérrez ni Justino Sinova tuvieron cargo posterior al de director en ese grupo mediático, algo que sí se ha aplicado en El País, medio para el que trabaja-colabora Ekáizer, pero que no tuvo a bien ponerlo sobre la mesa.

Pérez Henares criticó que Pedrojota hablase de la obsesión de Mariano Rajoy con él cuando en realidad ha sido el director de El Mundo el que ha tirado contra el hoy presidente de Gobierno

REACCIONES EN EL ENTORNO DE ABC

El periódico monárquico, el que más disputas ha tenido en los últimos tiempos con El Mundo, podía haber hecho sangre y, en algún caso concreto, tomarse cumplida revancha. Sin embargo, se optó por la moderación, pero sin dejar en el tintero alguna que otra afrenta.

Ángel Expósito recordó en COPE que cuando a él le relevan de la dirección de ABC, un columnista escribió un artículo contra él que hasta dio vergüenza ajena a compañeros de la redacción de El Mundo que le llamaban para decir que sentían las palabras plasmadas en ese artículo. Expósito dijo que al cargo, igual que uno llega, se marcha y no hay nada extraordinario y asegura que en su caso, como en otros muchos, sólo responde a una mera decisión empresarial.

Bieito Rubido se mantuvo en la misma tesis, que no hay presiones políticas.

CARLOS ALSINA, LA MODERACIÓN

El director de ‘La Brújula’, Carlos Alsina, sacó a relucir los mediocres resultados de facturación de El Mundo como motivo de su salida de la Avenida de San Luis 25, aunque no dejó de reconocer la influencia que ha tenido este director en marcar agenda política. También recordó que en Valencia, en aquel congreso del PP de 2008, ya se pidió por parte del director el relevo de Rajoy, tratando de imponer en la presidencia de Génova 13 a Juan Costa

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído