Sabe también quién preparó el artilugio y el pacto para publicar la foto en 'El Mundo'

La Policía ha pillado ya al autor del vídeo de la Infanta: el abogado José Carvajal

Los agentes identifican al abogado José Carvajal como el autor material de la grabación

La Policía Nacional ha identificado al abogado Franciso José Carvajal Jiménez como autor de la grabación del vídeo de la declaración de la infanta Cristina el 8 de febrero 2014 ante el juez del caso Nóos, que se difundió a través de internet.

Tras varios días investigando sobre los asistentes a la declaración, los agentes están casi seguros de que el letrado llavaba el artilugio camuflado en un pin colocado en la solapa de su chaqueta.

Los agentes saben también quién le facilitó el artilugio y los pactos ‘periodísticos’ que se cruzaron y que terminaron con la grabación subida a una plataforma de Internet llamada Wouzee y con la firma Infanta y con una foto en la portada de ‘El Mundo‘, que firmaron al alimón Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta.

La Policía Nacional espera sólo a que la empresa que subió y distribuyó el vídeo, Wouzee, responda al requerimiento que cursaron los investigadores sobre cómo se llevó a cabo esta conducta, para después remitir un atestado al juez que se encarga de este procedimiento judicial y acordar la imputación de Carvajal y de quien proceda.

Los Agentes de la Policía Nacional, que acudieron el miércoles 12 de febrero 2014 a la sede de Wouzee, en Madrid, socilizaton a Marcial Cuquerella y Fernado Quintela -CEO y ‘founding partner’ de la empresa- cosas muy concretas:

«Los datos identificativos con relación al usuario ‘infanta‘ que alojó el vídeo en fecha 10 de febrero de 2014, los datos técnicos en relación al archivo del vídeo, la dirección IP, fecha, hora y huso horario desde el cual se alojó, así como el archivo fuente del vídeo autorizado y cualquier otro dato de interés del que dispongan».

Franciso José Carvajal Jiménez, dirige un despacho bajo el nombre ‘Trium-Carvajal‘, es del abogado de Javier Saavedra, otro imputado en el caso que investiga el supuesto desvío de fondos públicos.

Carvajal Jiménez no está personado en la causa pero acudió en nombre de Saavedra, que defiende al imputado Robert Cooks, junto a otra letrada del mismo despacho. Fue precisamente esta abogada, María del Carmen Jiménez, la principal sospechosa inicial para la policía, porque se partió de la idea de que es más sencillo burlar los cacheos para una mujer.

La posición en que estaba María del Carmen en la sala y que la grabación, como se ve en el vídeo, se realiza de abajoarriba, lo que hacía suponer que la cámara estaba adosada a un muslo o al dobladillo de una falda, obligó a los expertos a analizarla a fondo. Ahora, tendrán que dilucidar si estaba al tanto e intervino, como colaboradora necesaria, en la ‘operación‘.

El letrado Carvajal Jiménez, al que todavía no se le ha tomado declaración, se podría enfrentar a una pena de hasta un año de prisión por desobediencia.

El juez que instruye el caso había prohibido el acceso a la sala con teléfonos y ordenadores o cualquier dispositivo que permitiese la grabación en vídeo, durante la declaración de la hija del rey.

El abogado de la infanta, Jesús María Silva, que solo se grabase el audio y el magistrado accedió a esta petición.

Tras conocerse la filtración del vídeo, el juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, abrió diligencias previas el 10 de febrero 2014 para investigar la autoría de la grabación, de cinco minutos de duración y que fue colgada en la plataforma de internet Wouzee.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído