LA CLAVE DEL DÍA

La patronal catalana ya no se esconde y abofetea a Mas por sus planes separatistas

Detrás de la declaración, que pide que se conceda a Cataluña el 'Pacto Fiscal', está Isidro Fainé, presidente de La Caixa

La patronal catalana ya no se esconde y abofetea a Mas por sus planes separatistas
Joan Rosell y Joaquim Gay de Montellà.

El Congreso vota hoy una iniciativa de UPYD para que todos los partidos se pronuncien sobre el 'proceso' catalanista

El Congreso de los Diputados debate este 18 de febrero de 2014, el plan separatista del presidente de la Generalitat, Artur Mas (CiU), a instancias de UPYD. El debate estará impulsado por la reacción de los empresarios Juan Rosell, presidente de la CEOE, y de Joaquim Gay de Montellà, presidente de Fomento, a la exigencia de Mas de que se implicasen. Ésta aparece en todas las portadas.

EL PAÍS

Destaca que éste es el tercer golpe que recibe Mas por parte de los empresarios.

Este es el tercer revés de importancia que sufre en pocos días el plan soberanista diseñado por la Generalitat. Los dos anteriores corresponden al comunicado de un grupo de directivos y empresarios alemanes y al Círculo de Economía -el lobby con más peso-, quienes advirtieron de que la senda soberanista puede generar frustración.

Y entre el empresariado catalán sólo una pequeña asociación se ha pronunciado a favor del separatismo.

No es la primera vez que Fomento rechaza la independencia y en numerosas ocasiones ha avisado de que se planta en la reclamación del pacto fiscal o concierto económico, que Mas ha enterrado desde que Mariano Rajoy rechazó la idea en la reunión que ambos mantuvieron en septiembre de 2012. Fuentes de la patronal explicaron que la mayoría de las entidades y empresas que la integran se oponen a la vía de Mas, con la excepción de la asociación empresarial Cecot, que reúne a las pymes de las comarcas del Vallès, en Barcelona. Fomento ya rechazó en septiembre integrarse al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, al que se han adherido 1.500 entidades.

EL MUNDO

Destaca que el pronunciamiento de Rosell y Gay de Montellà ha sido impulsado por Isidro Fainé, presidente de La Caixa.

Tanto el Gobierno como la alta clase empresarial madrileña consideran a Fainé el hombre clave, el jefe del ‘establishment’ catalán decisivo en que por fin Juan Rosell y Joaquin Gay de Montellà hayan dado un portazo sonoro a Mas cuando éste más presionaba en busca de un balón de oxígeno.

Pero aquí acabará todo, escribe Carlos Segovia… y con la contrapartida de que Rajoy dé algo.

Rajoy tampoco debe esperar de ellos mucho más que sus manifestaciones de ayer negándose a colaborar con Mas, pero reclamando que el Gobierno central reconozca que «hay un problema en Cataluña». También Fainé ha dicho ya lo que quería decir.

ABC

El periódico que dirige Bieito Rubido se centra en la separación entre el empresariado catalán y CiU:

la demanda del empresariado catalán es clara: nada de aventuras rupturistas, sí en cambio una apuesta clara por el «pacto fiscal», tal y como recordó de nuevo Gay de Montellà. «Necesitamos una fiscalidad más adecuada», insistió el presidente patronal, al frente de la reivindicación de lo que los empresarios catalanes entienden que es un déficit, por ejemplo, en inversión en infraestructuras. La distancia que separa la reclamación de una nueva financiación para Cataluña del discurso secesionista es la misma que separa ahora a los líderes económicos de una CiU que históricamente se arrogó ser el partido de los empresarios.

Y añade en un despiece:

Cataluña recibirá 2.200 millones para el pago de facturas

LA VANGUARDIA

Interesa saber cómo trata el periódico de CiU y del empresariado catalán la reacción de Rosell y Gay de Montellà:

La respuesta es no. La patronal prefiere no implicarse en el proceso soberanista catalán, como les había pedido el viernes Artur Mas.

Ésta fue la respuesta de ambos empresarios:

«Los empresarios podemos ayudar a que se hable y poco más, nosotros estamos para que las empresas funcionen y contraten, esta es nuestra labor y nuestro objetivo.»

Pero se abre un portillo:

Rosell admite que «existe un problema político en Cataluña que hay que afrontar»

LA RAZÓN

Así da la noticia a sus lectores:

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, y el de Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà, contestaron al presidente de la Generalitat que las empresas están para crear riqueza y empleo y que éste seguirá siendo su camino, al margen del debate político.

Los presidente de las patronales española y catalana, que participaban en una jornada técnica en Barcelona, coincidieron en exigir a Mas «diálogo, diálogo y más diálogo» para resolver la situación «compleja» que vive Cataluña.

Haciendo gala de una gran complicidad, Rosell en castellano y Gay de Montellà en catalán reclamaron a la clase política que no generen incertidumbre y faciliten un escenario de estabilidad.

EL PERIÓDICO

El titular de su portada afea a los patronos que abandonen a Mas

La patronal se desmarca de la petición de ayuda de Mas.

Juan Rosell pide diálogo y señala que «España debe entender que en Cataluña hay un problema».

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído