Puntualiza que la más elocuente [Grupo PRISA] es la de quien más favores necesita

Pedrojota califica de ‘fellatio’ a Rajoy las portadas de ‘El País’, ‘ABC’ y ‘La Razón’

Afirma el exdirector de 'El Mundo' que los tres diarios compiten en adular al poder y que el suyo se mantiene independiente

Pedrojota califica de 'fellatio' a Rajoy las portadas de 'El País', 'ABC' y 'La Razón'

Habrá bastantes y no sólo en las filas del PSOE, UPyD, Izquierda Unida, CiU o ERC, que compartan su tesis, con palabras tan gruesas o más delicadas, pero Pedrojota Ramírez debería ser más cuidadoso.

Sobre todo al hablar de ‘ayudas‘ o ‘favores‘. No se trata a estas alturas de remontarse a los tiempos ya lejanos en que se montó la edición gallega de ‘El Mundo’ con la inestimable colaboración de Jesús Pérez Varela, conselleiro de Cultura del fallecido Manuel Fraga, o de operaciones como las efectuadas por el diario de Pedrojota en Castellón, tierra del inefable Carlos Fabra.

O de echarle en la cara a tan reputado periodista la aventura de Alicante, de la mano de Eduardo Zaplana, quien además de respaldo económico llegó a enviar un ferry cargado de cachorros de NNGG, para arroparle cuando el diputado de ERC Joan Puig y otros facinerosos ecologistas se empeñaban en tirarse a la bomba en su piscina de Mallorca.

Piscina situada por cierto en suelo público y que Pedrojota localizó, así como el espléndido casoplón contiguo, usando el coche oficial del entonces todopoderoso Jaume Matas para recorrer con Agatha Ruiz de la Prada la lujosa Costa de los Pinos e ir ojeando oportunidades inmobiliarias.

Todos tenemos pasado y no se trata aquí de remover cenizas, pero es que hace menos de tres meses, exactamente el 3 de diciembre de 2013, durante las jornadas organizadas por la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) y ante lo más granado del sector de la edición, atacó con fiereza al Gobierno del PP, asegurando que su «insensibilidad» con los rotativos «no tiene parangón».

Si cortarse un pelo, reclamó a Mariano Rajoy ayudas urgentes y regulaciones varias, para salvar a los diarios impresos.

Cuando el consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez, arguyó que el gremio debe funcionar por su cuenta, bajo principios liberales, Pedrojota lo miró como los leones bíblicos observaban al profeta Daniel cuando los persas lo arrojaron al foso.

Un año antes, durante la entrega de los ‘X Premios Internacionales de Periodismo’ de El Mundo, el exdirector de ‘El Mundo’ dejó un mensaje similar para la hemeroteca:

«No soy partidario de las ayudas pero no hay otra salida que implementar un plan integral de reconversión de la prensa».

En otras palabras, que las pérdidas de grupos de prensa como UNEDISA, PRISA o Vocento las paguen los contribuyentes en nombre de la democracia y el pluralismo.

En fecha mucho más reciente y en la carta titulada «Cambia el director, sigue la orquesta», con la que se despidió el pasado 2 de febrero de 2014 de la dirección de ‘El Mundo’ tras 25 años en el cargo, Pedrojota volvía de forma clara a reiterar su lamento por la falta de subvenciones y ayudas oficiales:

«En un momento tan difícil para el sector como éste, el Ejecutivo de Rajoy podía haber tomado medidas que paliaran el impacto del desmoronamiento de una inversión publicitaria que -se dice pronto- ha caído en los periódicos desde los más de 2.000 millones de 2007 a los apenas 700 de 2013».

Con esos antecendentes suena un poco caradura que este 26 de febrero, al rebufo del Debate sobre el estado de la Nación, valore profesionalmente la cobertura que hacen los periódicos nacionales, afirmando desaforado en Twitter cosas como esta:

El que conserva la independencia, en opinión de su exdirector, es ‘El Mundo’ que titula: «Rajoy presume de datos y Rubalcaba le culpa del ‘sufrimiento de la gente'».

Y que en lo que parece una referencia clara a ‘El País’ y una traición del subsconciente, añade Pedrojota:

El periodismo es una forma de vida que adquiere valor en sí misma y todo periodista que se precie está atrapado por el deber de actuar en contra de su propia conveniencia.

La frase no es nuestra, sino del propio Pedrojota y de la misma forma que la aplica implacable a los demás, debería aplicársela a si mismo.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído