LA CLAVE DEL DÍA

Sólo la quinta parte de las denuncias por ‘violencia de género’ acaba en condena

El año pasado se presentaron casi 125.000 denuncias y fueron condenatorias sólo 28.275, menos del 23%

La socialista Carmen Chacón y la popular Aguirre invocan el "machismo" para justificar sus meteduras de pata

El machismo se ha convertido en la excusa de muchas mujeres y algunos hombres para disculpar sus errores y sus fracasos y, también, para medrar.

Carmen Chacón, nombrada ministra de Defensa por estar embarazada, dijo en Miami que España es «un país muy machista» y Esperanza Aguirre ha atribuido su incidente con unos agentes de movilidad del Ayuntamiento al «machismo».

La lucha contra el machismo y las muertes de mujeres ha conducido a la aprobación de una legislación que perjudica a los hombres y concede valor probatorio a la palabra de las mujeres.

Por un informe de ámbito europeo, quedó claro que en España las muertes atribuidas a la violencia de género eran menores que las registradas en Suecia, Finlandia o Dinamarca. Pero la reacción oficial fue insistir en que las suecas denuncian más que las españolas debido al catolicismo de éstas, que le conducía a sufrir en silencio y con resignación.

Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, adscrito al Consejo General del Poder Judicial, ha presentado un informe con los datos de 2013. De 124.894 denuncias presentadas, los juzgados admitieron 47.144 (un 38%) y dictaron condena en 28.275 casos. Es decir, sólo un 22,6% de las denuncias tenían visos de fiabilidad. Sin embargo, la Administración asegura que menos de un 1% de las denuncias son falsas.

ABC

De las mujeres asesinadas, la quinta parte era extranjera, lo que puede hacer pensar que esta violencia es mayor entre los inmigrantes. Este periódico es el único que desglosa la nacionalidad de las víctimas.

De las 54 víctimas mortales, 40 eran españolas y 14 de origen extranjero (tres de Rumanía, dos de Marruecos y una de Vietnam, Moldavia, Paraguay, Polonia, Bolivia, Reino Unido, Bulgaria, Ecuador y Perú).

Por territorios, Andalucía, Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana y Murcia son las Comunidades Autónomas donde se registraron más denuncias por habitante – entre 33,6 y 39,9 por cada 10.000 habitantes-, el doble que las registradas en Castilla y León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Navarra y el País Vasco -entre 16,5 y 19,2-.

Un dato llamativo es el de las renuncias a continuar el proceso una vez que había en marcha una investigación judicial. Un total de 15.300 mujeres renunciaron a seguir con el proceso durante la fase de instrucción.

EL PAÍS

Destaca que, pese a las campañas de promoción de la igualdad, crece el número de menores procesados y condenados por violencia sexista.

Cada vez más adolescentes sufren y ejercen violencia machista. En 2013 aumentó el 5% el número de menores maltratadores que fueron juzgados, según los datos que ayer hizo públicos el Observatorio contra la Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). La portavoz del organismo, Ángeles Carmona, apuntó que el año pasado hubo 151 menores enjuiciados y se impusieron medidas contra 133 de ellos.

El incremento de denuncias judiciales y del reconocimiento entre los adolescentes de comportamientos agresivos o machistas tiene que ver, en parte, con una mayor sensibilización respecto al problema

EL MUNDO

Trata de explicar a qué se debe que haya tan pocas condenas en relación con las denuncias presentadas.

las cuentas del Observatorio arrojan una estadística llamativa: el 40% de las sentencias por violencia machista acaba en absolución. Para explicar ese dato, el argumento de la falsedad de la mujer al denunciar no sirve: el CGPJ cifró las denuncias falsas en un 0,6%. La Fiscalía señaló ese año que de 124.000 denuncias, 24 fueron falsas.

Así que las causas tienen más que ver con la falta de pruebas, la escasa credibilidad que algunos jueces otorgan a las mujeres, el desconocimiento de las claves de una violencia distinta y compleja o las renuncias de las víctimas a continuar el proceso.

LA VANGUARDIA

¿Por qué disminuyó ligeramente el número de denuncias respecto a 2012, en que fueron 128.543? Ángeles Carmona no cree que se deba a que está mejorando el trato a las mujeres por parte de los hombres.

Su preocupación se centra, según indicó, en la constatación de que las mujeres «no confían en las administraciones públicas».

Sobre los menores, Carmona analizó que se están «reproduciendo clichés machistas» entre los más jóvenes que acaban por traducirse en violencia sobre las mujeres con las que se relacionan.

 

 

 

 

ENCUENTRA LOS PRODUCTOS QUE TE INTERESAN

¡¡¡ BÚSQUEDA DE LAS MEJORES OFERTAS ONLINE !!!

Obtener los mejores resultados de tu búsqueda de productos

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído