LA CLAVE DEL DÍA

ABC: «El proceso separatista se ha convertido en una gran estafa»

La Comisión Europea refuta el informe del organismo de Artur Mas

El 'conseller' Homs compara el caso catalán con el de la Alemania comunista

La Comisión Europea ha volcado otro jarro de agua fría sobre Artur Mas y sus acólitos al repetir, «por enésima vez», que en caso de secesión en un Estado miembro, el territorio separado saldría de la UE y sería tratado como «país tercero» en todos los asuntos.

Ésta es la respuesta de los portavoces de la UE al informe del Consejo Asesor para la Transición Nacional, organismo de la Generalitat, presidido por un ex vicepresidente del Tribunal Constitucional español, Carles Viver Pi-Suñer, que asegura lo contrario, que una Cataluña independiente permenecería en la UE, seguiría usando el euro, comerciaría libremente con los países miembros…

Los principales periódicos españoles no sólo dan la noticia, sino que además editorializan sobre ella. La Vanguardia da más espacio a la nueva respuesta de la Generalitat, que exige al Gobierno nacional que haga una consulta escrita, y no publica editorial ninguno.

ABC

El proceso separatista en Cataluña siempre se ha sustentado en unas pocas medias verdades y en muchas grandes ficciones, sobre todo acerca de su historia como entidad política independiente. Pero, tras escuchar al presidente del «Consejo Asesor para la Transición Nacional», el catedrático Carles Viver Pi-Suñer, ese proceso se ha convertido en una gran estafa. Según Viver, la independencia de Cataluña apenas provocará un breve paréntesis en su integración en la Unión Europea.

Carles Viver da por hecho, porque así lo ha decidido el «Consejo Asesor» que preside, que la Cataluña independiente seguirá en la UE desde el principio o, en el peor de los casos, recibirá un trato preferente para un adhesión rápida. La arrogancia de los nacionalistas no tiene límites: se van de donde quieren y entran donde quieren y cuando quieren. Viver, como el resto de asesores en nómina de Mas, no esgrime argumentos jurídicos, solo elucubra a gusto de la Generalitat y renuncia a su condición de experto en Derecho.

EL PAÍS

Entre sus errores de bulto en el uso de comparaciones olvida que el ingreso de los alemanes orientales a la UE estaba ya previsto en la Constitución de la RFA y que la apertura de negociaciones de Bruselas con Kosovo para un acuerdo de asociación no es precedente alguno para uno de integración: también Franco y los militares turcos obtuvieron acuerdos preferenciales. Peor: el informe relativiza con contumacia el requisito de unanimidad de los socios en la secuencia de admisión de nuevos Estados miembros. Y da verosimilitud a alternativas a la UE tan estrafalarias como la de apuntar Cataluña a la EFTA (Acuerdo Europeo de Libre Comercio): como si los sucedáneos fracasados fueran mejores que los originales validados por la historia.

EL MUNDO

Aunque tenía muy pocas ganas de hablar sobre el asunto tras las declaraciones de Ullurzun, Homs tuvo que asumir que la mayor parte de las preguntas tras la reunión del Govern fueran en esa dirección. e insistió siempre en su tesis de que «no existe un manual de instrucciones», y en comparar el proceso catalán de disgregación de la UE con otros de agregación -como el de la Alemania del Este- o de abandono voluntario de la Unión por parte de una región de un Estado, como sucedió con Groenlandia.

LA RAZÓN

Distintas voces, pero siempre en el mismo sentido. La Comisión Europea, guardiana de los Tratados de la Unión, lo tiene muy claro y no ha variado un ápice su apreciación desde hace años. Ayer, lo reiteró de nuevo. Una eventual Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la Unión Europea y sería considerada como un país ajeno. Tras las tesis expresadas por los asesores del Gobierno catalán de Artur Mas a comienzos de semana, negando lo que todos los expertos aseguran, el que volvió a dar voz ayer a Bruselas fue el portavoz del Ejecutivo comunitario Alejandro Ulzurrun.

LA VANGUARDIA

a pesar de que ayer un portavoz la Comisión Europea reiteró por enésima vez que una Cataluña independiente sería considerada automáticamente un país tercero, recuerda que la UE siempre ha dicho que sólo adoptaría una posición oficial y definitiva sobre el asunto cuando un Estado miembro le pidiera un dictamen sobre un caso concreto, «que es lo que hasta ahora nadie ha hecho», en palabras del conseller de Presidència, Francesc Homs. Y por esto invitó al Gobierno español a hacerlo.

«Nos gustaría que el Gobierno español pidiera formalmente a las instituciones europeas cómo se tiene que proceder en el caso de que Cataluña se convirtiera en un Estado independiente», aseguró en la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern, aunque se mostró convencido de que no lo hará para evitar caer en una serie de incongruencias: «Auguro que no lo va a pedir porque sería tanto como admitir que Catalunya puede ser un Estado independiente, porque en la práctica desmontaría su argumentación de negarte por un lado la independencia y amenazarte por otro con quedar fuera de la UE si te independizas, que supone una auténtica contradicción».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído