El director ha suspendido de empleo y sueldo a la hija de Pedrojota por acusarle de implantar la censura

Casimiro García-Abadillo: «En el diario ‘El Mundo’ no hay censura»

Los gritos eran perfectamente audibles desde la redacción, donde la plantilla -tan curiosa como expectante- permaneció en silencio sepulcral

Casimiro García-Abadillo: "En el diario 'El Mundo' no hay censura"

No llegó la sangre al río, pero la frase sobre Corinna y con ella la firma de Ana Romero desaparecieron de esa crónica en la edición impresa siguiente

La noticia bomba de la abdicación del Rey Juan Carlos obligó este lunes, 2 de junio de 2014, a poenrse a toda máquina a los medios de comunicación españoles.

Y en esa vorágine, que incluyó programas de televisión de seis horas, inagotables debates en la radio y suplementos especiales, ‘El Mundo’ sacó a la calle una edición vespertina dedicada al veterano monarca, protagonista también de la edición normal del martes.

Como suele ser habitual en casos similares, el diario de Unidad Editorial tiró para la ocasión de todos sus columnistas, reporteros de altura y especialistas y entre ellos, como no podía ser de otra manera, estaba Ana Romero, la periodista española que logró hace un año la exclusiva de entrevistar a Corinna, la princesa alemana a la que se atribuye un tórrido y largo ‘affaire‘ amoroso con Don Juan Carlos.

Fue precisamente la pieza elaborada por Ana Romero la que -según desveló ese mismo martes ‘Periodista Digital’– la que provocó un enfrentamiento entre el director del rotativo, Casimiro García-Abadillo, y la periodista especializada en Casa del Rey (Casimiro García-Abadillo a Ana Romero tras negarse a eliminar una referencia a la relación Corinna-Rey Juan Carlos: «O la quitas o ahí tienes la puerta»).

Ana Romero había incluido en su crónica sobre la abdicación del Rey una referencia sobre Corinna, que puede leerse en la edición especial del periódico impreso del 2 de junio de 2014:

«Han sido 25 meses y medio muy duros: cinco operaciones quirúrgicas; el escándalo de su yerno, Iñaki Urdangarín, acusado de corrupción; la irrupción pública de la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, introductora internacional de capital y amiga íntima del monarca; más de una caída pública y privada; los rumores acerca del mal estado del matrimonio del Príncipe y su bajón en picado en las encuestas despúes de la debacle de Botsuana. A partir de hoy, termina el drama y comienzan los halagos.
Y la frase que hizo montar en cólera a Casimiro y que le puede costar el despido a Ana Romero es: «la irrupción pública de la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, introductora internacional de capital y amiga íntima del monarca».

Aunque coló en la edición vespertina, al preparar la de la mañana siguiente Casimiro revisó el texto.

El director de ‘El Mundo’, convencido de que el asunto no aporta nada nuevo y puede ser perjudicial para la imagen de ‘moderación‘ que pretende dar tras sustituir a a Pedrojota, hace llamar a Ana Romero a su despacho. Le exige, al principio en tono contenido, que retire la referencia.

Ana Romero se niega rotundamente y argumenta que Pedrojota jamás osó obligar a un periodista a quitar nada. Al ver la mirada sardónica con que escucha su afirmación Casimiro, Ana Romero puntualiza: «Sólo sugería» (No sólo Casimiro: la lista de periodistas ‘censurados’ por Pedrojota es muy larga).

Casimiro se calienta. Aunque están los dos solos en su despacho, los gritos son perfectamente audibles desde la redacción, donde la plantilla -tan curiosa como expectante- permanece en silencio sepulcral:

«¡O quitas lo de Corinna o ahí tienes la puerta!».

No llegó la sangre al río, pero la frase y con ella la firma de Ana Romero desaparecieron de esa crónica en la edición impresa siguiente.

Ese mismo martes por la noche, cuando ya se hablaba de ‘censura‘ y la exclusiva de ‘Periodista Digital’ (Casimiro, Ana Romero, Corinna y la bronca) era replicada por decenas de medios, los redactores de la sección de Nacional publicaron un comunicado en que aseguran que lo publicado por el diario dirigido por Alfonso Rojo es «una información inveraz y sin contrastar» y afirman: «Nunca nuestras informaciones, crónicas, reportajes o entrevistas han sido objeto de censura por parte de los responsables editoriales».

Suscribían este texto periodistas muy conocidos del diario como Fernando Lázaro, Lucía Méndez o Ángeles Escrivá. No firmaba, como es lógico, Ana Romero.

El propio García-Abadillo publicaba esa noche un tuit que decía: «El director de El Mundo NUNCA ha censurado una información».

Y justo en ese momento, desde Nueva York, donde llevan una vida dorada como corresponsales conjuntos, María Ramírez -la hija mayor de Pedrojota- y Eduardo Suárez, su marido, subían a Twitter sendas y graves acusaciones, que dejaban a García-Abadillo a los pies de los caballos (Casimiro suspende de empleo y sueldo a la hija de Pedrojota por acusarle de implantar la censura).

Da la impresión de que hay cisma en la redacción de ‘El Mundo’ y para atajarlo y limitar daños, Casimiro le ha echado valor y ha mantenido en vivo y en directo un ‘chat‘ con los lectores, cuyos aspectos más sustanciosos reproducimos, por el indudable interés que el asunto tiene para todos.

¿Qué ha pasado con Ana Romero? (FGdelMoral, @FGdelMoral , Twitter)

Tuvimos una discusión en mi despacho el pasado lunes. Ella quería llevar a portada una historia sobre la abdicación de la que yo tenía dudas y que no tenía nada que ver con Corinna, como se ha dicho. Le pedí que la escribiera para ver si la llevábamos a portada, y se negó. Le dije que se marchara del despacho. Ella se fue del periódico y todavía no ha vuelto. Al día siguiente me encontré en una web [[Periodista Digital «O la quitas o ahí tienes la puerta»] con un relato que no tenía nada que ver con la realidad. Por la tarde expliqué a la sección de España lo que había ocurrido y ellos decidieron hacer un escrito negando las afirmaciones que aparecían en esa web, que me acusaba de censura.

¿Hay censura en su periódico? (Raul, @ralclga ,Twitter) ¿Qué tiene que decir de la suspensión de sueldo de los corresponsales por decir que la había? (Jorge López, @JorgeLopezVital en Twitter)

En EL MUNDO no hay censura. Creo que este periódico es posiblemente el que da más libertad a sus periodistas. Eso lo reconoce la redacción. Es una acusación que hace daño porque afecta a la esencia de nuestra profesión. La sanción a María Ramírez y Eduardo Suárez se produce porque ellos dan crédito a la versión de la citada web [Periodista Digital «O la quitas o ahí tienes la puerta»] y no se preocupan de confirmarla ni conmigo, ni con ningún miembro de la dirección del periódico. Al asumir que se censura no sólo faltan a la verdad, sino que agrandan el mal ya provocado por Ana Romero. En todo el proceso, a mí lo que me ha preocupado más ha sido preservar la credibilidad del periódico. 

¿Piensa seguir la línea de investigación contra el gobierno que llevaba Pedro J.? ¿O se arrodillará ante el Gobierno? (Pablo Alonso, Luz del Alba, Facebook)

Parece como si yo hubiese sido ajeno al periodismo de investigación, cuando he sido uno de los periodistas que más ha aportado en ese campo. Vamos a seguir esa línea y, desde luego, no me voy a poner de rodillas delante de este o de cualquier otro gobierno.

¿Qué opina de la crebilidad del periodismo actual? ¿No piensa que ahora son las redes sociales las que tienen influencia? ( Marcelo Barbosa Viojo, Google +)

Las redes sociales tienen influencia, pero la agenda política la marcan los periódicos. Creo que el periodismo sigue teniendo un alto grado de credibilidad.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído