LA CLAVE DEL DÍA

Los medios de la derecha ven con alivio indisimulado el triunfo de Pedro Sánchez al frente del PSOE

Para ABC, el nuevo secretario general del PSOE encarna una "izquierda nacional"

La Razón reclama ya a Pedro Sánchez pactos con Rajoy

Alivio indisimulado en El Mundo, ABC y La Razón con la elección de Pedro Sánchez como nuevo secretario general del PSOE. Para los tres periódicos que leen los votantes del PP, Sánchez representa un modelo de partido moderado y constitucionalista.

La Razón, en su optimismo, ya recomienda a Sánchez que se prepare para ponerse a negociar con Mariano Rajoy.

ABC considera la propia moderación de Sánchez un riesgo para el PP, ya que pierde la baza de la deriva izquierdista del PSOE para ampliar o siquiera reforzar su electorado.

El Mundo recuerda que Sánchez muestra vacilaciones en asuntos capitales como la consulta ilegal catalana o el debate entre Monarquía y República.

El País de Juan Luis Cebrián y su escudero Antonio Caño no considera suficientemente importante la victoria de Pedro Sánchez como para dedicarle en la edición del 14 de julio de 2014 un editorial. Quizás lo haga mañana.

ABC

En cuanto a la victoria de Pedro Sánchez, representa una contención de las bases socialistas a un exceso de radicalización izquierdista para competir con la reciente irrupción de la demagogia y con los movimientos extremistas que han ocupado, a veces violentamente, las calles de las ciudades españolas. Sánchez encarna una rectificación del zapaterismo hacia posiciones de izquierda nacional, más constitucionalista y constructiva que la alternativa de Eduardo Madina, cuya propuesta estaba claramente orientada a desplazar al PSOE al terreno de un frente de izquierda extrema y filonacionalista. Por tanto, estas primarias no sólo elegían secretario general, sino también el modelo de PSOE para los próximos años.

Por el momento, el PSOE ha comenzado con buen pie su proceso de renovación, optando por el candidato más transversal y menos extremista, lo que, a su vez, debe alertar al Partido Popular frente a cualquier exceso de confianza sobre la duración de la crisis socialista.

EL MUNDO

Sin embargo, el madrileño ha sido poco claro ante cuestiones decisivas: no quiso pronunciarse sobre la posibilidad de convocar un referéndum sobre la monarquía -aunque es seguro que no coqueteará con esa posibilidad-, avaló en un primer momento la consulta soberanista en Cataluña y luego se echó atrás, y empezó hablando de las «naciones» de España y acabó refiriéndose a las «nacionalidades», en coherencia con lo que establece la Constitución.

LA RAZÓN

Como primeras providencias, deberá Sánchez decidir si convocará o no otras primarias en noviembre para elegir al candidato de las próximas generales. Y establecer cauces de diálogo constructivo con el Gobierno de Rajoy pensando en el interés de todos los españoles.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído