LA CLAVE DEL DÍA

La Vanguardia califica de «inmovilista y excluyente» la unidad de España

Al periódico de Godó le disgusta el contenido del manifiesto 'Libres e Iguales', mientras apoya otro a favor de la reforma federal

La Vanguardia califica de "inmovilista y excluyente" la unidad de España
Rahola y Carol

La Vanguardia quiere cambiar la Constitución a favor del catalanismo

El periódico propiedad de la familia Godó ha dado grandes bandazos en su centenaria historia. Su línea editorial ha apoyado a reyes, presidentes de república y caudillos, tambien el centralismo y la autonomía. Las ideas cambian, pero el negocio se mantiene.

El padre del actual conde de Godó apellidó a La Vanguardia como Española, gentilicio que años más tarde se cayó de la cabecera. Hoy, 17 de julio de 2014, el periódico catalán dedica un editorial a los dos manifiestos presentados esta semana sobre el proyecto nacionalista: uno en contra de negociar con quienes desean romper la Constitución y otro a favor de federalizar el Estado.

La Vanguardia califica de » planteamientos inmovilistas y excluyentes» los enunciados en el manifiesto Libres e iguales, que propone el «el mantenimiento a rajatabla (sic) de la unidad del Estado español», mientras acepta las líneas principales del otro.

No deja de ser curioso que de los dos editoriales que suele publicar el diario, este sea el colocado en la parte inferior, como si la dirección hubiese tratado de que pasase desapercibido frente al más destacado, dedicado al creciente déficit comercial.

El martes un grupo de intelectuales y escritores hacía pública su proclama ‘Libres e iguales’ contra el nacionalismo catalán y por el mantenimiento a rajatabla de la unidad del Estado español. Ayer, miércoles, otro grupo de intelectuales presentaba la declaración ‘Una España federal en una Europa federal’, en la que se aboga por una reforma constitucional para afrontar los problemas de déficit democrático y la insuficiencia del actual modelo autonómico español. Son dos miradas distintas muy centradas en la situación en Cataluña.

Sin embargo, estas dos declaraciones no pueden ser valoradas con idénticos criterios. La apadrinada, entre otros, por Vargas Llosa, Suárez Illana o Boadella, rechaza la mayor al negar el pan y la sal a toda aspiración nacionalista catalana, incluido por supuesto el derecho a decidir. La otra, la federalista que suscriben Sartorius, Zarzalejos o Ángel Gabilondo, entre otros, intenta aportar una alternativa en forma de propuesta de reforma federal que podría prever alguna solución a la relación Cataluña-España.

Como partidarios del pacto y del diálogo en toda circunstancia, creemos que siempre es mejor huir de planteamientos inmovilistas y excluyentes, y buscar salidas consensuadas basadas en propuestas legales y democráticas, aunque a muchos les puedan seguir pareciendo insuficientes. Tiene más futuro apostar por quien sugiere alternativas que por quien rechaza toda negociación y afirma, textualmente, que «el desafío secesionista no ha recibido la respuesta que merece».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído