LA CLAVE DEL DÍA

ABC reprocha al PSOE que abandone al Gobierno y se una a los nacionalistas

El periódico conservador recuerda a los socialistas que en 1978 votaron a favor del artículo 155 de la Constitución

Aduce el ejemplo de Tony Blair, que suspendió dos veces la autonomía norirlandesa

Desde que Artur mas comenzó su desafío separatista, los socialistas han vacilado sobre la actitud a tomar. Por un lado, no pueden apoyar la indepedencia de Cataluña, porque perderían las posibilidades de volver a ganar las elecciones generales y en cima serían en el nuevo país un grupo minoritario. Pero por otro lado les parece que ponerse de parte de la unidad nacional y del Gobierno es de fachas.

Los socialistas pretenden quedar entre los unos y los otros, entre los separatistas y los separadores. Sus propuestas son el diálogo y el federalismo.

ABC les reprocha que en la polémica provocada por las últimas declaraciones del ministor García Margallo sobre la posible suspensión de la autonomía catalana, hayan formado coro con los nacionalistas (tanto catalanes como vascos).

El editorial les recuerda que con ese comportamiento desleal lo que hacen es legitimar a los nacionalistas.

El PSOE  volvió ayer a formar coro con los nacionalistas para criticar al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, no tanto por lo que dijo, sino por lo que dejó entrever al declarar que el Estado debe actuar con toda la ley para impedir la consulta soberanista del 9-N. Al preguntarle si incluía el mecanismo excepcional del artículo 155 de la Constitución, Margallo contestó que «incluido todo lo que hay que incluir». A partir de ahí, los socialistas y los nacionalistas dieron por hecho que se refería a la suspensión de la autonomía catalana y se desataron contra el ministro de Asuntos Exteriores, calificando sus palabras de «provocación gratuita» o «barbaridad».

Mientras el PSOE tenga estas reacciones, es evidente que el nacionalismo tiene mucho ganado. Los socialistas no deberían escandalizarse ante el ejercicio de un recurso legal previsto en la Constitución para actos desleales de las comunidades autónomas hacia el interés general.

Los socialistas votaron a favor de la Constitución, así que harían bien en explicar para qué supuestos reservan el artículo 155, porque cuando toda una Administración autonómica se pone al servicio de la ruptura de la unidad de España parece adecuado y proporcional un mensaje de firmeza.

tanto hablar con entusiasmo del caso escocés y de la consulta pactada con el Gobierno de Londres, y quienes lo hacen se olvidan de las dos veces que Tony Blair suspendió la autonomía irlandesa.

Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído