LA CLAVE DEL DÍA

El Mundo culpa a Echenique de pastelear con los sindicatos para asegurarse la paz en RTVE

El periódico destaca el blindaje de la plantilla de 6.400 personas, más del doble de las de Telecinco y Antena 3 sumadas

El Mundo culpa a Echenique de pastelear con los sindicatos para asegurarse la paz en RTVE
Leopoldo González-Echenique.

En esta semana, en el Gobierno del PP se han producido dos dimisiones. La primera, la del ministro de Justicia; y la segunda, la de director general de RTVE.

Este cargo cada vez tiene menos influencia en la sociedad española, debido a la importancia creciente de los canales de televisión privados y a las nuevas tecnologías; por ejemplo, la audiencia de la Primera ronda el 10%, el peor dato de su historia. Pero RTVE, que no emite publicidad a causa de una discutida medida ordenada por Rodríguez Zapatero, se financia exclusivamente mediante los impuestos de los españoles y dispone de un enorme presupuesto de cientos de millones de euros que todos los Gobiernos tratan de reducir. 

En su editorial, El Mundo señala a varios responsables de este fracaso: el Gobierno del PP, el director general y su equipo y los sindicatos. En cambio, El País propone como gran medida que el Gobierno pacte un director general con el PSOE: «un nuevo presidente del ente que cuente con el apoyo del principal partido de la oposición y el máximo consenso parlamentario posible».

La televisión pública española no pudo conectar a tiempo el martes por la tarde con la rueda de prensa en la que un ministro estaba anunciando su dimisión. Cuando lo hizo, todo el país sabía ya que Alberto Ruiz-Gallardón acababa de abandonar la política. Es una anécdota, pero muy significativa de la dejadez de directivos y trabajadores, fruto del descontrol que existe en la gestión de RTVE.

La corporación está en el peor momento de su historia, con un presupuesto inasumible, en los niveles más bajos de audiencia -La 1 se sitúa por debajo del 10% de cuota de pantalla y marcó un mínimo histórico en julio con un 8,9%- y con unos informativos también superados en espectadores por la competencia y desprestigiados desde la oposición e incluso desde el propio partido del Gobierno.

Echenique ha fracasado en su gestión económica. Cuando RTVE necesitaba imperiosamente una reducción de gastos pactó con los sindicatos un blindaje por dos años de una plantilla de 6.400 personas, claramente sobredimensionada, que más que duplica las de Telecinco y Antena 3 juntas.

Pero prefirió, a costa incluso de enemistarse con el Ministerio de Hacienda, la paz social a abordar una reducción de personal que era imprescindible tras la supresión de los ingresos por publicidad. Otro episodio que ilustra el enorme poder sindical en esa empresa ha sido la reciente rescisión del contrato a un economista colaborador de ‘La Mañana de la 1’ tras la presión de los sindicatos sólo porque es de tendencia liberal.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído